Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

Iphonex Face Recognition Beach

Tras meses de espera, rumores y escandalosas filtraciones, el iPhone X ya está aquí. Con él llega Face ID, el nuevo método de autenticación del usuario que reemplaza a Touch ID. La huella dactilar deja paso a nuestro propio rostro como elemento para desbloquear el terminal, confirmar compras en la App Store o verificar pagos con Apple Pay. ¿Cómo funciona exactamente este sistema?

En primer lugar, se trata de un sistema que usa una cámara frontal y una cámara infrarroja, así como una luz de apoyo y un proyector infrarrojo. Esto significa que el iPhone X no solamente ve como suele ver una cámara frontal, en dos dimensiones, sino que hace un reconocimiento tridimensional que detecta la profundidad de las caras, así como las extensiones entre facciones: distancia entre ojos, forma y tamaño de la nariz, etc.

Faceid

Face ID emite 30.000 puntos infrarrojos invisibles que ayudan a reconstruir el modelo matemático de la cara que se ha construido. Si una cantidad no precisada coincide, procede a verificar al usuario. Esto es interesante porque es una cantidad lo suficientemente elevada como para poder detallar y dejar al margen elementos no coincidentes que son muy fáciles de cambiar en un rostro.

Por ejemplo, si un día nos ponemos gafas o nos cambiamos las que ya tenemos, si pasamos a usar gafas de sol, si nos maquillamos, si nos dejamos barba o nos afeitamos, si nos ponemos un sombrero… Todas estas variaciones, según Apple, están controladas y no serán un problema a la hora de verificarnos con Face ID.

Un procesador pensado para Face ID

Esta verificación ocurre en tiempo real gracias al nuevo procesador, A11 Bionic, que trae un motor neuronal que hace uso de redes neuronales y machine learning para adaptarse a las variaciones faciales que comentábamos antes e ir aprendiendo qué cambia en la cara del usuario para anticiparse así y poder seguir realizando la verificación. Puede llegar a realizar 600.000 millones de operaciones por segundo mientras procesa las imágenes que obtiene al "mirar" a la cara. Es un hardware específico para ayudar al sistema de reconocimiento facial, nueva piedra angular del iPhone X.2

Según las pruebas de las que ha hablado Apple, Face ID no podrá ser engañado mediante fotos, moldes faciales en 3D u otras formas de suplantación. Aunque no ha especificado cómo logrará esto último (lo primero lo supera con la detección de profundidad), posiblemente emplee mecanismos de detección de vida, habituales en sistemas de reconocimiento facial avanzados.

Face Id 2

En cualquier caso, también requerirá atención. Es decir, para poder desbloquearlo necesitará que estemos mirando hacia el terminal, no bastará con estar poniendo la vista en algún punto cercano ni distraídos, medida pensada tanto para evitar desbloqueos (o confirmaciones de pago) accidentales como para evitar que otro nos ponga el iPhone frente a la cara y no nos enteremos de que lo estamos desbloqueado.

Apple también ha explicado, siempre según sus pruebas, la probabilidad de obtener un falso positivo. Es decir, la probabilidad de que alguien que no seamos nosotros consiga acceder al terminal. Para Face ID, es de una posiblidad entre un millón. Algo muy superior a lo que ofrece Touch ID (una entre 50.000) y desde luego el bloqueo por PIN de cuatro dígitos (una entre 10.000, es decir, cada combinación entre el 0000 y el 9999).

Pronto podremos probar Face ID en el nuevo iPhone X para contaros de primera mano cómo funciona en el día a día.

También te recomendamos


Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple llega con LTE y se independiza del iPhone


Las 7 nuevas cartas de Clash Royale que te harán ganar la partida


Apple TV 4K, llega la máxima resolución con HDR a la televisión de Apple


La noticia

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Chequea también

1024_2000

Kronos puede ser una verdadera Estrella de la Muerte: unos astrónomos creen que se “comió” a sus planetas

A algunos nos gusta elevar la vista hacia el cielo cada noche por ver las estrellas, pero cuando los astrónomos descubren sus particularidades son aún más fascinantes. Esta vez no nos hablan de enanas zombies o de la sospecha de vida extraterrestre, sino de una estrella que se ha dedicado a "comerse" a los planetas que la orbitan según parece. Podría decirse además que la protagonista hace las veces de "la gemela mala", dado que forma parte de un sistema binario llamado HD 240429 (aunque son mellizas, más bien). Pero, ¿qué es eso de que una estrella se coma sus planetas? Cuando algo pasa para que tu melliza decide comerse a todos sus (planetas) amigos Las mellizas que forman este sistema son HD 240430y HD 240429 han sido bautizadas como Kronos y Krios, y ahora veremos por qué (aunque si controlamos de mitología griega quizás la introducción ya nos haga atar cabos). Las tenemos a 320 años luz de nuestro planeta en nuestra misma galaxia, y hasta ahora los astrónomos consideran que su origen es una misma nube interestelar y que inicialmente compartían composición química, teniendo una edad aproximada de 4.000 millones de años. Pero según consideran la investigadora Semyeong Oh y su equipo en su trabajo estas mellizas acabaron llevando vidas muy distintas: una de las dos hizo operación bikini planetaria. Lo que plantea el equipo de Oh es que Kronos se ha puesto las botas con una gran cantidad de planetas que orbitaban a su alrededor. El equipo plantea que Kronos se ha puesto las botas con una gran cantidad de planetas que orbitaban a su alrdededor ¿Es una estrella obesa? Más que en cuanto a volumen, la cuestión está en la concentración de su composición. Los investigadores han calculado que Kronos tendría quince veces la cantidad de elementos químicos que tiene la Tierra, y además ésta se diferencia mucho de su supuesta melliza Krios, teniendo una concentración mucho más alta de hierro, magnesio y litio. De hecho se distingue tanto que Oh y sus compañeros llegaron a pensar que quizás no se trataba de dos mellizas, sino de que fueron dos estrellas con origen distinto que se unieron más tarde. Representación artística de un sistema binario de estrellas y el planeta Kepler-35b. (Crédito: Mark A. Garlick / space-art.co.uk) Temiendo el bocado de tu estrella Lo de las estrellas tragonas tampoco es estrictamente nuevo. La NASA planteó que había un planeta que estaba siendo "comido" por la estrella a la que orbitaba y que le quedaban unos 10 millones de años de vida antes de que fuese ingerido del todo. El planeta en cuestión quizás os suene, hablamos de él no hace mucho al descubrirse que es negro como el asfalto por una serie de factores. Y otras estrellas de las que se sospecha que son unas tragonas son HIP68468 y BD+48 740. Aunque el asunto de Kronos está aún en estudio, de hecho sigue siendo un misterio cómo pudo llegar a comerse tantos planeta. Lo que plantean es que algo pudo alterar las órbitas de los planetas que giraban en torno a Kronos de modo que poco a poco se dirigieron hacia su supuesto terrible final (el sistema alrededor de Krios, que permanece intacto, no habría sufrido el paso de nada). Para intentar recabar más pruebas esperan a tener una oportunidad con la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea (ESA), en la cual se están estudiando y cartografiando millones de estrellas, de modo que puedan obtener más datos sobre el sistema y la estrella. La idea es comprobar si hay planetas gigantes que aún giren alrededor de Kronos, con lo cual podrían dibujar una órbita ampliada tras el incidente que acabó con el resto de planetas en el plato de la estrella. Kronos, por cierto, hace referencia al titán Crono de la mitología griega, el cual según ésta se tragó a sus hijos ante la amenaza de que ser derrocado por ellos. Krio también hace referencia a otro titán (Crius), aunque de otra generación y de progenitora distinta a Crono, curiosamente hijo de Gaia. Imagen | NASAVía | NewScientistEn Xataka | Una "estrella zombie" especial: detectan una enana blanca que puede dar pistas sobre la expansión del universo También te recomendamos Unos aficionados descubren una enana marrón que se le escapó a la NASA y creen que aún hay muchas por descubrir Una "estrella zombie" especial: detectan una enana blanca que puede dar pistas sobre la expansión del universo La historia que hay detrás de la campaña “Testimonios que pueden salvar vidas” - La noticia Kronos puede ser una verdadera Estrella de la Muerte: unos astrónomos creen que se "comió" a sus planetas fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .