Por qué cuando Txumari Alfaro dice que “la terapia contra el cáncer consiste en no hacer nada” hay gente que le cree

Sin Titulo 2

El pasado fin de semana, Txumari Alfaro se subió al estrado del Hotel Barceló Sans de Barcelona y explicó que una madre, preocupada por el cáncer de mama de su hija, le acababa de parar para pedirle consejo. "¿Qué hago?", le preguntó la madre. "Nada. Ahora la terapia consiste en no hacer nada (…) solo con esta toma de conciencia el pecho mejorará (…) y así se curan el 100% de los cánceres de mama", fue la respuesta de Alfaro, un personaje que lleva más de 20 años paseándose por todas las televisiones españolas.

Esa fue solo una de la sarta de mentiras, inexactitudes y barbaridades que se dijeron en 'Un mundo sin cáncer: lo que tu médico NO te está contando', un congreso pseudocientífico que pese a la denuncia del Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, una investigación de la Generalitat de Cataluña y el enfado de las redes se llevó a cabo sin ningún problema.

Una vez más, a pesar de la labor de los médicos, del movimiento escéptico, de la mayoría de los medios y de las montañas de buena información científica que hay por internet, solo hace falta que alguien diga una barbaridad para que haya cientos de personas que se lo crean a pies juntillas. ¿Cómo es esto posible?

No basta con la información

A este impresentable le preguntan:
– "Mi hija tiene cáncer de mama ¿Qué hago ahora?"
Y responde:
– "Nada. Ahora la terapia consiste en no hacer nada (…) solo con esta toma de conciencia el pecho mejorará (…) y así 100% curación cánceres de mama"
¿No puede ser? ved video pic.twitter.com/AIH3Z1NX6S

— Pere Estupinyà (@Perestupinya) January 15, 2018

Se nos suele olvidar que los pacientes de cáncer son personas especialmente vulnerables que están sometidas a un importante sufrimiento. Hablamos de un diagnóstico grave, de futuro incierto que conlleva tratamientos complejos, agresivos y discapacitantes.

Pasa de muchas formas (a través de su entorno social, de los medios de comunicación, de las redes sociales o de búsquedas por internet), pero es habitual que muchos pacientes acaben recurriendo a terapias no convencionales, terapias sin ningún aval científico. Y no es una cuestión de información.

Tendemos a pensar que la verdad nos hace libres y que las personas están equivocadas porque les falta información. Pero no, normalmente no es cierto. Gregorio Luri, filósofo y pedagogo, decía hace unas semanas que «los niños preguntan porque tienen miedo. No necesitan respuestas científicas, sino consoladoras». Ante la incertidumbre de la enfermedad, las personas tenemos la fragilidad de ese niño que pregunta.

Los pacientes preguntan a su entorno social, se guían por habladurías o buscan en internet no porque quieran saber la 'verdad', sino porque necesitan ser consolados. Y, como muestran muchos estudios, es en ese miedo, esa preocupación y esa ansiedad donde las creencias erróneas toman forma. Y contra eso no basta con la información.

Una tarea casi imposible

Rawpixel Com 472352

Tenemos decenas de estudios (Romero y Ballesteros, 2000; Calleja, 1996; Santanna, Hennington y Junges, 2008; Parames, Mulero, Lorandi y Rodrigues, 2007) que sugieren que las personas que se acercan a la pseudociencia no buscan (sólo) efectividad terapéutica: buscan certidumbre, contacto humano, cercanía y tranquilidad.

Los médicos lo saben, no estoy inventando nada. Hay una vieja frase del médico francés Adolphe Gubler que resume todo el trabajo médico en tres ideas: «curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre». Consolar siempre. Una tarea casi imposible si tenemos en cuenta que no hay disciplina humana que se enfrente más directamente a nuestros miedos y miserias.

La práctica médica es un ejercicio continuo de honestidad y prudencia. De consolar sin fomentar esperanzas engañosas, sin prometer una curación que quizá nunca llegue. Y frente a ella, los charlatanes se alzan ofreciendo terapias “curativas”, certezas absolutas, hermosos y huecos cantos de sirena: mentiras.

Luchar contra la pseudociencia es luchar contra el miedo

Uros Jovicic 322314

Si «el sufrimiento humano constituye siempre una petición moral directa de socorro», aprovecharse de él es una muestra imborrable de ruindad personal, ética y social. Sí, las terapias alternativas no son inocuas para el paciente (abandonar la medicina dispara hasta cinco veces el riesgo de muerte), pero tampoco lo son para el tejido social. Estamos ante un reto sanitario de primer orden: un reto que nos tiene desbordados.

Necesitamos mejoras legislativas, judiciales, sanitarias y educativas. Pero, sobre todo, necesitamos reflexionar profundamente sobre qué estamos haciendo mal. 'Un mundo sin cáncer: lo que tu médico NO te está contando' ha podido celebrarse pese a los médicos, la administración y las protestas sociales. Y habrá más. Porque nuestro enemigo no son los buitres y las alimañas, nuestro enemigo final es el miedo. Y ahí siempre queda mucho por hacer.

También te recomendamos


No hace falta coger el Transiberiano: los viajes en tren más chulos están en España


Hay gente promoviendo terapias sin base científica y animando a abandonar las comprobadas. Esto es lo que podemos hacer legalmente


La verdad de los supervivientes: cáncer, pseudociencia y "pruebas vivientes"


La noticia

Por qué cuando Txumari Alfaro dice que "la terapia contra el cáncer consiste en no hacer nada" hay gente que le cree

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Jiménez

.

Chequea también

1024_2000

Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra, toma de contacto: una mayor batería que repercute demasiado en el diseño

Nos hemos ido al CES 2018 de Las Vegas para conocer los nuevos televisores, pero algunos fabricantes también han aprovechado para presentar nuevos smartphones. Es el caso de Sony y sus Xperia XA2 y XA2 Ultra. Los hemos estado probando y aquí os traemos nuestras impresiones de dos móviles que esperamos representen las últimas iteraciones de un diseño clásico que ya necesita una renovación. El Xperia XA2 es un móvil con pantalla de 5,2 pulgadas y características que lo ubican en la gama media. Por su parte la versión Ultra crece hasta las seis pulgadas, lo que debido a sus generosos marcos lo convierten en uno de los smartphones más grandes de los últimos años. Casi a la altura del Mi Max 2, que cuenta con 0,4 pulgadas extra. Sony ha presentado un portfolio enorme de dispositivos durante la feria por lo que no hay que entender estos Xperia XA2 como su producto estrella. Creemos que reservarán para el Mobile World Congress alguna sorpresa más interesante. Aunque quizás Barcelona solo sirva para anticiparnos y no ofrecer la evolución del ya icónico diseño Omnibalance. Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra, impresiones en vídeo Ficha técnica del Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra Sony Xperia XA2 Sony Xperia XA2 Ultra Pantalla 5,2 pulgadas Full HD 6 pulgadas Full HD Procesador Qualcomm Snapdragon 630 Qualcomm Snapdragon 630 RAM 3 GB 4 GB Memoria de almacenamiento 32 GB (ampliable por micro SD hasta 256 GB) 32 / 64 GB (ampliable por micro SD hasta 256 GB) Cámara trasera Sensor Exmor RS de 23 megapixeles con apertura f/2.3, autofocus híbrido y zoom 5x Sensor Exmor RS de 23 megapixeles con apertura f/2.3, autofocus híbrido y zoom 5x Cámara frontal Sensor de 8 megapixeles con lente gran angular de 120 grados Sensor de 16+8 megapixeles con lente gran angular de 120 grados Software Android Oreo 8.0 Android Oreo 8.0 Batería 3.300 mAh 3.580 mAh Conectividad Bluetooth 5.0, NFC Bluetooth 5.0, NFC Puertos USB tipo-C, jack de 3,5 mm USB tipo-C, jack de 3,5 mm Dimensiones y peso 142 x 70 x 9,7 mm171 gramos 163 x 80 x 9,5 mm221 gramos Precios Desde 349 euros Desde 449 euros Un diseño que ya conocemos (demasiado) Tener en mano los nuevos Xperia XA2 y XA2 Ultra me ha servido para corroborar varios problemas pero también algunos aciertos. En general tanto el modelo estándar como su versión Ultra ofrecen el mismo tipo de detalles y diseño, aunque diferenciaremos ciertos puntos ya que mientras en uno pueden ser habituales en el otro nos llaman más la atención. ¿Por qué siempre se habla de esos marcos superior e inferior? Principalmente porque son enormes, sobre todo en comparación con los móviles con pantalla 18:9 que este último año han aparecido en todas las gamas. Pero además son bastante lisos, sin componentes extra como por ejemplo un lector de huellas o unos botones capacitivos. Esta decisión es clave a la hora de transmitir las sensaciones de los Xperia, ya que pese a que el tamaño no está nada optimizado, sí se siente muy agradable en mano. Y a primera vista también podemos decir que es bonito y elegante con una calidad de materiales claramente superior a muchos modelos de su gama. Su cuerpo es de aluminio anodizado, ofrecen un aspecto muy bueno y es bastante sólido. Una construcción excelente en un tamaño y grosor no muy acertados. Tenemos un cuerpo unibody construido en aluminio anodizado que podría pasar por gamas más altas. Claro está, es simplemente a nivel de comodidad, agarra y sensaciones en mano, ya que a nivel de tamaño y grosor Sony tiene sin duda muchísima faena. Sony acostumbraba a colocar el lector de huellas en el lateral, pero con estos Xperia XA2 por primera vez vemos que el fabricante japonés opta por hacerlo en la parte trasera. Tenían espacio para colocarlo en la parte de delante, pero entendemos que querían mantener un diseño limpio. Es un lector de huellas tradicional que funciona sin problemas y no dudamos que será el camino a elegir de Sony desde ahora, dejando entrever que ya están pensando en el futuro. De la misma manera que criticamos los marcos superior e inferior, también hay que decir que son dispositivos estilizados, con marcos laterales muy reducidos. Esto permite que al agarrarlos sean muy cómodos. De nuevo una nueva razón por la que hay muchas esperanzas puestas en el nuevo diseño ya que Sony está en disposición de ofrecernos modelos con un diseño muy optimizado en cuanto a la pantalla. Xperia XA2 (izquierda) vs Xiaomi Mi Max 2 (centro) vs Xperia XA2 Ultra (derecha) Por el contrario los Xperia XA2 y XA2 Ultra tienen un verdadero problema: el peso. En mano se agarra muy bien y está equilibrado, pero creemos que pocos usuarios valorarán este punto. En el modelo XA2 no se nota tanto y podríamos llegar a acostumbrarnos pero con el XA2 Ultra y sus 221 gramos se han salido de la gráfica. Pesa un montón, lo que unido a su tamaño se hace un dispositivo muy difícil de manejar durante un buen rato. Acostumbrado a las phablets, este XA2 Ultra no me pareció muy cómodo de sujetar. Porque es que además tenemos 9,7 y 9,5mm de grosor respectivamente para los XA2 y XA2 Ultra. Un auténtico ladrillo que por muy premium que sea no es muy práctico, más si lo comparamos con el Xperia XA1 que estaba entorno a los 8mm. Un aumentado de grosor incomprensible pese a las mejoras internas. La imagen que se te queda a nivel de ergonomía es de un móvil de hace unos años y para un gran fabricante como Sony eso no debería ocurrir. La excusa de haber ampliado la batería hasta los 3520mAh no es suficiente. Por primera vez se apuesta por el lector de huellas en la parte trasera. Además se mantienen botones únicos como el lateral para la cámara que creemos sigue cumpliendo bien su función. Sony mantiene el botón lateral dedicado a la cámara de fotos y en la parte superior trasera tenemos la cámara única, el símbolo para el NFC, el flash, el lector de huellas y el logo de Xperia. Una zona que hemos notado se impregnaba de huellas con bastante facilidad. Delante encontramos el de la compañía junto a la cámara frontal, que en el caso del modelo Ultra es doble. Así como el LED de notificaciones, un pequeño amigo que ha ido perdiendo relevancia con la llegada de las pantallas Always-on. Significativa mejora en pantalla, batería y eficiencia El Xperia XA2 aumenta de cinco a 5,2 pulgadas y además incorpora por primera vez resolución FullHD. Un salto muy bien recibido ya que unido a la mejora en potencia por fin puede situarse en un nivel más acorde con el resto de especificaciones. Por su parte el modelo Ultra se mantiene en las seis pulgadas. Pese a los marcos superior e inferior tan gruesos, el hecho de tener el lector en la parte trasera y los bordes laterales tan finos proporciona un ratio de pantalla del 75 y 76,1% para los XA2 y XA2 Ultra respectivamente. Por comparar, los Galaxy A8 y A8+ tienen ratios de 75.6% y 75.5% pese a tener pantallas en formato 18.5:9, más alargadas. Tanto el brillo como los colores de la pantalla son muy buenos, con colores ajustados y sin problemas significativos en los ángulos de visión. Sony promete un incremento hasta los 500 nits, una mejoría respecto a la primera versión. No pudimos probarlo fuera de la feria, pero la impresión de la pantalla fue muy buena. Además vienen protegido por Gorilla Glass, que en el caso del primer XA era la cuarta generación. El Snapdragon 630 que incorporan es una renovación del aclamado Snapdragon 625 que la mayoría de gama medias ofrecían en 2017. Es un excelente procesador con una eficiente energética que esperamos aporte al XA2 unos niveles de autonomía mucho mejores que los del anterior modelo, que contaba con procesador MediaTek y menos batería. Pasamos de 2300mAh y procesador MediaTek del XA1 a los 3300mAh y chip Qualcomm de esta segunda generación. Un salto que cambia por completo la experiencia del dispositivo. Con el Xperia XA2 tenemos un modelo de 3GB y 32GB de almacenamiento. Sony no destaca precisamente por sus buenos precios, pero esperábamos al menos 64GB de almacenamiento. A pesar de contar con microSD, en 2018 personalmente estoy empezando a recomendar comprar únicamente móviles con al menos 64GB. Muchos no lo llenamos, pero en un futuro esto puede cambiar rápidamente. La batería era otro de los puntos flojos de los Xperia XA que han corregido en esta generación. Subimos a 3000mAh en el modelo de 5,2” y 3540mAh en el de 6”. Esto unido a la compatibilidad con Quick Charge 3.0 debería ser suficiente. Y esta vez, con el paso a un procesador Snapdragon sí creemos que podremos obtener en el análisis buenos números. Sony apuesta además por la tecnología de carga adaptativa Qnovo para que la vida media de la batería sea mayor. Por su parte tenemos unos altavoces en la parte inferior, cerca del USB tipo C que están protegidos por una pequeña membrana y lo cierto es que suenan fenomenal. El audio es un aspecto muy cuidado de Sony y aunque sin llegar a sorprender, sí quedamos convencidos de la música pese al ruidoso sonido de ambiente que había en la sala. Sony y Google se llevan muy bien En el rato que estuvimos utilizándolo funcionó sin problemas y bastante rápido. Ya conocemos la capa de personalización de los Sony Xperia; ligeramente modificada respecto a la stock pero con un rendimiento muy bueno. Los Sony Xperia XA2 vienen actualizados a Android 8.0 Oreo con el parche de seguridad de enero. Nada que objetar en este aspecto, ya que es de los fabricantes que mejor relación tienen con Google y eso se nota a la hora de ofrecer las últimas versiones. Este parche de seguridad además es el anunciado por Google que soluciona los problemas de Meltdown y Spectre. Los Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra se dejan ver con Android 8.0 Oreo, lo que unido a una capa de personalización bien optimizada nos proporciona un rendimiento más que convincente. Todos aquellos usuarios que apuesten por el Xperia XA2 podrán estar tranquilos ya que será más que capaz de afrontar casi todos los juegos Android. Aún así al probarlo vemos que vienen preinstaladas algunas aplicaciones como AVG Protection que realmente no necesitamos. Un bloatware que afortunadamente se puede desinstalar sin problemas. Cámaras de alto nivel sobre el papel Tanto el Xperia XA2 como el XA2 Ultra incorporan un sensor trasero de 23 megapíxeles, con apertura f/2.0, enfoque PDAF y grabación de vídeo en 4K. Se trata de un sensor que a diferencia de su primera generación también añade grabación de vídeo en slow-motion a 120fps. No alcanza los 960fps de la gama alta, pero no deja de ser un añadido equivalente. Sony es líder mundial en la fabricación de imagenes para sensores. De hecho durante la presentación en el CES 2018 el propio Kazuo Hirai, CEO de Sony, bromeó con que muchos de los presentes utilizabamos sus sensores pese a no tener móviles Xperia. A falta de pruebas en distintas situaciones, la cámara del Xperia XA2 enfoca y captura fotos bastante rápido y la calidad es aparentemente buena. Habrá que esperar al análisis completo para poder testear el apartado fotográfico y ver si el fabricante japonés ha mejorado su postprocesado para las escenas nocturnas. Para ello se ofrece capacidad de establecer hasta ISO 12,800, lo que debería colaborar aunque hasta la práctica a fondo no podremos decir algo claro. De hecho, el software mostrado en la feria era de producción, tal y como nos comentaron desde Sony. A nivel técnico los Sony Xperia XA2 deberían destacar. Esperaremos al análisis ya que el software fotográfico no estaba listo, pero recordamos que ya esperábamos más de la cámara del Xperia XA1 y en esta generación no ha habido a priori grandes avances en este aspecto. La aplicación de cámara tiene muchas opciones y cuenta con las pegatinas de realidad aumentada de Sony, con efectos muy curiosos y divertidos. Pero el diseño puede ser algo confuso, con una manera de navegar por los menús no muy efectiva. Para la cámara frontal el Xperia XA2 incorpora un sensor de ocho megapíxeles, pero es en el XA2 Ultra donde vemos la novedad; una cámara doble de 16 megapíxeles más una segunda lente de 8 megapíxeles donde además tenemos estabilizador óptico OIS para grabar vídeos. Un añadido que si le juntamos el gran angular de 120º nos permite realizar fotos donde dos personas pueden estar separadas un par de pasos y todavía salir en la foto que uno de los dos hace sosteniendo el móvil con la mano. Ya no decir con un palo selfie. Sony navega en la buena dirección, pero va demasiado despacio El Xperia XA2 tiene un precio oficial de 349 euros, mientras que el Xperia XA2 Ultra se va a los 449 euros. Teniendo en cuenta que muchos modelos de la competencia ya ofrecen alternativas igual de potentes a precio más reducido, a Sony solo le quedan dos cosas: seguir convenciendo a los fans de la marca y rebajar el precio cuando los gama media del MWC se pongan a la venta. Sony sigue sin cumplir nuestros deseos y anclada en un diseño que le reporta muchas críticas, pero tiene detalles de construcción muy buenos como los marcos laterales reducidos y un cuerpo que transmite calidad a raudales. El paso del lector de huellas a la parte trasera es otro movimiento curioso, muy habitual en Android y hasta que no se integren bajo la pantalla, parece el lugar más acertado para mantener un frontal limpio. Obviando los marcos, me parece un problema más grave el acentuado grosor y el peso. Parece difícil que estos Sony Xperia XA2 consigan seducir a una gran cantidad de usuarios. Estamos ante una gama media que recién empieza pero que continúa un diseño que los ingenieros de Sony, que siempre miran a varios años vista, ya están reformulando. Esta segunda generación mejora enormemente a nivel interno, ofrece buenas sensaciones y está actualizado a la última versión de Android, si es suficiente para compensar un diseño anticuado habrá que dilucidarlo con calma cuando podamos probarlo a fondo. En la edición del vídeo tenemos a Pedro Santamaría. En Xataka Android | Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra: lector de huellas, más batería y Oreo para una gama media que se resiste a cambiar de traje También te recomendamos Huawei Nova 2 y Plus, primeras impresiones: bienvenida a la familia, doble cámara. Hasta luego, diseño original No hace falta coger el Transiberiano: los viajes en tren más chulos están en España Google Pixel 2 y Pixel 2 XL, toma de contacto: más experiencia Google que nunca y modo retrato para todos - La noticia Sony Xperia XA2 y XA2 Ultra, toma de contacto: una mayor batería que repercute demasiado en el diseño fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .