Con qué apps y juegos quiere convencernos Microsoft de que su realidad mixta es mejor que la realidad virtual

Realidad Mixta De Microsoft

La gran actualización de Fall Creators Update de Windows 10 ya está entre nosotros, y entre sus muchas novedades nos encontramos con sus primeros pasos en la realidad mixta. Microsoft ha presumido mucho de su mezcla entre realidad virtual y mixta, e incluso se ha asociado con varios fabricantes para lanzar toda una gana de varios dispositivos para poder consumirla.

Sin embargo, ya ha habido algunas voces críticas que han acusado a esta tecnología de no suponer un cambio demasiado significativo con respecto a otras similares como la realidad virtual. Por eso, vamos a hacer un repaso a las aplicaciones y juegos con los que Microsoft está tratando de darle fuerza a su realidad mixta para ver hasta qué punto consigue diferenciarse.

Microsoft tiene sus propias "gafas" de realidad mixta, unas Hololens que ya están demostrando ser útiles en algunos campos profesionales, pero que se alejan de los usuarios de a pie con un precio de a partir de 3.000 dólares. Fabricantes como ASUS, Acer o Lenovo están preparando varias gafas de precios mucho más asequibles.

Sin embargo, por mucho que están cubriendo por fin el ámbito del hardware dedicado a esta tecnología, este está destinado a fracasar si los usuarios no se encuentran con un rico ecosistema de software. De ahí que sea interesante hacer un repaso a lo que están ofreciendo para ver hasta qué punto pueden convencernos de que su tecnología es superior a otras como la realidad virtual o realidad aumentada.

Dos apps preinstaladas como punto de partida

En primer lugar, tenemos las aplicaciones que Windows 10 trae preinstaladas a partir de la Fall Creators Update para sacar provecho de la realidad mixta. Se trata del 'Portal de Realidad Mixta' y el 'Visor De Realidad Mixta', que se convierten en el primer punto de contacto de los usuarios con esta tecnología.

El portal de realidad mixta, por ejemplo, es una aplicación de inicio en un entorno virtual bastante similar al que te puedes encontrar en experiencias básicas de realidad virtual como la de las gafas VR de Samsung. Simula una habitación en la que puedes ir ejecutando aplicaciones en diferentes zonas, y puedes cambiar el entorno añadiendo objetos y muebles.

Pero todo esto no deja de suceder en un entorno cien por cien virtual, por lo que no podemos considerarlo del todo realidad mixta. Es de esperar que cuando lleguen nuevas aplicaciones que saquen un mayor provecho de esta tecnología la cosa puede cambiar, pero de momento no es un argumento demasiado sólido para convencernos de la supuesta superioridad de este tipo de realidad digital frente al resto.

Visor De Realidad Mixta

Y luego tenemos el 'Visor De Realidad Mixta', que te permite coger modelos en 3D e incorporarlos a un entorno real mediante un dispositivo y la cámara que tiene implementada. Vamos, que si apuntas a tu habitación con la cámara de la tableta la verás en la pantalla, pudiendo incorporar en ella objetos virtuales a través de la aplicación.

La aplicación tiene un catálogo de modelos en 3D al que puedes acceder, y te permite interactuar con los que descargues moviéndolos y revisándolos a tu antojo. Después, utilizando la cámara de tu tableta o incluso la webcam de tu ordenador, podrás ver el entorno real en tu pantalla y poner el objeto tridimensional en tu habitación… o en tu hombro.

Realidad Mixta Powah

En cualquier caso y pese a que esta aplicación puede ser una base interesante para que empresas como Ikea nos permitan utilizar con ella los objetos de su catálogo, no deja de ser una aplicación de realidad aumentada, por lo que le falta la otra de las dos patas necesarias para considerarla realidad mixta.

Por lo tanto, en una de las aplicaciones sólo utilizamos la realidad virtual y en la otra la aumentada. Sin embargo, la gracia de la realidad virtual es precisamente esa, el poder utilizar aplicaciones que son tanto realidad aumentada como de virtual en un único sistema.

Eso quiere decir que aunque estas dos aplicaciones por si solas no son suficiente para convencer de la superioridad de la tecnología de Microsoft, sí que sientan una base interesante para demostrar que la realidad mixta puede reunir todas las ventajas de la aumentada y virtual. Una base sobre la que ahora tendrán que construir el resto de desarrolladores.

Apps de terceros variadas, pero aún muy simples

Best In Windows Mixed Reality

Microsoft tiene una página dedicada a sus aplicaciones de realidad mixta para Windows 10. A la selección la llama "lo mejor de la realidad mixta", y es su intento de convencernos de lo que es capaz su tecnología a través de aplicaciones de terceros. Sin embargo, una vez más no parece que haya argumentos suficientes como para convencer a quien pueda estar pensando en comprar ahora mismo unas gafas para consumir este contenido.

La mayoría de las aplicaciones son gratuitas, y se limitan a ofrecer experiencias sencillas: varias de ellas son de retransmisión de contenidos por los que, en ocasiones, sí que tendrás que pagar. En esa dirección se mueve NextVR para la retransmisión de eventos mediante vídeos en 360 grados, lo mismo que Inception VR, Jaunt VR o Littlstar VR Cinema. Por tener tienes hasta Hulu VR, una app para ver 1000 de sus series y peliculas en entornos virtuales como salas de cine o habitaciones.

Hello Mars

Sin embargo hay dos aplicaciones gratuitas que sí que parecen tener algo más de potencial. Por una parte está vTime, una red social en la que puedes hacer quedadas virtuales con tus amigos en diferentes paisajes alrededor del mundo, incluyendo tus propias fotografías. Y por otro lado tenemos Hello Mars una experiencia inmersiva de exploración marciana, en la que experimentas en primera persona cómo sería un aterrizaje en el planeta rojo según los datos de la NASA.

En cuanto al contenido de pago, salvo la experiencia virtual submarina theBlu: Season 1 podemos decir que la mayoría son juegos que nos muestran lo mejor y lo peor de esta tecnología. Un ejemplo bastante negativo es Ghostbusters VR, basado en las películas de los Cazafantasmas y en el que puedes hacer poco más que moverte en los escenarios virtuales de la película e interactuar con algunos de los fantasmas.

Skyworld

También hay títulos sencillos como Luna, casi una experiencia con algún puzzle en la que experimentas el viaje de un pájaro, o el juego infantil de construcción y resolución de puzzles Fantastic Contraption. Y también hay alternativas más ambiciosas como Skyworld un mundo virtual de fantasía que puedes ir diseñando a tu manera como los míticos simuladores de ciudades.

Arizona Sunshine

Como no podría ser otra manera, los shooters también están presentes con sencillos (aunque un poco caros) títulos como Space Pirate Trainer o Superhot VR, y un bastante más ambicioso Arizona Sunshine en el que te enfrentas en primera persona al postapocalipsis zombie. Y si buscas algo más profundo, FORM es una aventura en la que te mueves en escenarios de ciencia ficción interactuando con objetos del entorno.

Con todo, este pequeño catálogo demuestra como hemos dicho las fuerzas y flaquezas de la realidad mixta de Microsoft. Para empezar por lo negativo, de momento hay muy pocas aplicaciones y juegos adaptadas, y las que son ligeramente destacables son excesivamente caras. Este pobre catálogo penaliza sin duda a toda la tecnología.

Sin embargo, algunas de las ideas más originales como la red social virtual son una muestra del potencial que tiene la realidad mixta. Lo único que haría falta es que en estas experiencias hubiera más realidad aumentada, porque así a botepronto no consigue diferenciarse demasiado de otras propuestas de realidad virtual.

Las Hololens sí que marcan la diferencia

Hololens

Pero el gran arma secreta de Microsoft en la lidia por conseguir la mejor realidad digital son sus Hololens. Estas tienen un repertorio mucho mayor de contenido a calidad, aunque en este caso es totalmente exclusivo. Eso quiere decir que sólo puedes acceder a él mediante las Hololens y no con cualquier otro dispositivo de realidad aumentada.

Con estas aplicaciones podemos por ejemplo navegar en el interior del cuerpo humano o convertir tu habitación en muestra galaxia para poder explorar cada uno de sus rincones. También hay una aplicación específica para planificar cómo vas a decorar una habitación y otra con la que puedes ver holografías de vídeos de YouTube sobre superficies reales.

Project Rina

También tienes una aplicación desarrollada por la St. George's University de Londres para explorar una réplica exacta del corazón humano, visualizar un pueblo del oeste en medio de tu habitación, o incluso interactuar con un personaje virtual de tamaño real. También tienes aplicaciones de diseño y de dibujo para poder crear obras virtuales en entornos reales.

Muchas de estas aplicaciones exclusivas para Hololens son realmente atractivas no sólo por todas las posibilidades que ofrecen, sino porque la mayoría o son gratuitas o tienen precios mucho más asequibles que las genéricas. Pero el problema está en que para poder utilizarlas tienes que gastarte primero entre 3.000 y 5.000 dólares en el dispositivo de Microsoft.

La realidad mixta va por el buen camino

La conclusión que podemos sacar es que la realidad mixta va por el buen camino. Acaban de abrirla en la última gran actualización de Windows 10 y que las aplicaciones no exclusivas para Hololens aún son pocas y pobres. Pero el catálogo con el que cuentan unas Hololens que ya se han estado mimando durante meses nos habla mucho y bien de las posibilidades que podríamos tener cuando estas y otras aplicaciones se abran para todos.

Otro de los aspectos clave de esta tecnología es el hecho de que venga implementada directamente en un sistema operativo que ya utilizan millones de usuarios. Esto debería animar a los desarrolladores bastante más que otras plataformas que sólo utilizan los cientos de miles que se han comprado un producto concreto.

Con todo, en el catálogo actual abierto sigue faltando una aplicación contundente que despeje todas las dudas respecto a la realidad mixta. También es verdad que de momento la realidad mixta de Microsoft se parece demasiado a la virtual de cualquier otra plataforma. Sin embargo, también hay las suficientes apps de realidad aumentada como para poder hacernos a la idea de las posibilidades de mezclar ambos tipos de realidades digitales en una sola.

También te recomendamos


¿Sabes que tu bebé necesita dar patadas?


Diferencias entre realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta


Se filtran las Samsung Odyssey VR: más resolución para ganarle la partida a las Oculus Rift y HTC Vive


La noticia

Con qué apps y juegos quiere convencernos Microsoft de que su realidad mixta es mejor que la realidad virtual

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Yúbal FM

.

Chequea también

1024_2000

iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple

A falta de saber cómo de bien sale el experimento del iPhone X, Apple apostó por lo seguro con el iPhone 8 y 8 Plus. En realidad se trata de lo que podría haberse llamado "iPhone 7s", con las habituales mejoras en procesador y cámara, y con un diseño muy continuista respecto a su antecesor. Pero hasta el recién aterrizado iPhone X, los iPhone 8 y 8 Plus eran los smartphones más avanzados de Apple en el mercado. Tras el sobresaliente que tuvo el 8 Plus en nuestra review, ¿cómo le sienta el día a día? ¿Merece la pena pagar los más de mil euros que cuesta nuestra unidad o mejor esperar al iPhone X? ¿U optar por un iPhone 7? Vamos con nuestro mes de uso con el iPhone 8 Plus de 256 GB de almacenamiento. Es bonito; no es cómodo No hace falta tenerlo mucho tiempo en la mano para darse cuenta del genial acabado y del diseño tan atractivo que tiene, a pesar de que esos marcos recuerden mucho a 2017. Por otro lado, "esos marcos de los que usted me habla" son los que permiten que siga existiendo el botón home con Touch ID en el frontal, algo que ha desaparecido (y ya veremos cómo resulta) en el iPhone X. El cristal empleado en la parte posterior hacen que tenga una superficie muy agradable al tacto, aunque da cierto respeto. Tienes la sensación tener algo frágil en la mano, pero después de meterlo y sacarlo bastante del bolsillo no he detectado ni un rasguño. De hecho, creo que es justo por el cristal por lo que tiene mejor agarre que el iPhone 7 Plus. Sin embargo, el diseño tiene un problema: el iPhone 8 Plus no es un teléfono cómodo. El tamaño de tu mano influirá bastante, pero, independientemente de eso, se hace un terminal pesado y casi imposible de manejar con una sola mano. Aunque es más delgado que el iPhone 7 Plus, supera los 200 gramos y es ligeramente más alto y ancho, algo que podría parecer imperceptible pero en mi caso no ha sido así. En este mes no se me ha hecho cómodo hacer fotos, grabar vídeos, ver contenido o jugar con un terminal de estas dimensiones y peso. Es cierto que te acabas acostumbrando (no hay otro remedio), pero al utilizar otro dispositivo más pequeño lo primero que sentía era alivio. Por eso aquí el iPhone 8 seguramente sea mejor opción si para ti el tamaño es un factor de compra clave. Hablemos de los WTF del iPhone 8 Plus Dudo que la persona que se gasta 1089 euros en un teléfono quiera enfrentarse a los WTF de este iPhone 8 Plus. A saber: La carga es soberanamente lenta. Dos horas y media si quieres carga entera. En media hora se consigue en torno a un 20% de recarga, una cifra ridícula si comparamos con terminales con una buena carga rápida. Lo peor es que no es culpa del iPhone, sino del raquítico cargador de 5 W que Apple incluye en junto al teléfono. En otras palabras: si quieres que tu iPhone nuevo tenga una tasa de carga medianamente rápida, tendrás que pasar por caja de nuevo y comprar un cargador con más potencia. Errores de software. Vale que iOS 11 está en continuo desarrollo y que lleva poco más de un mes en el mercado, pero si justo el ecosistema de Apple es uno de sus puntos fuertes debería estar todo mucho más cuidado. Aparte de algún cuelgue de aplicación esporádico, cuando peor lo pasé fue instalando aplicaciones desde la App Store. Debió de ser algún tipo de bug, pero al darle a "Obtener" a casi cualquier aplicación, el resultado era una bola de carga infinita que no llevaba a ningún lado. No había problemas de conexión y reconoció la autentificación a través de la huella sin problemas. ¿Qué pasó? No lo sé, pero tuve que resetear de fábrica el iPhone después de varios días intentando solucionar el problema. Alguien que se ha gastado más de mil euros seguro que tendría menos paciencia que yo. Aquí un gif con la bola infinita de carga: Lectura en exteriores mejorable. Apple mantiene el panel IPS y la misma resolución y brillo que en el iPhone 7 Plus. Ha incorporado True Tone para que el balance de blancos del teléfono sea automático dependiendo de las condiciones de luz. Bien, esto es genial y si no te gusta lo puedes desactivar. Pero en exteriores, cuando hay sol, he echado en falta un par de puntos más de brillo para leer o consumir contenido sin forzar la vista. Esto no quiere decir que se vea mal en exteriores, no es así, pero hay que tener un nivel de exigencia acorde a su precio. Previsiblemente, en esto lo hará mucho mejor el iPhone X con su panel OLED. Rendimiento bestial Los benchmarchs del A11 pulverizaban en muchos aspectos a los de la competencia Android. ¿Se nota esto en la experiencia de uso? Notas que el teléfono funciona muy rápido, que no le cuesta ejecutar aplicaciones o juegos, pero es la misma sensación que tuve, por ejemplo, con el Huawei P10 Plus que, recordamos, tenía 6 GB de RAM. Está todo muy bien optimizado, y aunque Apple farde de los seis núcleos y de lo bien que aprovecha los 3 GB de RAM, el rendimiento de este iPhone 8 Plus es bestial, sí, pero en este apartado no está solo en el mercado. La autonomía del iPhone 8 Plus es magnífica Donde sí lo hace realmente bien es en el consumo de batería. No sé cómo envejecerá, pero en este mes no he sido capaz de agotarle la batería antes de que acabase el día. Y mira que le he dado caña con correos, llamadas, Spotify, YouTube, desafíos de Clash Royale, Google Maps, haciendo fotos, grabando vídeos, usando aplicaciones de mensajería, Facebook, Twitter, etc. El teléfono llegó a marcar más de ocho horas y media de uso y aún le quedaba energía. Otro lado muy positivo es el sonido: los dos altavoces que tiene en la parte frontal hacen muy buen trabajo, con un un audio definido, dinámico y con buena potencia. Lo que sí me ha parecido un incordio es tener que usar el adaptador para poder escuchar música con auriculares. No es cómodo, pero es la única solución que ha propuesto Apple en su visión de cómo debe ser el mundo del audio en móviles. La cámara marca la diferencia Lo que sin duda me ha gustado más del iPhone 8 Plus es su doble cámara. El zoom 2x necesita de buena luz para funcionar bien, pero el resultado es genial. El modo retrato y los nuevos modos de iluminación son una pasada, aunque necesitas cierto tino para conseguir que la persona que fotografíes no quede sin oreja o que el fondo no se coma una prenda, un hombro, etc. fotos-iphone-8-plus A nivel de procesado creo que es uno de los smartphones que más respeta las condiciones originales: no satura ni contrasta en exceso y lo que conseguimos son fotos muy naturales. La grabación de vídeo y la cámara lenta son espectaculares, pero lo que me ha sorprendido sobremanera es la grabación de audio. Aquí va un ejemplo de un vídeo que grabé en un concierto de Alter Bridge. El primer ejemplo (con la canción "Come To Life") está grabado con este iPhone 8 Plus. El segundo, de la canción "Open Your Eyes" en el mismo concierto, con mi Galaxy S7. Fijaos en la calidad de sonido de uno y de otro: Los niveles de distorsión en el Galaxy S7 hacen realmente incómoda la escucha, pero en el caso del iPhone 8 Plus el resultado es casi profesional. Y eso que la canción que grabé con el iPhone era más cañera (por tanto, susceptible de más distorsión) que la que capturé con el S7. Y hablando de conciertos, donde las condiciones de luz no siempre son las mejores para fotos con móviles, aquí un ejemplo de lo conseguido con zoom 2x: ¿Y bien? El iPhone 8 Plus es un gran teléfono y no sólo en el sentido literal de la palabra. La autonomía, el rendimiento y la cámara son de lo mejor que podemos encontrar en el mercado en la actualidad, aunque tiene algunos "peros" entre los que no hay que olvidar el precio o la ausencia de conector jack (hasta que no haya una industria completa adaptada, esto será un inconveniente). Si estás cómodo en el ecosistema de Apple, te gusta iOS y quieres tener un iPhone que funciona de manera soberbia, este 8 Plus cumplirá seguro. Si lo prefieres más pequeño, ve a por el iPhone 8. Un gran teléfono para lo bueno y lo malo Eso sí, en el mercado hay alternativas Android que son al menos equiparables en prestaciones y son muy interesantes en precio. Pero si lo que quieres es tener el mejor iPhone del momento, yo me esperaría a ver qué tal el iPhone X. En el hipotético caso de que aquello salga mal, iPhone 8 u 8 Plus son para ti. En Xataka | Los smarpthones de gama alta más completos que lucharán por ser el mejor del año: comparativa completa También te recomendamos iPhone 8 Plus, análisis: una gran cámara y una bestia de procesador dentro de un iPhone con diseño sin futuro 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE iPhone 8 Plus, primeras impresiones: Apple esconde lo más interesante bajo un diseño de hace años - La noticia iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple fue publicada originalmente en Xataka por Cesar Muela .