Dónde ver y fotografiar la floración del almendro

4461414343 C2e5691ef3 O

Hoy llega la primavera de manera oficial. Momento ideal pues para sacar la cámara de paseo y plasmar el espectáculo de la floración que ya lleva unos días en pleno apogeo. La variedad que se lleva casi toda la atención en esta época es el almendro, con su flor blanca/rosada que, en grandes extensiones, nos deja un manto difícil de resistirse a fotografiar. Pero no es la única explosión de color que tiene lugar estos días. Frutales como los ciruelos o melocotoneros, o la flor blanca de los cerezos convierte las últimas semanas de marzo y primeras de abril en un momento esperado por muchos fotógrafos.

Hacer fotos a las flores es todo un ejercicio que, bien ejecutado, nos puede dar unos resultados espectaculares. Sobre dónde acudir a fotografiar la floración, consejos, trucos y equipo necesario vamos a hablaros hoy. Empecemos.

De un almendro en flor solo queda el recuerdo (y tus fotos)

Llegado a España hace unos 2.000 años, no hay árbol que refleje mejor el final del invierno que el almendro. Originario de regiones montañosas de Asia central, este frutal tiene por nombre botánico Prunus amygdalus y pertenece a la familia de las Rosáceas.

De los frutales, el almendro suele ser el primero en florecer, y ese momento es un indicador de que el invierno está próximo a su fin. Su floración se produce antes que la de otros frutales debido a que necesita menos horas de frío (habitualmente por debajo de los 7 grados centígrados).

En cuanto a sus flores, tienen cinco sépalos y cinco pétalos, y aunque se asocia normalmente con el color blanco, la tonalidad puede variar entre blanco y rosado. Pero el color da igual cuando se sale al campo a disfrutar de los primeros rayos de sol que ya calientan.

    Volverás a mi huerto y a mi higuera:
    por los altos andamios de las flores
    pajareará tu alma colmenera
    de angelicales ceras y labores.

    Volverás al arrullo de las rejas
    de los enamorados labradores.

    Alegrarás la sombra de mis cejas,
    y tu sangre se irán a cada lado
    disputando tu novia y las abejas.

    Tu corazón, ya terciopelo ajado,
    llama a un campo de almendras espumosas
    mi avariciosa voz de enamorado.

    A las aladas almas de las rosas
    del almendro de nata te requiero,
    que tenemos que hablar de muchas cosas,
    compañero del alma, compañero

    (Miguel Hernández)

Esta elegía la escribió en 1936 Miguel Hernandez cuando su amigo Ramón Sijé murió repentinamente a los 22 años, lamentándose en ella Hernández de no haber podido reconciliarse con él tras pasar unos malos momentos. Para mi, el serventesio final recoge las flores del almendro florecido como idea de la fugacidad de este momento de la floración y de cómo él sintió lo mismo al no poder hablar de todo lo pendiente con Sijé.

Esta situación de provisionalidad, de un momento solo, alrededor de la floración del almendro y otros frutales, lo que le da una dimensión romántica al hecho de salir a fotografiar lo que ya no se repetirá de la misma manera nunca más.

13291586934 Ac4563163a H

La floración en marzo, dónde acudir para hacer fotografías

Aunque cualquier parque de nuestra ciudad seguro que tiene rincones para practicar la fotografía de flores, hay citas y lugares concretos en los que confluyen una serie de condicionantes para que sean los más idóneos.

Si hablamos de almendros en flor, no hay que irse muy lejos de Madrid. Al final de la calle de Alcalá está el Parque Quinta de los Molinos, donde 1.500 almendros en flor viven estos días su máxima intensidad. Date prisa porque, como en otros lugares, el apogeo fotográfico no dura más que días.

6990112293 339a317965 B Foto de Pérez Pacheco

Otro frutal que vive con la llegada de la primavera un verdadero acontecimiento es el cerezo. Y la zona más conocida y relevante por numero y concentración en poco espacio es el Valle del Jerte. Allí, a partir de la próxima semana y hasta la primera de abril se irá produciendo la floración de más de un millón y medio de cerezos, lo que teñirá de blanco todo el valle.

11697891024 61d9e9367b O Foto de Angelvi

Si lo que queremos buscar, además de fotos de flores de cerca, son paisajes diferentes, en Murcia, concretamente en Cieza, entre la segunda y tercera semana de marzo suele tener lugar la llamada Floración de Cieza, caracterizada por la variedad de tonos y colores de los campos de frutales de diferentes variedades, principalmente ciruelos y melocotoneros.

Floracion 32

Y si queremos que la experiencia sea internacional, anota para el futuro lugares como Holanda con los tulipanes, California con sus amapolas o el espectáculo de Japón con los cerezos, una de las principales razones para viajar a este país en abril.

Para hacer fotos de flores hay que madrugar

Y no es porque se las lleven, se acaben o se escondan. Pero conseguir una buena sesión de fotos de flores requiere madrugar. Si no es posible, habrá que evitar las horas centrales del día por las duras sombras y contraste que nos dificultarán sacar lo máximo de la sesión, y esperar al atardecer.

Pero la primera hora del día va a ser casi siempre la más adecuada para fotografía de la floración. La luz es menos agresiva y nos creará unas sombras más naturales que no destacarán sobre la foto.

2079985244 F5c0476474 O Imagen de Vicky's

Además, madrugar tiene el regalo extra de que, por estas fechas, será fácil encontrar rocío sobre las flores que le darán un toque único a las fotos. También habrá menos viento, un factor que nos puede arruinar una salida si es demasiado fuerte. Por mucha técnica, equipo o predisposición que llevemos, el viento fuerte hace imposible hacer fotos de flores (al menos en directo)

La nitidez lo es todo

Cuando se trata de fotografiar una flor, lo que buscamos en primer lugar es la nitidez. Por ello es importante el uso del trípode y el disparo remoto. Podemos escoger entre los diferentes modelos, incluso inalámbricos, del mercado, o, si no queremos realizar ningún gasto más, nos bastará con el temporizador. Con esto evitamos que el momento del disparo provoque un temblor que varíe el plano de enfoque ya conseguido y perdamos nitidez justo donde la estábamos buscando.

La fotografía de flores es una ocasión perfecta para aprovechar los controles manuales. Usa el modo M y, fijando la sensibilidad en el valor ISO más bajo que puedas (así evitaremos el ruido que estropee la nitidez que queremos para la foto) y la apertura que necesites, haciendo caso al exposímetro ajusta la velocidad de obturación. Aquí de nuevo agradeceremos el trípode en caso de que el valor que nos marque el exposímetro como adecuado no sea compatible con el disparo a pulso.

8738954826 A59e6d29a2 H Foto de LorenzoClick

También es importante que el disparo, si tu cámara lo permite, lo hagas en RAW. Así podremos corregir posibles defectos en el proceso de revelado posterior en el ordenador.

Si nos lo podemos permitir o ya lo tenemos en nuestro equipo, es conveniente recurrir a un objetivo de tipo macro o en su defecto, a lentes de aproximación. Si además de la flor queremos obtener una instantánea que incluya más elementos del árbol, un objetivo angular será el idóneo, permitiéndonos acercarnos y captar los detalles de la flor al mismo tiempo que en la escena entran otros elementos.

Si no es una foto macro lo que queremos, buscaremos usar una f entre 8 y 11 y calcular la hiperfocal para conseguir la máxima profundidad de campo. En paisajes, la panorámica puede dar mucho juego si hay grandes extensiones de árboles en floración.

Floracion 30

Para tratar de conseguir grandes resultados no dejes de probar diferentes encuadres y ángulos porque, lo que puede parecer una foto cualquiera, con paciencia y nuestra inquietud puede convertirse en la mejor foto de la salida al campo. También probar con el trípode a diferentes alturas te sorprenderá. Por último ten en cuenta que pocos tipo de fotografía como la de paisajes y flores es tan adecuada para aplicar la regla de los tercios.

Floracion 11

Profundidad de campo y el fondo, de ellos depende el éxito

Lo que buscamos con la fotografía de flores es darle a ese elemento todo el protagonismo. Por tanto es esencial que no haya otros elementos en el encuadre que le resten protagonismo. Para conseguirlo hay que controlar lo que hay en el fondo de la imagen, o, mucho mejor, directamente desenfocarlo jugando con la profundidad de campo.

Para conseguir una profundidad de campo muy pequeña podemos recurrir a f bajos, o a usar el zoom si disparamos con un teleobjetivo. Ese juego con pequeñas profundidades de campo nos permitirá tanto desenfocar el fondo para evitar distracciones como destacar un elemento concreto incluso en algo tan pequeño como una flor.

Floracion 12 1

Extras que no vienen mal: paciencia y pantallas abatibles

Además de la técnica, consejos y equipo básico, hay más elementos que podemos poner de nuestro lado para ese difícil arte de fotografiar la flor del almendro (u otras). Una de las más importante para mi es la paciencia.

Floracion 50

No todos los acompañantes comprenden que podamos pasar media hora alrededor de una sola flor realizando ajustes, cambios de lugar, comprobaciones de las fotos que hemos hecho, pruebas y más pruebas . Y así varias medias horas más en una larga mañana.

Lo ideal pues será siempre que se pueda salir en grupo con el mismo objetivo: fotografiar la floración. Con ellos nos estamos asegurando conversación en las largas horas con flores, comprensión y también aprendizajes/consejos en directo que nunca vienen mal.

Puede parecer obvio pero no deberías subestimar salir al campo con gorra, gafas de sol, protector solar y paraguas/chubasquero. Y para completar la mochila, seguro que agradeces llevar una esterilla de camping/gimnasio para poder arrodillarte o incluso tumbarte de forma más cómoda en casi cualquier lugar.

Precisamente para evitar posturas incómodas o conseguir puntos de vista diferentes, una cámara con pantalla abatible es muy recomendable. Si tenemos la opción de que además incluya conectividad y poder usar la pantalla del smartphone como monitor externo, no nos vendrá nada mal.

Imagen | Fusky | Olga Pepe | Pérez Pacheco |

También te recomendamos


¿Cómo han variado los principales hábitos de consumo de los españoles en los últimos años?


Qué es la sensibilidad ISO y cómo puedes usarla para mejorar la calidad de tus fotografías


Cómo sacar todo el partido a la fotografía a color


La noticia

Dónde ver y fotografiar la floración del almendro

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.

Chequea también

650_1200

Intel, Optane y las medias tintas: ¿solucionan estas memorias algún problema actual?

La presentación de la nueva familia Optane de unidades de memoria llega tras años de desarrollo y la promesa de enterrar al disco duro tradicional. De hecho Intel parecía indicar que sus memorias no volátiles 3D XPoint podrían incluso ponérselo difícil a los exitosos SSD. Las cosas no están tan claras ahora que las primeras unidades han llegado tanto al mercado empresarial como al mercado del usuario final. Al menos en el segundo caso nos encontramos con unidades pequeñas y cuyas ventajas, por mucho que lo diga Intel, no dejan entrever ninguna revolución en el mercado actual. Parece más bien que Intel se quiere inventar una solución a un problema que (ya) no existe. Cacheando que es gerundio Los propios ingenieros de Intel plantean su solución para usuario final como una solución para actuar como caché de un sistema de almacenamiento tradicional más amplio gracias a los controladores Rapid Storage Technology. Eso plantea algunas barreras, como el hecho de estar soportado solo en Windows 10 64 bits y solo para la partición de arranque. Eso implica que estas memorias Optane de 16 (44 dólares) y 32 GB (77 dólares) para usuario final —el cuento podría cambiar para las unidades empresariales— están orientadas a servir como "aceleradoras" para que el sistema operativo y las aplicaciones más frecuentemente usadas vayan más fluidas. Aunque como indican en AnandTech los rendimientos en lectura son fantásticos (1.200 MB/s) las cosas empeoran claramente en escrituras (280 MB/s), pero es cierto que esa orientación al cacheo de operaciones frecuentes hacen que ese desequilibrio no sea tan importante. Bienvenidos a un nuevo término: profundidad de cola Para defender la validez de la idea, en Intel nos hablan de un término que se había manejado poco en análisis técnicos: la profundidad de cola (Queue Depth, QD), que indica el número de peticiones pendientes de entrada/salida (E/S) que se pueden "encolar" al mismo tiempo en un controlador de almacenamiento. Como explican en LegitReviews, Intel proporcionó una serie de estudios en las que se evaluaba en qué tipo de profundidad de cola estaban distintos tipos de aplicaciones y operaciones, y en esa gráfica se demostraba que las profundidades de cola bajas eran mucho más importantes que las altas en la mayoría de operaciones de lectura y escritura. A lo largo del tiempo, revelaban los estudios de Intel, la mayoría de las operaciones se situan entre las QD1 y las QD4. Ahí es donde está el verdadero beneficio de las memorias Optane: se portan fantásticamente en esas QD bajas, frente a un disco duro que sufre ante esas situaciones. Por esa razón Optane tiene sentido para Intel en esos escenarios en los que según Intel se pueden lograr hasta 14 veces los rendimientos de unidades tradicionales, y que también son superiores a los SSD convencionales e incluso a las atractivas unidades M.2 NVMe. Cuidado: esto son datos de Intel, y hasta que se pueda evaluar el comportamiento real de Optane (salen el 24 de abril), tenemos que observar esas conclusiones con sentido crítico. Casos de uso: si solo tienes un disco tradicional, buena idea (parece) Si uno se fija en los casos de uso propuestos por Intel (en la imagen) se ve cómo la propuesta de Optane está orientada sobre todo a equipos con un disco duro tradicional en los que esta unidad podría mejorar sensiblemente el comportamiento general del equipo gracias a esos rendimientos en lecturas y a su interfaz PCIe 3.0 x2 NVMe. El discurso, de hecho, es muy similar al que se ha realizado durante los últimos años con las unidades SSD. Si no tienes una unidad de este tipo en tu equipo, actualizarlo para instalar el sistema operativo en ella es una fantástica idea que te permitirá "rejuvenecerlo". Con Optane la idea es básicamente la misma, pero es como si Intel hubiera llegado tarde a la fiesta. Si ya tenemos SSDs, ¿para qué necesitamos Optane? Según Intel, se trata de una alternativa más barata que la de un SSD. De este modo, podrías combinar una unidad HDD tradicional de 1 TB con una unidad Optane de 32 GB y el coste sería inferior al de una unidad SSD de 1 TB e incluso que una de 500 GB. Es algo así como una evolución de las unidades de disco duro híbridas que se han hecho famosas en equipos de Apple con sus famosos Fusion Drive, una opción que podría ser curiosa en ciertos escenarios. El problema con ese planteamiento es que en realidad uno no puede "actualizar" sus equipos con Optane. Este tipo de módulos M.2 solo están disponibles para equipos con ciertos procesadores de séptima generación de Intel, y solo con algunos chipsets. No todos los fabricantes de placas base ofrecerán soluciones compatibles, lo que limita el alcance de la solución. De hecho aun en el caso de tener un equipo compatible, ¿para qué queremos Optane? Es muy poco probable que alguien que se compra un equipo con uno de los nuevos chipsets y procesadores de Intel instale como unidad principal un disco duro: las unidades SSD M.2 NVMe son una alternativa demasiado atractiva, y los precios no son tan elevados. Es cierto que si quieres ahorrar un poco de dinero puedes optar por combinar un disco duro tradicional con una de estas unidades Optane, pero ¿no prefieres tener una unidad SSD para todo? La solución que Intel nos propone con Optane abre nuevas posibilidades, desde luego, y eso siempre es bueno. Ahora sois vosotros los que decidís. ¿Creéis que Optane puede ser realmente interesante ahora que el disco duro está decayendo en equipos de nueva hornada? Puede que simplemente este primer movimiento de Intel sirva para que comencemos a conocer las ventajas de unas unidades de memoria que desde luego son interesantes, pero que lo serían mucho más con capacidades de almacenamiento más amplias. Todo llegará (esperamos). Más información | IntelEn Xataka | Que los portátiles sigan ofreciendo SSD de 128 y 256 GB a estas alturas tiene fácil explicación También te recomendamos Así es la primera unidad Intel Optane: 375GB en formato SSD que prácticamente puedes usar como memoria RAM El almacenamiento atómico deja (parcialmente) en ridículo a cualquier disco duro actual ¿Por qué todo el mundo está olvidando la parte más importante de un móvil? - La noticia Intel, Optane y las medias tintas: ¿solucionan estas memorias algún problema actual? fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .