Cómo leer más rápido entendiendo lo que lees

Enmetro

El otoño es la época del regreso a la rutina, a las clases si todavía somos estudiantes, a leer ya no tanto por placer, sino por obligación. Y ahí, a veces nos gustaría ser como el robot de 'Cortocircuito' y leernos tres libros en cinco minutos, pero nuestro cerebro no funciona así. Aunque sí se le puede adiestrar para que lea más rápido y para que entienda lo que lee, que es el gran quid de la cuestión. Porque leer muy rápido y no enterarse de nada, al final, es como si no supiéramos leer.

Se considera que la velocidad de lectura media está entre unas 200 y 300 palabras por minuto, pero para cada persona puede ser diferente. No sólo dependerá de lo acostumbrados que estemos a leer, de si lo hacemos en nuestra lengua materna o en otra, de si el vocabulario utilizado nos es familiar o desconocido, de si a nuestro alrededor hay factores externos que nos distraigan… También dependerá de lo entrenados que estén nuestros ojos a leer.

El ojo es más lento que el cerebro

"Lo ideal sería poder leer tan deprisa como surge el pensamiento. Este es siempre mucho más veloz que el proceso de la percepción visual". Así lo apunta Juan Guerrero, responsable en España de Progrentis, un método para mejorar la comprensión lectura que incluye técnicas para que los estudiantes, sobre todo, aprendan a leer más rápido. Los ojos son mucho más lentos leyendo de lo que lo es el cerebro procesando esa información, por lo que acaba "distrayéndose".

5698746966_0cc77c695f_o.jpg

Cuando leemos, nuestros ojos no siguen el texto de una manera continuada, sino que lo hacen a saltos (denominados "saltos de ojo") y haciendo pausas (llamadas "descansos de ojo"). También se detienen en puntos de fijación en los que leen bloques de significado, que pueden ser una palabra, un grupo de palabras o una frase entera. Cuantos más puntos de fijación se hagan, más lenta será la lectura, más interrupciones habrá en el flujo de información hacia el cerebro y la comprensión del texto será peor.

El "truco", por tanto, es entrenar a los ojos para que realicen movimientos más fluidos al leer, para que no se detengan tanto en los puntos de fijación. Guerrero explica sobre esa velocidad lenta de lectura que:

"Normalmente el lector lento, el que lee a razón de 150 a 200 palabras por minuto, aproximadamente, o bien lee de viva voz los vocablos, o bien lo va haciendo mentalmente durante el curso de su lectura, tiene un mal hábito de lectura que dificulta en extremo las cosas: por una parte, disminuye la velocidad lectora, con la consecuente pérdida de tiempo, y por otra, asegura una mala comprensión del pensamiento que se expresa en el texto, ya que la lectura lenta, "palabra por palabra", rompe el pensamiento en pequeños trozos, lo cual hace imposible, o en extremo difícil, captarlo globalmente en su fluido devenir".

Una mayor velocidad de lectura se asocia a una mejor comprensión lectora, y en la búsqueda de esa mayor rapidez leyendo, el objetivo es entender frases enteras, no quedarse atascado en palabras sueltas. Pero antes de ponernos a dar consejos sobre cómo podemos leer con más celeridad, tendremos que averiguar si somos lectores lentos o rápidos.

¿Qué tipo de lector eres?

¿Eres un ratón de biblioteca como Rory Gilmore y te llevas dos libros diferentes para leer en el metro? Para saber si puedes ser el Usain Bolt de los lectores hay trucos que pueden orientarte sobre tu velocidad de lectura. Lo que se suele hacer es tomar un texto de referencia, por ejemplo, del eclipse de superluna de hace unas semanas:

Un eclipse total de superluna se compone de dos fenómenos. Por un lado, que haya luna llena en el perigeo, es decir, el punto más cercano del satélite natural a la Tierra. La órbita de la Luna no es redonda del todo y cuando llega a esa posición cercana, se ve un 14% más grande de lo normal. Esto es lo que se conoce como superluna.

Por otro lado, tenemos un eclipse lunar o lo que es lo mismo: cuando la Tierra se sitúa entre medias de el Sol y la Luna de modo que nuestro planeta bloquea la luz que llega al satélite. En los eclipses solares ocurre al revés: es la Luna quien se pone entre medias y nos crea esas bonitas imágenes donde vemos cómo se interpone por unos momentos delante del astro rey.

Durante un eclipse lunar el satélite atraviesa la sombra de la Tierra. Ésta se compone de dos zonas: la umbra y la penumbra. En la penumbra se podrá apreciar como la Luna entra y sale de la oscuridad absoluta que es la umbra ya que en esta última la luz no llega. Por eso, cuando el satélite se empiece a esconder en el eclipse lunar dará la sensación de que se difumina y poco a poco irá desapareciendo.

Según vaya aproximándose la Luna a la umbra, desde la Tierra veremos que cuando vuelva a aparecer lo hará con un tono ocre y rojo muy intenso. Esto se conoce como luna de sangre, un fenómeno poco común que en su día estaba relacionado con supersticiones y leyendas en todo el mundo. A día de hoy la ciencia ya ha explicado con precisión porqué ocurre.

Contamos las palabras de ese texto, que en este caso son 280, y cronometramos lo que tardamos en leerlas. Luego dividimos el número de palabras por los segundos que nos ha llevado leerlas, y multiplicamos el resultado por 60. Así obtendremos el número de palabras por minuto que leemos, que si están entre 100 y 200, son una velocidad lenta, entre 200 y 300, la media, y por encima de 400, una velocidad rápida.

Cómo leer más rápido

Lectora

Ya sabemos si somos el Correcaminos leyendo, o si queremos mejorar nuestra velocidad de lectura, así que, ahora, sí podemos buscar técnicas o consejos que nos ayuden a conseguirlo. Juan Guerrero apunta que "el buen lector, que no vocaliza y es capaz de captar tres o más palabras con un sólo golpe de vista, podrá captar el significado de las palabras apoyándose en el contexto; así, el lector rápido podrá leer con gran rapidez sin que peligre la perfecta interpretación de las palabras y la comprensión del texto", y es una capacidad que se puede aprender y entrenar.

Lo primero que se suele hacer es intentar eliminar los "vicios" o malos hábitos que podemos haber desarrollado al leer, y que nos ralentizan. Debemos descubrir qué cosas nos impiden una lectura rápida y eficiente. "Nuestros malos hábitos de lectura (vocalización, subvocalización, fijaciones excesivas, retrocesos, etc.) deben ser descubiertos y erradicados", señala Guerrero, que explica después que el método visual de Progrentis "es un programa especializado de entrenamiento ocular y cerebral que puede quintuplicar la velocidad y comprensión lectora", y que consta de tres niveles: Mentor 1, que mejora la decodificación del texto trabajando las fijaciones oculares; Mentor 2, que mejora la comprensión lectora a través de operaciones lectoras, y Mentor 3, que mejora la retención a través de mnemotecnias.

Con la lectura rápida se busca que el lector tenga una comprensión global del texto, y que no se quede atascado en palabras sueltas

Por supuesto, también hay apps y herramientas que ayudan a aumentar nuestra velocidad de lectura, como Spritz, y que probamos en Xataka hace algunos meses, pero vamos a quedarnos con esas técnicas "analógicas", como si dijéramos, que podemos poner en práctica todos los días. Por ejemplo, se recomienda no pronunciar las palabras en voz baja mientras las leemos y evitar la re-lectura de pasajes que acabemos de leer. También hay que intentar desarrollar un espectro de amplio visión en la lectura, es decir, leer varias palabras agrupadas, y hasta utilizar una guía para obligar a nuestros ojos a seguirla, e impedir que salten hacia atrás y vayan haciendo pausas.

Felipe Bernal, creador del método '21 errores de lectura que nunca debes cometer para leer rápido con buena comprensión y cómo solucionarlos', apunta una técnica para leer más rápido basada en un menor número de fijaciones: "lo conveniente es tratar de disminuir el numero de fijaciones con las cuales leemos. Un lector normal realiza tantas fijaciones como espacios en blanco hay entre las palabras (…). Un lector rápido divide mentalmente cada línea en las fijaciones que le resulte cómodo".

El truco está, en parte, en no leer palabras. El Centro de Profesores y Recursos de Mérida tiene una guía para la lectura rápida y eficiente que afirma que:

"Leer palabras es una práctica inútil y un serio estorbo para la verdadera lectura. No hay que leer jamás palabras, y mucho menos ir avanzando en nuestra lectura palabra por palabra, morosamente. En realidad nuestra visión está capacitada para captar conjuntos de palabras, dos, tres y hasta más con un adecuado entrenamiento y de éstas, únicamente su imagen, de forma global".

Algunos trucos para la lectura rápida

Metro

Es habitual que encontremos ejercicios y trucos de diferente tipo para que vayamos poniendo en práctica una mayor velocidad de lectura, que luego son acompañados por algunas preguntas sobre el texto que hemos leído para determinar si lo hemos comprendido, o si simplemente hemos visto palabras, sin entender su significado. Podemos, por ejemplo, incluir palabras incompletas en una frase, para obligarnos a fijarnos en un grupo de ellas para poder entenderla:

Du an e un ecl pse l n r el sat l te atraviesa la s mbra de la T er a

Otra opción es cubrir con una hoja las palabras, dejando sólo visible la parte superior. Permite que realicemos lo que se denomina "lectura espacial", pues nuestro cerebro es capaz de "rellenar" la información que falta e identificar esas palabras, y los conceptos, viendo sólo la mitad superior.

Lo que se busca es que captemos las ideas del texto, más que las palabras. Podemos obligarnos a leer más rápido, aunque al principio no entendamos por completo el texto, utilizando una tarjeta con un hueco en el centro, que sólo nos deje ver una línea de dicho texto. La vamos bajando con un ritmo determinado, y un poco más alto de nuestra velocidad de lectura habitual, para ir obligándonos a reducir las fijaciones, a obtener una imagen global de la frase en lugar de centrarnos en las palabras individuales.

La lectura rápida y el mundo moderno

Es posible que nos preguntemos para qué es necesario que aprendamos a leer más rápido, sin perder la capacidad de comprensión del texto. El propio Juan Guerrero explica que:

"Vivimos en la Era de la Sociedad del Conocimiento, una sociedad inmersa en tecnología y contenido digital, donde el acceso al conocimiento es universal y la comunicación escrita digital es inmediata y sin fronteras. Todo esto está abriendo una brecha en el aprendizaje, la velocidad a la que debo aprender se está separando exponencialmente de la velocidad a la que puedo aprender".

Internet ha ampliado esa brecha cada vez más, y si un profesional quiere seguir formándose y manteniéndose al día con las novedades de su trabajo, no le queda más remedio que buscar y leer mucha información. Guerrero señala que "la habilidad de la lectura se desarrolla a lo largo de la educación primaria, alcanzado su madurez en esta etapa (10-11 años aproximadamente) ya que, usualmente, la técnica de lectura no se perfecciona más. El adulto aumenta su vocabulario y la comprensión de temas más complejos, pero no así la cantidad de información que puede leer. Ahora bien, la cantidad de información que una persona debe leer, para su desarrollo profesional y personal, sí aumenta a lo largo de toda la vida. Esta brecha entre lo que puedo y debo leer motiva déficit de aprendizaje".

El informe PISA, que evalúa la competencia de los estudiantes en diversos ámbitos a nivel internacional, incluyó por primera vez en 2009 la lectura digital, o lo que es lo mismo, la lectura en internet (que incluye la navegación por sus páginas y el manejo de hipervínculos) y de textos electrónicos. En 2012, el informe determinó que, en general, "el rendimiento de los alumnos en lectura digital está estrechamente relacionado con el rendimiento en lectura impresa", y concluyó que "podría aprovecharse el interés y las habilidades de los alumnos en lectura digital para iniciar un 'círculo virtuoso' a través del cual una lectura más frecuente de textos digitales se tradujera en mejores resultados en lectura, lo que a su vez daría lugar a un mayor disfrute de la lectura y también a mejores resultados en lectura impresa".

Imagen | Mo Riza, Scinern, Pedro Ribeiro Simões, Photocapy

En Xataka | Cómo recordar mejor lo que leemos

También te recomendamos


Cómo se calcula el fondo de maniobra y el cash flow


El sistema que está mejorando la lectura en los colegios públicos estadounidenses


Ésta ha sido mi experiencia utilizando sistemas de lectura rápida


La noticia

Cómo leer más rápido entendiendo lo que lees

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Marina Such

.

Chequea también

650_1200

17 libros que el equipo de Xataka recomienda por el Día del Libro

¿Qué libro leo ahora? Seguro que en más de una ocasión te ha surgido esta pregunta. Si es tu caso y estás a la búsqueda de sugerencias, atento, porque con motivo del Día del Libro le hemos pedido a editores y colaboradores de Xataka que nos recomienden títulos relacionados con la ciencia, ciencia ficción, tecnología y divulgación que creen que pueden gustar a nuestros xatakeros. En total, 17 libros de lo más variado para darte ideas de cara a escoger tu próxima lectura. Allá van: Libros de ficción La Corona del Pastor, de Terry Pratchett Recomendado por Sergio Agudo: Terry Pratchett era, es y seguirá siendo uno de los mejores autores modernos aunque ya no esté entre nosotros. Dicho esto, hace poco terminé de leer el que es su último libro, cerrando para siempre la fantástica serie del Mundodisco y haciéndolo con un broche de oro. Para mí la lectura ha sido a la par gratificante, divertida, difícil y emotiva. Gratificante porque leer a Pratchett es darle un baño caliente al cerebro. Divertida porque su característico sentido del humor sigue estando ahí. Difícil porque es el último libro del Mundodisco, aunque a lo mejor Rihanna Pratchett algún día se aburre de guionizar videojuegos y retoma el testigo de su padre. Y emotiva porque no he podido evitar percatarme de que se trata de una especie de carta de amor de Sir Terry a su hija y su mujer, un "cuando yo ya no esté, os dejo todo esto". Y es una pena que la serie se acabe aquí, los fans seguimos teniendo ganas de más. Comprar en Amazon El síndrome E, de Franck Thilliez Recomendado por Anna Martí: A mí me voló la cabeza varias veces con este libro. Aunque una de las protagonistas sea una detective no es para nada la típica historia de crímenes e inspectores, la trama te engancha a medida que se van encontrando hallazgos y surgiendo personajes. Tiene cierto toque científico y detalla muy bien cada entorno y expresión de los protagonistas, la lectura es ágil y sobre todo adictiva (yo aviso). Es una novela negra e intensa, con personajes curiosos, entrecruzando varias tramas y con unas bobinas que aparecen al principio de la historia y os llevarán más locos a vosotros que a los personajes. Comprar en Amazon Ready Player One, de Ernest Cline Recomendado por César Muela Ready Player One (Ernest Cline, 2011). Año 2044, la Tierra, una crisis mundial y enérgetica ha sido el caldo de cultivo perfecto para que triunfe una empresa con su propuesta de realidad virtual: OASIS. Es tal su éxito que la sociedad gira en torno a OASIS: la escuela, el trabajo, el tiempo libre... Todas las personas viven conectadas a través de su equipo de realidad virtual, en el que, como en un juego de rol, tienen un nivel, clase, rango... Esta rutina cambia cuando muere uno de los creadores de OASIS muere y deja un último mensaje para todos los usuarios de la plataforma: quien encuentre un huevo de pascua, se llevará una inmensa cantidad de dinero. Ahí entra el protagonista del libro, Wade Watts, que emprende un viaje para resolver un puzzle en el que hay guiños a la cultura popular de los años 70, 80 y en adelante (videojuegos, música, series, películas). Engancha ese giro nostálgico que tiene, pero también ese paralelismo a lo que un día puede ser la sociedad con la realidad virtual. Además, Steven Spielberg dirige la adaptación al cine del libro, prevista para estrenarse a finales de marzo de 2018. Comprar en Amazon Siete Evas, de Neal Stephenson Recomendado por Alejandro Nieto: Por imaginación, ciencia ficción y estilo literario diría que Neal Stephenson es uno de mis autores favoritos. Poco hay que no haya leído de él, con la excepción del ciclo barroco porque la temática no me atrae tanto. Y este libro, como no, me ha maravillado. El libro empieza con una expansión espacial de la humanidad forzada por motivos de supervivencia, todo desde una perspectiva muy realista y con tecnología actual, con sus limitaciones técnicas. Es cierto, hace algunas concesiones (es ciencia ficción, sin duda), pero es lo más aproximado que podríamos tener ahora mismo a una expansión espacial en la actualidad. Y para los fanáticos de la ciencia espacial dura y futurista, el libro tiene una segunda parte muy en el futuro. No quiero desvelar mucho más, simplemente que si os interesa la ciencia ficción, la exploración espacial, la genética, la supervivencia en entornos hostiles (estilo The Martian) pero también la política merece mucho la pena. Comprar en Amazon Un mundo feliz, de Aldous Huxley Recomendado por Anna Martí No sé si decir que es un clásico, porque a mí llegó más bien por casualidad, pero es una obra muy conocida y que intentó anticiparse a una sociedad a la carta, planteando esta utopía de felicidad tras haber erradicado los conflictos y las hambrunas. La idea es muy similar a la que se plantea en la película ‘GATTACA’ y también inspiró algunos puntos de ‘The Matrix’, por lo que creo que es un must si nos gusta la ciencia-ficción y estos dilemas que entremezclan el avance científico-tecnológico y temas filosóficos y sociológicos. Además, los nombres de los personajes son en su mayoría referencias a personajes más o menos conocidos (ahí hay un pasatiempo extra). Comprar en Amazon Universe!, de Manel Fontdevila Recomendado por Alejandro Nieto: Los comics también son literatura y últimamente me ha gustado bastante la serie Universe! de Manuel Fontdevila. Estamos acostumbrados a ver al autor hacer tiras políticas y extraña un poco verle hacer ficción y más aún ciencia ficción humorística, un género bastante minoritario. Pero lo hace de forma magistral, con guiones muy buenos y con dibujos espectaculares. Lo mejor de todo es que los hasta ahora 5 comics de la serie (completamente independientes unos de otros) se pueden comprar al precio que queramos en Panel Syndicate (en digital, eso sí). Comprar en Panel Syndicate Hackers de arcoíris 1: Código: Garuda, de Ruy Xoconostle Waye Recomendado por Raúl Álvarez: Cultura japonesa, ciberpunk y tecnología se mezclan en esta extraña novela que se desarrolla en un México futurista al borde del colapso. Aquí nos encontraremos ante un alucinante viaje por personas que son capaces de hackear telépatas, metahumanos, e instituciones gubernamentales que buscan controlar a personajes de una raza fuera de control. Comprar en Amazon Buenos Presagios, de Terry Pratchett y Neil Gaiman Recomendado por Yúbal Fernández: Buenos Presagios es un libro imprescindible para los amantes de la fantasía y el humor, escrito por Terry Pratchett y Neil Gaiman. Cuenta la historia del demonio Crowley y el ángel Azirafel, que viven entre los humanos de finales del siglo XX y se enteran de el Anticristo, un niño llamado Adam Young, ha llegado a la Tierra, y que el día de su undécimo cumpleaños se desatará el Armagedón. Amazon y la BBC ya tienen en marcha una serie sobre la novela que debería llegar en 2018. Comprar en Amazon Divulgación, ciencia y tecnología Imagen del mito, de Joseph Campbell Recomendado por Antonio Ortiz: Un libro fantástico, repaso de la historia de los mitos que se han ido repitiendo en la historia de la humanidad, con un excelente despliegue de referencias, imágenes y conocimiento del mitólogo Joseph Campbell. Un libro al que volver, en el que perderse y en el que siempre asombrarse. Comprar en Amazon Yo no soy mi cerebro, de Markus Gabriel Recomendado por P. Roberto J: En un mundo empeñado en estudiar el cerebro, en cartografiarlo hasta el extremo para intentar saber por qué actuamos como actuamos, el alemán Markus Gabriel se declara en rebeldía. Sí, el cerebro es importante, dice, pero no somos sólo eso. Qué somos se esconde detrás de lo pequeño (del deseo de no comprar pan negro con moho, por ejemplo) o de lo inmenso (detrás del deseo de escapar de las estructuras de la sociedad; o de pertenecer a ellas). Y, mientras traza el camino filosófico del nuevo realismo, a Gabriel se le van colando 'The Walking Dead', 'Fargo', 'The Office', un partido de Champions o todos nuestros errores. Porque podemos equivocarnos, y hasta ser irracionales, gracias a que somos libres; libres, de hecho, de nuestro propio cerebro. Un mindfuck filosófico continuo y estimulante. Comprar en Amazon Tierra. Ciencia, aventuras y sorpresas de un viaje alrededor del mundo, de Xurxo Mariño Recomendado por Javier Jimenez: Dicen que ante un truco de magia solo hay dos tipos de personas: las que tratan de descubrir el truco y las que disfrutan de él. Yo debo ser raro porque, por algún motivo desconocido, si sé cual es el truco disfruto mucho más. Lo mismo pasa con este libro: la vuelta al mundo en 11 meses de el neurocientífico y divulgador Xurxo Mariño. Un viaje visual e intelectual en el que no sólo vemos el mundo con sus maravillas y sus problemas: sino en el que Mariño nos enseña también todo lo que hay detrás de él, la ciencia que se esconde tras cada momento del recorrido. Comprar en Amazon Creatividad S.A., de Ed Catmull Recomendado por Kote Puerto: Ed Catmull es el escritor de este libro, y por si no os suena, también es presidente de la aclamada Pixar. En él nos cuenta como enfrentarnos a los desafíos de liderar una empresa - o grupo de personas - desde su valiosa experiencia, con los ingredientes de la innovación y la flexibilidad como principales motores para competir. Nos encontramos con muchas historias, enseñanzas y anécdotas con protagonistas de sobra conocidos, alrededor de proyectos que fueron grandes éxitos. Para Ed las personas son el elemento más importante: para montar equipos de trabajo hay que rodearse de los mejores. Si una idea es deficiente, estos nos ayudarán a mejorarla, o directamente desecharla. Comprar en Amazon El videojuego a través de David Cage, de Jose Altozano Recomendado por Pedro Santamaría: Una forma distinta de ver los vídeojuegos a través de la visión de David Cage y el autor del libro Dayo, periodista con uno de los canales de vídeojuegos en español más interesantes. Comprar en Amazon Code: The Hidden Language of Computer Hardware and Software, de Charles Petzold Recomendado por María González: Libro muy didáctico y con el que seguro que aprendes alguna que otra curiosidad pese al nivel de conocimientos de informática que tengas. Comienza desde lo más básico y primitivo (códigos binarios, circuitos, morse) y va paso a paso introduciéndote en cómo funcionan los elementos básicos de un ordenador, todo ello de forma amena y muy bien explicada. Una buena forma de iniciarse en la tecnología aplicada a la informática, que se puede quedar algo básica si ya dominas del tema, pero que como introducción y base está muy bien. Comprar en Amazon Guía de un astronauta para vivir en la Tierra, de Chris Hadfield Recomendado por Javier Penalva: ​Seguramente, después de Neil Armstrong, el astronauta más famoso es Chris Hadfield. Y ha escrito un libro. En él, con el trasfondo de la historia personal de cómo un canadiense llegó a ser astronauta de la NASA y salir al espacio, Hadfield da toda una lección sobre lo que esa experiencia de superación puede enseñarnos sobre cómo estar preparado para todo. Comprar en Amazon Los nativos digitales no existen, de Susana Lluna Beltrán y Javier Pedreira García Recomendado por Javier Penalva: Wicho, célebre autor de Microsiervos, y Susana Lluna, coordinan a lo mejor del momento en el ámbito de la educación digital, la adolescencia o el impacto del mundo digital en diferentes ámbitos de la vida. Desde Dans (padre e hija) hasta Juan García (blogoff) o Genís Roca (espectacular su capítulo sobre la Sociedad Digital) reflexionan y dan consejos sobre la compleja relación de los mal considerados nativos digitales, sus padres y la educación. Comprar en Amazon Sapiens, de Yuval Noah Harari Recomendado por Alejandro Nieto: Una extensa historia de la humanidad, desde la llegada de los Homo hasta la actualidad. Este libro contesta a muchas preguntas que puede tener cualquier persona curiosa, como por ejemplo por qué solo sobrevivió el Homo Sapiens de entre las especies de Homo, la catástrofe que fue (para el nivel de vida) la revolución agrícola pero su gran impacto en la cantidad de humanos en el planeta, la influencia de las religiones monoteistas en la evolución histórica y, como no, la revolución científico-tecnológica que tenemos desde hace 500 años y que ha explotado con mucha fuerza en los últimos 200. Es un libro muy recomendable ya que aborda la historia de la humanidad en su conjunto, sin centrarse en datos y fechas muy concretos sino en hechos muy impactantes para el ser humano. Todo el mundo con un mínimo de curiosidad debería leerlo. Comprar en Amazon ¿Buscas más recomendaciones? Echa un vistazo a las que publicamos el año pasado. Imagen de portada | Tim Geers También te recomendamos 'Dune', el emblemático clásico de ciencia ficción, regresará gracias a Legendary Pictures Novatos de la ciencia ficción, este es el autor que recomendamos leer: Tim Powers La siguiente maravilla del mundo podría ser construida por un robot: estos son sus límites - La noticia 17 libros que el equipo de Xataka recomienda por el Día del Libro fue publicada originalmente en Xataka por María González .