Facebook y sus “productos imposibles”: neuroimaginación, móviles y otros posibles proyectos de Building 8

Mark

Los caminos de Zuckerberg son inescrutables, aunque a veces da pistas o directamente abre divisiones haciendo fichajes importantes. Pero hay una que llamó la atención desde un primer momento ya que está centrada en la producción de "productos imposibles" y en la que están entrando a trabajar expertos que vienen de Google y otras empresas importantes: se trata de Building 8, una división especial de Facebook para hardware.

Este equipo en formación desde 2016 tiene su página en Facebook en la que vemos algo de presentación y también todas las ofertas para puestos de trabajo, las cuales han sido parte de esas pistas en torno a en qué está trabajando la empresa, que hasta el momento ha destacado sobre todo en el software. Desde prótesis hasta drones pasando por posibles smartphones, ¿Qué productos "made by Facebook" podríamos ver en un futuro?

Pocas pistas pero grandes fichajes

Aún con un anuncio por parte de Zuckerberg en abril de 2016, Building 8 apareció de una manera más sigilosa y se sabe bastante poco de momento. Empezó a ocupar titulares precisamente por las contrataciones que la empresa hizo para constituirlo, como la que comenta ya Mark ahí de Regina Dugan, de Google y DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency) o la de Rich Heley, de Tesla.

Regina Dugan Regina Dugan en Build 8.

Llamaron la atención vacantes como la de un doctor en neurociencia o ingenieros capaces de crear "tecnologías no invasivas de neuroimaginación"

Y precisamente son estos fichajes y sobre todo las ofertas de trabajo lo que ha ido dando pistas de los proyectos, aunque de momento se están mostrando muy discretos y sin hacer declaraciones si alguna publicación ha consultado acerca de los mismos. En su momento llamó bastante la atención que se buscase a un "ingeniero de interfaz ordenador-cerebro", para lo que se requería un doctor en neurociencia, o ingenieros capaces de crear "tecnologías no invasivas de neuroimaginación".

Así, de Building 8 sabemos que tiene como objetivo "avanzar su misión de conectar al mundo" recurriendo a expertos para crear "productos imposibles" que definan las nuevas categorías que la evolución y el avance tecnológico han ido esbozando y determinando, como la realidad aumentada y virtual. Y en algunos casos, según las ofertas de trabajo, se trata de proyectos con una fecha de finalización a plazo relativamente corto, como dos años.

Poniendo en la coctelera a Zuckerberg y ese concepto de "producto imposible" nos sale una buena ración de expectación, veamos qué se ha ido hablando sobre Building 8.

¿Serán drones las "cosas en vuelo"?

El año pasado Facebook mostraba a prensa otro de sus edificios, el Building 17, llamado "Area 404" (en relación al error 404 de los navegadores). Este edificio dedicado al desarrollo de hardware nació con la idea de que hubiese una cooperación directa entre ingenieros, como dijo el vicepresidente de Facebook JasonTaylor a Wired, donde ya vimos que había también ingenieros del equipo del Building 8.

Dado que en el Area 404 de Facebook se trabaja en el desarrollo de drones no sería descabellado pensar que Building 8 también planea algo en relación, sobre todo teniendo en cuenta las contrataciones. En este caso el de Stephen McClure, jefe de hardware en Skydio (dedicada a drones) y que entró en Building 8 el pasado mes de enero según su perfil de LinkedIn, algo de lo que se hace eco Business Insider. Ahí también se habla de la contratación de Frank Deallaert el verano pasado (especializado en robótica y computación), que está a la cabeza de uno de los proyectos que finalizaría en 2018 y que también trabajó en drones con Skydio.

Aquila

Deallaert no quiso dar detalles sobre el proyecto, el cual al parecer está moviendo ingenieros que ya trabajaron en Aquila, el dron de Facebook que vimos hacer los primeros vuelos. Pero fue la propia Regina Dugan la que dejó caer que Deallert "iba a ayudarles a poner cosas en vuelo".

El espíritu de Ara: ¿smartphones modulares?

La aproximación que Facebook hizo al panorama del smartphone fue en forma de software y nada exitosa, pasando a ser un de sus proyectos acabados como Creative Labs, el laboratorio dedicado a desarrollar apps propias. Pero la creación de Building 8 ha vuelto a levantar sospechas en torno a la creación de un teléfono, como en CNet advirtieron de nuevo por motivo de ciertas contrataciones, ya que Rafa Camargo, Richard Wooldridge y Blaise Bertrand en su momento trabajaron en Google Ara y posteriormente entraron a formar parte en esta particular división.

Ara

¿Un teléfono modular? Resulta algo difícil pensar en ello por los precedentes, dado que el propio Project Ara se abandonó y viendo que LG dio marcha atrás en los módulos del LG G5 para su buque insignia de este año, el LG G6, aunque no es el caso de Motorola con su Moto Z y quizás un smartphone modular distinto entraría en aquello de "productos imposibles" (de hecho, otro fichaje para Building 8, Richard Wooldridge, viene de Motorola). De nuevo los puestos de trabajo requeridos añadieron más azúcar a la sospecha, dado que se pedía experiencia en procesadores de móviles, antenas y en iOS y Android entre otras, aunque Facebook no quiso realizar comentarios a CNet.

Prótesis y dispositivos para la salud… ¿Controlados por la mente?

Hablando de la contratación de neurocientíficos, otra de las ramas a las que apuntaban en Business Insider es la fabricación de prótesis controladas directamente por el cerebro. La pista esta vez es el acuerdo de Facebook con la Universidad John Hopkins y que Mark Chevillet actualizase su perfil de LinkedIn a jefe de proyecto en Facebook, tras haber trabajado en un brazo prostético controlado por la mente en John Hopkins.

Sobre esto no hay demasiada información, pero el aporte de investigación y ciencia está bastante asegurado con el acuerdo de colaboración con 17 universidades entre las que figuran Caltech y Harvard además de la que hemos mencionado. La aplicación en salud podría verse también en un proyecto liderado por un cardiólogo de Stanford especializado en el desarrollo de dispositivos, como también se hicieron eco en Engadget.

Una buena cantera de ingenieros y gente que entienda de ventas

Otras ofertas que vemos en la web de Building 8 son relativas a ingenieros con experiencia en audio, en la cual se prefieren las candidaturas con experiencia en procesamiento del lenguaje natural y el framework de Android, y conectividad, sin dejar de lado una buena lista de ingenieros de software entre los que hay una plaza para un especialista en cámaras para la cual se requiere experiencia en plataformas móviles.

¿Veremos algún día estos productos a la venta? La inversión en este área es aparentemente importante cuando hay un emplazamiento propio y vistas las contrataciones hechas y por hacer. Éstas también nos dan una pista aquí, porque entre las 71 vacantes que a día de hoy aún vemos en la página web hay algunas relativas a roles que parecen formar parte de un departamento de venta y distribución. Ejemplo de ello son los puestos de marketing, de desarrollo de mercado o de relaciones con los clientes, en los que figuran futuras tareas como resolver asuntos relacionados con la satisfacción de los clientes o relativos a retail (distribuidores minoristas).

De momento se muestran bastante parcos en detalles salvo la información que irremediablemente han de proporcionar en lo relativo a las contrataciones y a las miguitas que Dugan y otros nos van dejando a goteo. Veremos qué sale de todo esto.

Imagen | Dan Farber
En Xataka | Por qué Facebook se empeña en llevar internet a todo el mundo y quién y qué se lo impide

También te recomendamos


¿Cómo han variado los principales hábitos de consumo de los españoles en los últimos años?


Hugo Barra es ahora el vicepresidente de realidad virtual en Facebook y será el responsable de Oculus


¿Se está preparando Mark Zuckerberg para presentarse a presidente de EEUU?


La noticia

Facebook y sus "productos imposibles": neuroimaginación, móviles y otros posibles proyectos de Building 8

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Anna Martí

.

Chequea también

650_1200

Intel, Optane y las medias tintas: ¿solucionan estas memorias algún problema actual?

La presentación de la nueva familia Optane de unidades de memoria llega tras años de desarrollo y la promesa de enterrar al disco duro tradicional. De hecho Intel parecía indicar que sus memorias no volátiles 3D XPoint podrían incluso ponérselo difícil a los exitosos SSD. Las cosas no están tan claras ahora que las primeras unidades han llegado tanto al mercado empresarial como al mercado del usuario final. Al menos en el segundo caso nos encontramos con unidades pequeñas y cuyas ventajas, por mucho que lo diga Intel, no dejan entrever ninguna revolución en el mercado actual. Parece más bien que Intel se quiere inventar una solución a un problema que (ya) no existe. Cacheando que es gerundio Los propios ingenieros de Intel plantean su solución para usuario final como una solución para actuar como caché de un sistema de almacenamiento tradicional más amplio gracias a los controladores Rapid Storage Technology. Eso plantea algunas barreras, como el hecho de estar soportado solo en Windows 10 64 bits y solo para la partición de arranque. Eso implica que estas memorias Optane de 16 (44 dólares) y 32 GB (77 dólares) para usuario final —el cuento podría cambiar para las unidades empresariales— están orientadas a servir como "aceleradoras" para que el sistema operativo y las aplicaciones más frecuentemente usadas vayan más fluidas. Aunque como indican en AnandTech los rendimientos en lectura son fantásticos (1.200 MB/s) las cosas empeoran claramente en escrituras (280 MB/s), pero es cierto que esa orientación al cacheo de operaciones frecuentes hacen que ese desequilibrio no sea tan importante. Bienvenidos a un nuevo término: profundidad de cola Para defender la validez de la idea, en Intel nos hablan de un término que se había manejado poco en análisis técnicos: la profundidad de cola (Queue Depth, QD), que indica el número de peticiones pendientes de entrada/salida (E/S) que se pueden "encolar" al mismo tiempo en un controlador de almacenamiento. Como explican en LegitReviews, Intel proporcionó una serie de estudios en las que se evaluaba en qué tipo de profundidad de cola estaban distintos tipos de aplicaciones y operaciones, y en esa gráfica se demostraba que las profundidades de cola bajas eran mucho más importantes que las altas en la mayoría de operaciones de lectura y escritura. A lo largo del tiempo, revelaban los estudios de Intel, la mayoría de las operaciones se situan entre las QD1 y las QD4. Ahí es donde está el verdadero beneficio de las memorias Optane: se portan fantásticamente en esas QD bajas, frente a un disco duro que sufre ante esas situaciones. Por esa razón Optane tiene sentido para Intel en esos escenarios en los que según Intel se pueden lograr hasta 14 veces los rendimientos de unidades tradicionales, y que también son superiores a los SSD convencionales e incluso a las atractivas unidades M.2 NVMe. Cuidado: esto son datos de Intel, y hasta que se pueda evaluar el comportamiento real de Optane (salen el 24 de abril), tenemos que observar esas conclusiones con sentido crítico. Casos de uso: si solo tienes un disco tradicional, buena idea (parece) Si uno se fija en los casos de uso propuestos por Intel (en la imagen) se ve cómo la propuesta de Optane está orientada sobre todo a equipos con un disco duro tradicional en los que esta unidad podría mejorar sensiblemente el comportamiento general del equipo gracias a esos rendimientos en lecturas y a su interfaz PCIe 3.0 x2 NVMe. El discurso, de hecho, es muy similar al que se ha realizado durante los últimos años con las unidades SSD. Si no tienes una unidad de este tipo en tu equipo, actualizarlo para instalar el sistema operativo en ella es una fantástica idea que te permitirá "rejuvenecerlo". Con Optane la idea es básicamente la misma, pero es como si Intel hubiera llegado tarde a la fiesta. Si ya tenemos SSDs, ¿para qué necesitamos Optane? Según Intel, se trata de una alternativa más barata que la de un SSD. De este modo, podrías combinar una unidad HDD tradicional de 1 TB con una unidad Optane de 32 GB y el coste sería inferior al de una unidad SSD de 1 TB e incluso que una de 500 GB. Es algo así como una evolución de las unidades de disco duro híbridas que se han hecho famosas en equipos de Apple con sus famosos Fusion Drive, una opción que podría ser curiosa en ciertos escenarios. El problema con ese planteamiento es que en realidad uno no puede "actualizar" sus equipos con Optane. Este tipo de módulos M.2 solo están disponibles para equipos con ciertos procesadores de séptima generación de Intel, y solo con algunos chipsets. No todos los fabricantes de placas base ofrecerán soluciones compatibles, lo que limita el alcance de la solución. De hecho aun en el caso de tener un equipo compatible, ¿para qué queremos Optane? Es muy poco probable que alguien que se compra un equipo con uno de los nuevos chipsets y procesadores de Intel instale como unidad principal un disco duro: las unidades SSD M.2 NVMe son una alternativa demasiado atractiva, y los precios no son tan elevados. Es cierto que si quieres ahorrar un poco de dinero puedes optar por combinar un disco duro tradicional con una de estas unidades Optane, pero ¿no prefieres tener una unidad SSD para todo? La solución que Intel nos propone con Optane abre nuevas posibilidades, desde luego, y eso siempre es bueno. Ahora sois vosotros los que decidís. ¿Creéis que Optane puede ser realmente interesante ahora que el disco duro está decayendo en equipos de nueva hornada? Puede que simplemente este primer movimiento de Intel sirva para que comencemos a conocer las ventajas de unas unidades de memoria que desde luego son interesantes, pero que lo serían mucho más con capacidades de almacenamiento más amplias. Todo llegará (esperamos). Más información | IntelEn Xataka | Que los portátiles sigan ofreciendo SSD de 128 y 256 GB a estas alturas tiene fácil explicación También te recomendamos Así es la primera unidad Intel Optane: 375GB en formato SSD que prácticamente puedes usar como memoria RAM El almacenamiento atómico deja (parcialmente) en ridículo a cualquier disco duro actual ¿Por qué todo el mundo está olvidando la parte más importante de un móvil? - La noticia Intel, Optane y las medias tintas: ¿solucionan estas memorias algún problema actual? fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .