Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

Iphonex Face Recognition Beach

Tras meses de espera, rumores y escandalosas filtraciones, el iPhone X ya está aquí. Con él llega Face ID, el nuevo método de autenticación del usuario que reemplaza a Touch ID. La huella dactilar deja paso a nuestro propio rostro como elemento para desbloquear el terminal, confirmar compras en la App Store o verificar pagos con Apple Pay. ¿Cómo funciona exactamente este sistema?

En primer lugar, se trata de un sistema que usa una cámara frontal y una cámara infrarroja, así como una luz de apoyo y un proyector infrarrojo. Esto significa que el iPhone X no solamente ve como suele ver una cámara frontal, en dos dimensiones, sino que hace un reconocimiento tridimensional que detecta la profundidad de las caras, así como las extensiones entre facciones: distancia entre ojos, forma y tamaño de la nariz, etc.

Faceid

Face ID emite 30.000 puntos infrarrojos invisibles que ayudan a reconstruir el modelo matemático de la cara que se ha construido. Si una cantidad no precisada coincide, procede a verificar al usuario. Esto es interesante porque es una cantidad lo suficientemente elevada como para poder detallar y dejar al margen elementos no coincidentes que son muy fáciles de cambiar en un rostro.

Por ejemplo, si un día nos ponemos gafas o nos cambiamos las que ya tenemos, si pasamos a usar gafas de sol, si nos maquillamos, si nos dejamos barba o nos afeitamos, si nos ponemos un sombrero… Todas estas variaciones, según Apple, están controladas y no serán un problema a la hora de verificarnos con Face ID.

Un procesador pensado para Face ID

Esta verificación ocurre en tiempo real gracias al nuevo procesador, A11 Bionic, que trae un motor neuronal que hace uso de redes neuronales y machine learning para adaptarse a las variaciones faciales que comentábamos antes e ir aprendiendo qué cambia en la cara del usuario para anticiparse así y poder seguir realizando la verificación. Puede llegar a realizar 600.000 millones de operaciones por segundo mientras procesa las imágenes que obtiene al "mirar" a la cara. Es un hardware específico para ayudar al sistema de reconocimiento facial, nueva piedra angular del iPhone X.2

Según las pruebas de las que ha hablado Apple, Face ID no podrá ser engañado mediante fotos, moldes faciales en 3D u otras formas de suplantación. Aunque no ha especificado cómo logrará esto último (lo primero lo supera con la detección de profundidad), posiblemente emplee mecanismos de detección de vida, habituales en sistemas de reconocimiento facial avanzados.

Face Id 2

En cualquier caso, también requerirá atención. Es decir, para poder desbloquearlo necesitará que estemos mirando hacia el terminal, no bastará con estar poniendo la vista en algún punto cercano ni distraídos, medida pensada tanto para evitar desbloqueos (o confirmaciones de pago) accidentales como para evitar que otro nos ponga el iPhone frente a la cara y no nos enteremos de que lo estamos desbloqueado.

Apple también ha explicado, siempre según sus pruebas, la probabilidad de obtener un falso positivo. Es decir, la probabilidad de que alguien que no seamos nosotros consiga acceder al terminal. Para Face ID, es de una posiblidad entre un millón. Algo muy superior a lo que ofrece Touch ID (una entre 50.000) y desde luego el bloqueo por PIN de cuatro dígitos (una entre 10.000, es decir, cada combinación entre el 0000 y el 9999).

Pronto podremos probar Face ID en el nuevo iPhone X para contaros de primera mano cómo funciona en el día a día.

También te recomendamos


Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple llega con LTE y se independiza del iPhone


Las 7 nuevas cartas de Clash Royale que te harán ganar la partida


Apple TV 4K, llega la máxima resolución con HDR a la televisión de Apple


La noticia

Así funciona Face ID, el reconocimiento facial del iPhone X

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.

Chequea también

1024_2000

iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple

A falta de saber cómo de bien sale el experimento del iPhone X, Apple apostó por lo seguro con el iPhone 8 y 8 Plus. En realidad se trata de lo que podría haberse llamado "iPhone 7s", con las habituales mejoras en procesador y cámara, y con un diseño muy continuista respecto a su antecesor. Pero hasta el recién aterrizado iPhone X, los iPhone 8 y 8 Plus eran los smartphones más avanzados de Apple en el mercado. Tras el sobresaliente que tuvo el 8 Plus en nuestra review, ¿cómo le sienta el día a día? ¿Merece la pena pagar los más de mil euros que cuesta nuestra unidad o mejor esperar al iPhone X? ¿U optar por un iPhone 7? Vamos con nuestro mes de uso con el iPhone 8 Plus de 256 GB de almacenamiento. Es bonito; no es cómodo No hace falta tenerlo mucho tiempo en la mano para darse cuenta del genial acabado y del diseño tan atractivo que tiene, a pesar de que esos marcos recuerden mucho a 2017. Por otro lado, "esos marcos de los que usted me habla" son los que permiten que siga existiendo el botón home con Touch ID en el frontal, algo que ha desaparecido (y ya veremos cómo resulta) en el iPhone X. El cristal empleado en la parte posterior hacen que tenga una superficie muy agradable al tacto, aunque da cierto respeto. Tienes la sensación tener algo frágil en la mano, pero después de meterlo y sacarlo bastante del bolsillo no he detectado ni un rasguño. De hecho, creo que es justo por el cristal por lo que tiene mejor agarre que el iPhone 7 Plus. Sin embargo, el diseño tiene un problema: el iPhone 8 Plus no es un teléfono cómodo. El tamaño de tu mano influirá bastante, pero, independientemente de eso, se hace un terminal pesado y casi imposible de manejar con una sola mano. Aunque es más delgado que el iPhone 7 Plus, supera los 200 gramos y es ligeramente más alto y ancho, algo que podría parecer imperceptible pero en mi caso no ha sido así. En este mes no se me ha hecho cómodo hacer fotos, grabar vídeos, ver contenido o jugar con un terminal de estas dimensiones y peso. Es cierto que te acabas acostumbrando (no hay otro remedio), pero al utilizar otro dispositivo más pequeño lo primero que sentía era alivio. Por eso aquí el iPhone 8 seguramente sea mejor opción si para ti el tamaño es un factor de compra clave. Hablemos de los WTF del iPhone 8 Plus Dudo que la persona que se gasta 1089 euros en un teléfono quiera enfrentarse a los WTF de este iPhone 8 Plus. A saber: La carga es soberanamente lenta. Dos horas y media si quieres carga entera. En media hora se consigue en torno a un 20% de recarga, una cifra ridícula si comparamos con terminales con una buena carga rápida. Lo peor es que no es culpa del iPhone, sino del raquítico cargador de 5 W que Apple incluye en junto al teléfono. En otras palabras: si quieres que tu iPhone nuevo tenga una tasa de carga medianamente rápida, tendrás que pasar por caja de nuevo y comprar un cargador con más potencia. Errores de software. Vale que iOS 11 está en continuo desarrollo y que lleva poco más de un mes en el mercado, pero si justo el ecosistema de Apple es uno de sus puntos fuertes debería estar todo mucho más cuidado. Aparte de algún cuelgue de aplicación esporádico, cuando peor lo pasé fue instalando aplicaciones desde la App Store. Debió de ser algún tipo de bug, pero al darle a "Obtener" a casi cualquier aplicación, el resultado era una bola de carga infinita que no llevaba a ningún lado. No había problemas de conexión y reconoció la autentificación a través de la huella sin problemas. ¿Qué pasó? No lo sé, pero tuve que resetear de fábrica el iPhone después de varios días intentando solucionar el problema. Alguien que se ha gastado más de mil euros seguro que tendría menos paciencia que yo. Aquí un gif con la bola infinita de carga: Lectura en exteriores mejorable. Apple mantiene el panel IPS y la misma resolución y brillo que en el iPhone 7 Plus. Ha incorporado True Tone para que el balance de blancos del teléfono sea automático dependiendo de las condiciones de luz. Bien, esto es genial y si no te gusta lo puedes desactivar. Pero en exteriores, cuando hay sol, he echado en falta un par de puntos más de brillo para leer o consumir contenido sin forzar la vista. Esto no quiere decir que se vea mal en exteriores, no es así, pero hay que tener un nivel de exigencia acorde a su precio. Previsiblemente, en esto lo hará mucho mejor el iPhone X con su panel OLED. Rendimiento bestial Los benchmarchs del A11 pulverizaban en muchos aspectos a los de la competencia Android. ¿Se nota esto en la experiencia de uso? Notas que el teléfono funciona muy rápido, que no le cuesta ejecutar aplicaciones o juegos, pero es la misma sensación que tuve, por ejemplo, con el Huawei P10 Plus que, recordamos, tenía 6 GB de RAM. Está todo muy bien optimizado, y aunque Apple farde de los seis núcleos y de lo bien que aprovecha los 3 GB de RAM, el rendimiento de este iPhone 8 Plus es bestial, sí, pero en este apartado no está solo en el mercado. La autonomía del iPhone 8 Plus es magnífica Donde sí lo hace realmente bien es en el consumo de batería. No sé cómo envejecerá, pero en este mes no he sido capaz de agotarle la batería antes de que acabase el día. Y mira que le he dado caña con correos, llamadas, Spotify, YouTube, desafíos de Clash Royale, Google Maps, haciendo fotos, grabando vídeos, usando aplicaciones de mensajería, Facebook, Twitter, etc. El teléfono llegó a marcar más de ocho horas y media de uso y aún le quedaba energía. Otro lado muy positivo es el sonido: los dos altavoces que tiene en la parte frontal hacen muy buen trabajo, con un un audio definido, dinámico y con buena potencia. Lo que sí me ha parecido un incordio es tener que usar el adaptador para poder escuchar música con auriculares. No es cómodo, pero es la única solución que ha propuesto Apple en su visión de cómo debe ser el mundo del audio en móviles. La cámara marca la diferencia Lo que sin duda me ha gustado más del iPhone 8 Plus es su doble cámara. El zoom 2x necesita de buena luz para funcionar bien, pero el resultado es genial. El modo retrato y los nuevos modos de iluminación son una pasada, aunque necesitas cierto tino para conseguir que la persona que fotografíes no quede sin oreja o que el fondo no se coma una prenda, un hombro, etc. fotos-iphone-8-plus A nivel de procesado creo que es uno de los smartphones que más respeta las condiciones originales: no satura ni contrasta en exceso y lo que conseguimos son fotos muy naturales. La grabación de vídeo y la cámara lenta son espectaculares, pero lo que me ha sorprendido sobremanera es la grabación de audio. Aquí va un ejemplo de un vídeo que grabé en un concierto de Alter Bridge. El primer ejemplo (con la canción "Come To Life") está grabado con este iPhone 8 Plus. El segundo, de la canción "Open Your Eyes" en el mismo concierto, con mi Galaxy S7. Fijaos en la calidad de sonido de uno y de otro: Los niveles de distorsión en el Galaxy S7 hacen realmente incómoda la escucha, pero en el caso del iPhone 8 Plus el resultado es casi profesional. Y eso que la canción que grabé con el iPhone era más cañera (por tanto, susceptible de más distorsión) que la que capturé con el S7. Y hablando de conciertos, donde las condiciones de luz no siempre son las mejores para fotos con móviles, aquí un ejemplo de lo conseguido con zoom 2x: ¿Y bien? El iPhone 8 Plus es un gran teléfono y no sólo en el sentido literal de la palabra. La autonomía, el rendimiento y la cámara son de lo mejor que podemos encontrar en el mercado en la actualidad, aunque tiene algunos "peros" entre los que no hay que olvidar el precio o la ausencia de conector jack (hasta que no haya una industria completa adaptada, esto será un inconveniente). Si estás cómodo en el ecosistema de Apple, te gusta iOS y quieres tener un iPhone que funciona de manera soberbia, este 8 Plus cumplirá seguro. Si lo prefieres más pequeño, ve a por el iPhone 8. Un gran teléfono para lo bueno y lo malo Eso sí, en el mercado hay alternativas Android que son al menos equiparables en prestaciones y son muy interesantes en precio. Pero si lo que quieres es tener el mejor iPhone del momento, yo me esperaría a ver qué tal el iPhone X. En el hipotético caso de que aquello salga mal, iPhone 8 u 8 Plus son para ti. En Xataka | Los smarpthones de gama alta más completos que lucharán por ser el mejor del año: comparativa completa También te recomendamos iPhone 8 Plus, análisis: una gran cámara y una bestia de procesador dentro de un iPhone con diseño sin futuro 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE iPhone 8 Plus, primeras impresiones: Apple esconde lo más interesante bajo un diseño de hace años - La noticia iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple fue publicada originalmente en Xataka por Cesar Muela .