Tecno

Tecnología en Gral

Los asteroides cuyo impacto sería de alto riesgo también tienen censo y a la NASA le está costando décadas completarlo

1024_2000

Las distancias cuando hablamos del universo suelen ser de años luz o millones de kilómetros, pero aún así las colisiones entre elementos están a la orden del día. A estas alturas nosotros ya tenemos miles de ojos puestos en el cielo, pero aún así somos susceptibles de que choque contra nosotros un objeto espacial, y con tal de controlarlo al máximo la NASA tiene un censo de los asteroides que nos rodean, acabadito de actualizar. No es un trabajo nuevo o reciente ni mucho menos. La agencia estadounidense lleva haciendo este particular recuento desde hace años y de hecho con el nuevo informe llegan a una conclusión similar al que presentaron en 2003: debemos tener un control de los asteroides que miden al menos 140 metros. Es decir, aquellos que supondrían el mayor riesgo si por algún motivo dejasen de orbitar para precipitarse a nuestro planeta. Sólo hemos visto la punta del asteroide No hace mucho hablábamos de la basura espacial. Un problema que nosotros mismos nos hemos ido buscando a medida que las carreras espaciales han despegado (nunca mejor dicho), y que supone un peligro para otras misiones como ya vimos por toda esa nube de restos que ha quedado orbitando. Pero sin nuestra intervención el espacio también dispone su materia a nuestro alrededor, y aunque no suele haber colisiones que supongan una amenaza de alto impacto contra nuestra superficie de vez en cuando hay meteoros que por su tamaño llegan a atravesar todas las capas de la atmósfera y ocasionar daños al estrellarse. De ahí que sea importante tener controlada toda esta población de asteorides que nos rodea, que no es pequeña. Así, hace un par de años decidieron actualizar aquel estudio de 2003 usando la tecnología del momento y ha sido 2017 cuando han acabado dicha actualización. Es decir, más de 10 años de evolución tecnológica con todo lo que eso implica a nivel de técnicas de rastreo, ópticas y demás. Crédito: NASA/JHUAP Una de ellas, tal y como explica Lindley Johnson (Oficial de Defensa Planetaria de la NASA) y recogen en la web de la NASA, es el uso de infrarrojos, la cual vimos al hablar de las distintas tecnologías de los telescopios espaciales. Una radiación útil para determinar el tamaño de estos objetos que nos rodean. ¿Y cuántos hay? El censo en realidad aún no está al 100%, de hecho el objetivo es que en 2020 se tenga un 90% de los objetos de al menos 140 metros controlados, lo cual asciende según el Science Definition Team a unos 25.000. Hasta la fecha se han catalogado algo más de 7.800 asteroides, y la NASA espera ampliar estos descubrimientos con 500 más gracias a los telescopios terrestres. Aún hay mucho que ver... Y pocos ojos Según explican en la agencia, la importancia de completar este censo radica en el porcentaje de riesgo para la población humana de que haya un impacto no previsto. De completarse el objetivo de tener registrados esos aproximadamente 25.000 objetos, se eliminaría el 99% del riesgo de que hubiese uno de estos impactos imprevistos. No obstante, la NASA se muestra algo pesimista con respecto a este objetivo a tres años vista. Si bien en los últimos 15 años las distintas técnicas y el conocimiento de los astrónomos acerca de estas rocas que nos rodean han mejorado, entendiendo mucho mejor el tamaño y el albedo de los asteroides, la agencia estadounidense considera que se necesitarán recursos más allá de los telescopios en tierra para llegar a la meta de 2020. Mientras se completa el catálogo, lo que ya vimos que también está en estudio continuo son los métodos para poder evitar que un cuerpo espacial impacte contra nuestro planeta. A su vez, y quizás buscando ese refuerzo que deja ver la NASA que es necesario para los telescopios en superficie, hablamos de Scout, una herramienta enfocada a mejorar la detección y la caracterización de estas rocas potencialmente peligrosas. Imagen | NASA/Goddard/University of Arizona En Xataka | Así nos preparamos para evitar el impacto de asteroides contra la Tierra: si no puedes con el enemigo, desvíalo También te recomendamos Los "selfies" en la NASA no son siempre un juego: pueden ser el mejor test de verificación de instrumentos 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE El homenaje estelar de la NASA al "hurón de cometas": el catálogo de Messier a todo color y en alta resolución - La noticia Los asteroides cuyo impacto sería de alto riesgo también tienen censo y a la NASA le está costando décadas completarlo fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

El smartphone con mejor cámara según los votos en la comparativa ciega: desvelamos quién hizo cada foto

650_1200

El pasado viernes, como paso previo a nuestra comparativa fotográfica, os propusimos un pequeño juego: votar por la foto que considerabais como mejor entre las cinco que hemos tomado con los que consideramos ahora mismo como los smartphones con mejor cámara del mercado. Pero no os decíamos qué smartphone había hecho cada foto. Llega el momento de desvelar el secreto y declarar, según los lectores de Xataka, qué smartphone tiene mejor cámara en este 2017. Los cinco smartphones de la comparativa En esta comparativa ciega que os proponíamos, esta vez fue ciega con todas las consecuencias. Las fotos estaban todas desordenadas y no os decíamos ni los smartphones que habían participado. Llega la hora de desvelar la realidad. Para esta comparativa y prueba a ciegas escogimos los que consideramos como smartphones con mejor cámara dentro de la gama alta más relevante en la actualidad. HTC, Xiaomi, OnePlus o LG con su último V30 serán los siguientes en demostrarnos de qué pasta está hecha su cámara, ya sea doble o simple. En esta primera tanda tenemos pues a: Samsung Galaxy Note 8 (doble cámara de 12 MP) Huawei Mate 10 (doble cámara 20+12 MP) iPhone X (doble cámara de 12 MP) Sony Xperia XZ1 (cámara simple de 19 MP) Pixel 2 XL (cámara simple de 12 MP) Sin más dilación, veamos los resultados de las votaciones que os propusimos en esta comparativa a ciegas donde hasta ahora habéis participado más de 7000 lectores de Xataka. Imagen 1: las patatas Empezamos resolviendo la duda con el colorido y detalle de las patatas fritas que os trajimos a Xataka. ¿Las recordáis? Según vuestros votos, la mejor foto es la A con un 28%, seguida muy de cerca por la E con un 27%. Esas fotos, como veréis a continuación, se corresponden con las que realizamos con el iPhone X (foto A) y el Pixel 2 XL (foto E). La que peor resultado ha conseguido ha sido la B, realizada con el Huawei Mate 10. A continuación repetimos las fotos a tamaño grande con la indicación de quién ha realizado cada una de ellas: iPhone X Huawei Mate 10 Sony Xperia XZ1 Galaxy Note 8 Pixel 2 XL Foto 2: el lugar del "crimen" Las diferencias entre los resultados, tanto de rendimiento de las cámaras como de votos, son más amplias en esta segunda escena. Primero os recordamos cómo era la situación: Aquí, con un 30% de los votos, la foto que más os gusta es la B, realizada por el Galaxy Note 8. Más lejos y muy poco separadas en porcentaje de votos tenemos la foto E y la D, con apenas un punto de diferencia entre ellas. Se trata de las imágenes captadas por el Pixel 2 XL y el Sony Xperia XZ1. El último en la comparativa ha sido el iPhone X. A continuación repetimos las fotos a tamaño grande con la indicación de quién ha realizado cada una de ellas: Huawei Mate 10 Galaxy Note 10 iPhone X Sony Xperia XZ1 Pixel 2 XL Foto 3: nos vamos de compra En un entorno donde podemos comprar la mayoría de terminales de la comparativa, un centro comercial, quisimos poner a prueba algunos aspectos extra como el rango dinámico de cada terminal. Os recordamos la escena y cómo lo hacía cada cámara. Según los más de 7000 votos con los que habéis colaborado en esta encuesta, la mejor foto es la B de forma destacada, con un 31,3% de todos los votos. El smartphone responsable de dicha foto fue el Galaxy Note 8, qu saca más de 7 puntos de ventaja al segundo clasificado, el iPhone X, que fue quien hizo la foto A. A continuación repetimos las fotos a tamaño grande con la indicación de quién ha realizado cada una de ellas: iPhone X Galaxy Note 8 Huawei Mate 10 Pixel 2 XL Sony Xperia XZ1 Foto 4: "Civilization" Regresamos a la noche para no ponérselo nada fácil. Aquí, tal y como puedes ver a continuación, no hay medias tintas en los resultados: En las votaciones, la opción E arrasa con más de un 40% de los votos, mientras que en el extremo contrario, con solo un 4% de los votos, queda la foto C. Así pues, según vosotros, el teléfono que mejor foto consigue en esta situación es el Galaxy Note 8, mientras que el peor parado, sorprendentemente queda el Pixel 2 XL de Google. A continuación repetimos las fotos a tamaño grande con la indicación de quién ha realizado cada una de ellas: iPhone X Sony Xperia XZ1 Pixel 2 XL Huawei Mate 10 Galaxy Note 8 Foto 5: la flor de cada teléfono Con suerte o sin ella, llegamos a la quinta y última (fotos) de la tarde. Os recordamos primero cómo era la situación y qué tal resolvía cada teléfono. Tras vuestros 7000 votos, en esta escena habéis considerado que la mejor foto es la D, que corresponde con la que tomó el Huawei Mate 10. Muy cerca está la segunda foto, la B con un 21% de los votos, y que realizamos con el teléfono iPhone X de Apple. El resto de los resultados, a continuación: A continuación repetimos las fotos a tamaño grande con la indicación de quién ha realizado cada una de ellas: Galaxy Note 8 iPhone X Sony Xperia XZ1 Huawei Mate 10 Google Pixel 2 XL El ganador según los lectores de Xataka es ... Toca ahora recopilar los resultados para tratar de encontrar a la mejor cámara entre los smartphones que hemos comparado. Si otorgamos cinco puntos a los smartphones que han quedado en primera posición en cada foto, 4 al segundo y así sucesivamente, y sumamos los resultados, la clasificación final que habéis otorgado a las cámaras de estos smartphones quedaría tal que así: Samsung Galaxy Note (20 puntos) iPhone X (17 puntos) Pixel 2 XL (15 puntos) Huawei Mate 10 (12 puntos) Sony Xperia XZ1 (11 puntos) Si cambiamos la manera en que valoramos los resultados, y sumamos los porcentajes de votos de cada terminal en cada una de las pruebas, la clasificación quedaría así: Galaxy Note 8 (122%) iPhone X (80%) Sony Xperia XZ1 (78%) Pixel 2 XL (71%) Huawei Mate 10 (49%) En los dos casos, el Galaxy Note 8 de Samsung queda como el smartphone con la mejor cámara, ofreciendo además, salvo por el tropiezo en votos de la última escena, una consistencia en la que nadie le iguala. Seguid atentos a Xataka porque en unos días os ofrecemos la comparativa fotográfica completa entre estos terminales en muchas más situaciones. Gracias por vuestra participación. También te recomendamos Pixel 2 XL, análisis: la cámara del momento merecía una pantalla mejor Las cinco mejores cámaras de smartphones frente a frente: ¿quién hace mejores fotos? Tú decides 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE - La noticia El smartphone con mejor cámara según los votos en la comparativa ciega: desvelamos quién hizo cada foto fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

Nueva Zelanda quiere erradicar a todos sus depredadores mamíferos invasores para 2050 y va a usar la edición genética para ello

650_1200

«En el siglo diecinueve — nos cuenta Coetzee —, era el centro de la industria de los pingüinos. Aquí se mataba a golpes a cientos de miles de pingüinos y se los arrojaba al interior de unas calderas de hierro fundido para deshacerlos en forma de aceite útil y residuos inútiles. O ni siquiera se los mataba a golpes, simplemente se les azotaba con palos para que subieran una pasarela y saltaran al caldero hirviente». Así, con el hombre, llegaron las plagas a la Isla Macquarie, el punto más septentrional de Australia, a medio camino entre Tasmania y la Antártida. En los años 70, poco más de 50 años después de la llegada de los primeros marinos, había 130.000 conejos destrozando la flora y amenazando la fauna de la isla. Pero aún así tardamos otros 30 años en tomar cartas en el asunto. En 2007, se tomó la decisión de acabar con todos los roedores de la isla y para 2012, ratas ratones y conejos habían sido exterminados. Es la isla más grande donde se ha conseguido hacer algo de este tipo. No lo será por mucho tiempo, porque hay un lugar 2.000 veces más grande que Macquarie que quiere seguir su ejemplo aunque tenga que usar ingeniería genética. Ese lugar se llama Nueva Zelanda. Según Maggie Barry, antigua ministra neozelandesa de medio ambiente, se trata del “proyecto de conservación más importante de la historia del país”. Pero se equivoca radicalmente. Si se lleva a cabo, sería el proyecto de conservación más importante del mundo con consecuencias que no podemos siguiera evaluar. La Nueva Zelanda que ya no existe En 2007, Les Kelly se jubiló tras 25 años trabajando en Australia y decidió volver a su Nueva Zelanda natal. Pero algo había cambiado. Ed Yong habla sobre cómo el "canto de los pájaros se había acallado" y es cierto, debido a las plagas, la Nueva Zelanda de la juventud de Kelly ya no existía. Era una historia que venía de largo. Antes del siglo XIII, no había más mamíferos que los murciélagos en Nueva Zelanda. Eso hizo que, sin depredadores cerca, las aves siguieran el "destino del pájaro dodo": perdieron la capacidad de volar, se volvieron confiadas y firmaron su sentencia de muerte ante la llegada de los barcos que traían el mundo globalizado con sus ratas, conejos, perros y gatos. Hoy por hoy, cada año desaparecen 16 millones de polluelos en manos de los depredadores que llegaron con los humanos y ya se han extinguido cuatro especies distintas. Claro que la Nueva Zelanda de hace unas décadas no existe, la duda es cuánto tiempo resistirá lo que queda de ella. Acabar con los invasores Ante esto, Kelly decidió que había que hacer algo y los ejemplos de islas que habían tenido éxito en el exterminio de los depredadores estaban ahí. Así surgió ‘Predator-Free 2050”, un proyecto tremendamente ambicioso que quiere hacer exactamente lo mismo solo que en una isla 2.000 veces más grande. Según ellos, se trata de la única forma de salvar el país y su patrimonio natural. Durante algunos años, el proyecto no consiguió salir de los límites del mundo de interesados en la conservación natural, pero en 2011 la cosa cambió. Gracias a un discurso muy conocido la iniciativa entró en el debate nacional, se ganó el interés del público y el apoyo del Gobierno. Había llegado el momento de diseñar una hoja de ruta. Y al hacerlo quedó claro que los recursos necesarios eran tan enormes como ambicioso el proyecto: exterminar a los depredadores antes de 2050 costaría 6.000 millones de dólares. Esto se debe a que, aunque la tecnología actual permitiría hacerlo, el proceso sería tremendamente complejo y costoso. Basta recordar que la primera vez que se realizó extinción de este tipo hubo que envenenar a los depredadores uno a uno. Ahora tenemos mejores técnicas, pero aún no las suficientes. Por eso, alguien dijo las siglas mágicas: CRISPR. Piedras filosofales o cajas de Pandora CRISPR es un viejo conocido de esta casa. Se trata de una técnica revolucionaria que permite editar genes de forma sencilla, barata y muy precisa. Cuando hablamos de ella, solemos comentar el prometedor futuro sin enfermedades genéticas que dibuja, pero la realdiad es que tiene muchas más aplicaciones. Como por ejemplo, combatir las plagas. Lo que se está planteando es acabar con los depredadores introduciendo genes diseñados para reducir la capacidad de reproducción de los animales. Parece ciencia ficción, pero nada más lejos de la realidad: la Organización Mundial de la Salud ya ha aprobado el uso de mosquitos modificados genéticamente para luchar con enfermedades como el Zika. Con un buen diseño genético, las especies invasoras podrían verse eliminadas de forma progresiva y sin esfuerzo en pocas décadas. Algo que convertiría Nueva Zelanda en uno de las reservas naturales más importantes del mundo. Es un plan tan brillante, como peligroso. Y es que se trata de una cuestión compleja: primero, porque aún estamos dando nuestros primeros pasos en el mundo de la ingeniería genética; y, segundo, porque desconocemos el impacto ecológico real de un proyecto de ese calibre en un sistema tan grande como Nueva Zelanda. Mientras los depredadores destruían los ecosistemas tradicionales, creaban nuevos equilibrios ecológicos de los que sabemos poco. Pero, quizá lo más inquietante es pensar en qué pasaría si esos genes salieran de la isla y, en poca más de 50 años, las ratas, los ratones y los conejos desaparecieran del mundo ¿Qué consecuencias ecológicas tendría todo ello?. Nos encontramos en los albores de un nuevo mundo, de eso no hay dudas: la gran pregunta es si hemos encontrado la piedra filosofal o la caja de pandora. También te recomendamos 'Mr. Trash Wheel', la rueda con paneles solares que se ha "comido" más de 500 toneladas de basura 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE Así es como La India ha plantado 66 millones de árboles en sólo 12 horas - La noticia Nueva Zelanda quiere erradicar a todos sus depredadores mamíferos invasores para 2050 y va a usar la edición genética para ello fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple

1024_2000

A falta de saber cómo de bien sale el experimento del iPhone X, Apple apostó por lo seguro con el iPhone 8 y 8 Plus. En realidad se trata de lo que podría haberse llamado "iPhone 7s", con las habituales mejoras en procesador y cámara, y con un diseño muy continuista respecto a su antecesor. Pero hasta el recién aterrizado iPhone X, los iPhone 8 y 8 Plus eran los smartphones más avanzados de Apple en el mercado. Tras el sobresaliente que tuvo el 8 Plus en nuestra review, ¿cómo le sienta el día a día? ¿Merece la pena pagar los más de mil euros que cuesta nuestra unidad o mejor esperar al iPhone X? ¿U optar por un iPhone 7? Vamos con nuestro mes de uso con el iPhone 8 Plus de 256 GB de almacenamiento. Es bonito; no es cómodo No hace falta tenerlo mucho tiempo en la mano para darse cuenta del genial acabado y del diseño tan atractivo que tiene, a pesar de que esos marcos recuerden mucho a 2017. Por otro lado, "esos marcos de los que usted me habla" son los que permiten que siga existiendo el botón home con Touch ID en el frontal, algo que ha desaparecido (y ya veremos cómo resulta) en el iPhone X. El cristal empleado en la parte posterior hacen que tenga una superficie muy agradable al tacto, aunque da cierto respeto. Tienes la sensación tener algo frágil en la mano, pero después de meterlo y sacarlo bastante del bolsillo no he detectado ni un rasguño. De hecho, creo que es justo por el cristal por lo que tiene mejor agarre que el iPhone 7 Plus. Sin embargo, el diseño tiene un problema: el iPhone 8 Plus no es un teléfono cómodo. El tamaño de tu mano influirá bastante, pero, independientemente de eso, se hace un terminal pesado y casi imposible de manejar con una sola mano. Aunque es más delgado que el iPhone 7 Plus, supera los 200 gramos y es ligeramente más alto y ancho, algo que podría parecer imperceptible pero en mi caso no ha sido así. En este mes no se me ha hecho cómodo hacer fotos, grabar vídeos, ver contenido o jugar con un terminal de estas dimensiones y peso. Es cierto que te acabas acostumbrando (no hay otro remedio), pero al utilizar otro dispositivo más pequeño lo primero que sentía era alivio. Por eso aquí el iPhone 8 seguramente sea mejor opción si para ti el tamaño es un factor de compra clave. Hablemos de los WTF del iPhone 8 Plus Dudo que la persona que se gasta 1089 euros en un teléfono quiera enfrentarse a los WTF de este iPhone 8 Plus. A saber: La carga es soberanamente lenta. Dos horas y media si quieres carga entera. En media hora se consigue en torno a un 20% de recarga, una cifra ridícula si comparamos con terminales con una buena carga rápida. Lo peor es que no es culpa del iPhone, sino del raquítico cargador de 5 W que Apple incluye en junto al teléfono. En otras palabras: si quieres que tu iPhone nuevo tenga una tasa de carga medianamente rápida, tendrás que pasar por caja de nuevo y comprar un cargador con más potencia. Errores de software. Vale que iOS 11 está en continuo desarrollo y que lleva poco más de un mes en el mercado, pero si justo el ecosistema de Apple es uno de sus puntos fuertes debería estar todo mucho más cuidado. Aparte de algún cuelgue de aplicación esporádico, cuando peor lo pasé fue instalando aplicaciones desde la App Store. Debió de ser algún tipo de bug, pero al darle a "Obtener" a casi cualquier aplicación, el resultado era una bola de carga infinita que no llevaba a ningún lado. No había problemas de conexión y reconoció la autentificación a través de la huella sin problemas. ¿Qué pasó? No lo sé, pero tuve que resetear de fábrica el iPhone después de varios días intentando solucionar el problema. Alguien que se ha gastado más de mil euros seguro que tendría menos paciencia que yo. Aquí un gif con la bola infinita de carga: Lectura en exteriores mejorable. Apple mantiene el panel IPS y la misma resolución y brillo que en el iPhone 7 Plus. Ha incorporado True Tone para que el balance de blancos del teléfono sea automático dependiendo de las condiciones de luz. Bien, esto es genial y si no te gusta lo puedes desactivar. Pero en exteriores, cuando hay sol, he echado en falta un par de puntos más de brillo para leer o consumir contenido sin forzar la vista. Esto no quiere decir que se vea mal en exteriores, no es así, pero hay que tener un nivel de exigencia acorde a su precio. Previsiblemente, en esto lo hará mucho mejor el iPhone X con su panel OLED. Rendimiento bestial Los benchmarchs del A11 pulverizaban en muchos aspectos a los de la competencia Android. ¿Se nota esto en la experiencia de uso? Notas que el teléfono funciona muy rápido, que no le cuesta ejecutar aplicaciones o juegos, pero es la misma sensación que tuve, por ejemplo, con el Huawei P10 Plus que, recordamos, tenía 6 GB de RAM. Está todo muy bien optimizado, y aunque Apple farde de los seis núcleos y de lo bien que aprovecha los 3 GB de RAM, el rendimiento de este iPhone 8 Plus es bestial, sí, pero en este apartado no está solo en el mercado. La autonomía del iPhone 8 Plus es magnífica Donde sí lo hace realmente bien es en el consumo de batería. No sé cómo envejecerá, pero en este mes no he sido capaz de agotarle la batería antes de que acabase el día. Y mira que le he dado caña con correos, llamadas, Spotify, YouTube, desafíos de Clash Royale, Google Maps, haciendo fotos, grabando vídeos, usando aplicaciones de mensajería, Facebook, Twitter, etc. El teléfono llegó a marcar más de ocho horas y media de uso y aún le quedaba energía. Otro lado muy positivo es el sonido: los dos altavoces que tiene en la parte frontal hacen muy buen trabajo, con un un audio definido, dinámico y con buena potencia. Lo que sí me ha parecido un incordio es tener que usar el adaptador para poder escuchar música con auriculares. No es cómodo, pero es la única solución que ha propuesto Apple en su visión de cómo debe ser el mundo del audio en móviles. La cámara marca la diferencia Lo que sin duda me ha gustado más del iPhone 8 Plus es su doble cámara. El zoom 2x necesita de buena luz para funcionar bien, pero el resultado es genial. El modo retrato y los nuevos modos de iluminación son una pasada, aunque necesitas cierto tino para conseguir que la persona que fotografíes no quede sin oreja o que el fondo no se coma una prenda, un hombro, etc. fotos-iphone-8-plus A nivel de procesado creo que es uno de los smartphones que más respeta las condiciones originales: no satura ni contrasta en exceso y lo que conseguimos son fotos muy naturales. La grabación de vídeo y la cámara lenta son espectaculares, pero lo que me ha sorprendido sobremanera es la grabación de audio. Aquí va un ejemplo de un vídeo que grabé en un concierto de Alter Bridge. El primer ejemplo (con la canción "Come To Life") está grabado con este iPhone 8 Plus. El segundo, de la canción "Open Your Eyes" en el mismo concierto, con mi Galaxy S7. Fijaos en la calidad de sonido de uno y de otro: Los niveles de distorsión en el Galaxy S7 hacen realmente incómoda la escucha, pero en el caso del iPhone 8 Plus el resultado es casi profesional. Y eso que la canción que grabé con el iPhone era más cañera (por tanto, susceptible de más distorsión) que la que capturé con el S7. Y hablando de conciertos, donde las condiciones de luz no siempre son las mejores para fotos con móviles, aquí un ejemplo de lo conseguido con zoom 2x: ¿Y bien? El iPhone 8 Plus es un gran teléfono y no sólo en el sentido literal de la palabra. La autonomía, el rendimiento y la cámara son de lo mejor que podemos encontrar en el mercado en la actualidad, aunque tiene algunos "peros" entre los que no hay que olvidar el precio o la ausencia de conector jack (hasta que no haya una industria completa adaptada, esto será un inconveniente). Si estás cómodo en el ecosistema de Apple, te gusta iOS y quieres tener un iPhone que funciona de manera soberbia, este 8 Plus cumplirá seguro. Si lo prefieres más pequeño, ve a por el iPhone 8. Un gran teléfono para lo bueno y lo malo Eso sí, en el mercado hay alternativas Android que son al menos equiparables en prestaciones y son muy interesantes en precio. Pero si lo que quieres es tener el mejor iPhone del momento, yo me esperaría a ver qué tal el iPhone X. En el hipotético caso de que aquello salga mal, iPhone 8 u 8 Plus son para ti. En Xataka | Los smarpthones de gama alta más completos que lucharán por ser el mejor del año: comparativa completa También te recomendamos iPhone 8 Plus, análisis: una gran cámara y una bestia de procesador dentro de un iPhone con diseño sin futuro 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE iPhone 8 Plus, primeras impresiones: Apple esconde lo más interesante bajo un diseño de hace años - La noticia iPhone 8 Plus tras un mes de uso: el arma de doble filo de Apple fue publicada originalmente en Xataka por Cesar Muela .

Leer más »

OnePlus 5T, análisis: un tremendo buque insignia vestido de renovación que debió ser el único OnePlus del año

1024_2000

Puede que el mercado del móvil esté más saturado que nunca, pero eso no significa que no quede lugar para las sorpresas, los cambios de rumbo o las nuevas marcas. OnePlus carraspeó un día y quiso colocarse entre los principales fabricantes con un 'Never Settle' por bandera, eslogan que como hemos comprobado en el análisis del OnePlus 5T aún perdura hasta en su último terminal. Lo de ir a terminal por año acabó pronto para el fabricante, cuando tras aquel primer OnePlus One en 2014 veíamos un OnePlus 2 y un OnePlus X (más pequeño) en 2015. 2016 fue el año del OnePlus 3 y su mellizo el OnePlus 3T, y para este año repiten la apuesta con el OnePlus 5 y este OnePlus 5T. Los principales cambios que trae el nuevo: más pantalla con el desplazamiento del lector de huellas a la parte trasera y reconocimiento facial, manteniendo la doble cámara y dejando un poco la operación bikini. Mayor panel y mismos interiores para acabar el año con un rival recién sacado del horno para todos esos buques insignia que han ido saliendo desde junio y que se han subido al ring de la batalla por un frontal más aprovechado, a la cual parece que se suma OnePlus también ahora con el 5T. ¿Es éste el flagship killer que aspiraban a tener en 2014? Lo analizamos a fondo. OnePlus 5T, especificaciones técnicas OnePlus 5T Pantalla AMOLED 6,01 pulgadas con Corning Gorilla Glass5 Resolución 2.560 x 1.080 píxeles, 401 ppp Procesador Qualcomm Snapdragon 835 Núcleos 8 núcleos (8 x 2,45 GHz) GPU Adreno 530 RAM 6/8 GB Memoria de almacenamiento 64/128 GB Software Android 7.1.1 Nougat con Oxygen OS Navegación GPS, BeiDou, GLONASS, Galileo Conectividad WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, 2,4/5 GHz, MiMO 2x2, Bluetooth 5, LTE Cat.12 Batería 3.300 mAh no extraíble con carga rápida Cámaras traseras 16 megapíxeles con apertura f/1.7 +20 megapíxeles con apertura f/1.7Vídeo 4K@30fps Cámara frontal 16 megapíxeles, apertura f/2.0Vídeo 1080p@30fps Otros Lector de huellas dactilares, doble SIM, USB tipo-C, reconocimiento facial Dimensiones y peso 156,1 x 75 x 7,3 milímetros162 gramos Precio 499 dólares el modelo con 64 GB559 dólares el modelo de 128 GB (web oficial) Diseño: si lo antiguo funciona, cambia lo justo Yendo por una particular senda entre el estilo propio y las tendencias, OnePlus ha ido encajando sus diseños logrando destacar más o menos, pero casi siempre dando un toque diferencial. La trasera pétrea del OnePlus One se encajaba en un diseño algo recurrente, recordando a las curvas del posterior LG G4 o el anterior Nexus 5, el OnePlus X se distinguía de los suyos y de los demás con cerámica y ángulos, y para todos siempre disponible el surtido de carcasas que a su vez han ido asentando un estilo. En el OnePlus 5T tenemos, como en el 5, un cuerpo unibody de aluminio anodizado, que compone una trasera que encaja como si fuese una funda de la pantalla y los interiores del terminal. Un borde curvo no semiesférico que, pese a esta separación, mantiene la continuidad con el cristal del frontal. Las bandas están bastante disimuladas en los extremos superior e inferior, y lo que también se mantienen son los habituales botones físicos que vemos en los móviles de la marca: volumen (izquierda mirando de frente a la pantalla), encendido/bloqueo (derecha) y el de modo de sonido (izquierda, sobre el de volumen). Es un móvil grande, no en vano va más allá de esas 5,5 pulgadas que parecen el tamaño medio del año (así es según los datos de GSMArena, con 116 terminales de 5,5 pulgadas, 96 de 5 pulgadas y 63 de 5,2 en 2017) y de su propia media, con la excepción de aquel X de 5 pulgadas. Son 6,01 de diagonal comedidas en un cuerpo como un híbrido entre el OnePlus 5, el LG V30 y el HTC U11+, y la posición del lector es muy acertada. El OnePlus 5T se sube al carro del 80% de aprovechamiento como parte de sus rivales. Aquí lo vemos a la izquierda de todo seguido del Xiaomi Mi MIX 2, el LG V30, el Pixel 2 XL, el UTC U11+ y el Sony Xperia XA1 Ultra. El cambio más notable del OnePlus 5 es la introducción de las 6 pulgadas desplazando el lector de huellas a la parte trasera. Aquí lo vemos a la izquierda de todo seguido de su antecesor inmediato, el OnePlus 5, tras el OnePlus 3T, el OnePlus X, OnePlus 2 y el OnePlus One a la derecha de todo. Además de haber hecho un buen trabajo de compactación, la curvatura de los bordes es consecuencia de un adelgazamiento que abarca más o menos el último centímetro de la trasera a ambos lados. Y quizás esto ayude a la comodidad y proporcione ergonomía, porque el terminal sienta bien en mano, y sin ser excesivamente ligero no resulta pesado para el tamaño que tiene (con 162 gramos está por debajo del iPhone 8 Plus con 202 gramos o el Xiaomi Mi MIX 2 con 185 gramos). Es un smartphone con acabados sobrios, sencillos y un logo que esta vez reluce más discreto que nunca Malas noticias para quienes disfrutan de la moda de las traseras reflectantes: el aluminio del OnePlus 5T es mate, como lo han sido algunos de sus predecesores y lo eran algunos rivales. Es un smartphone con acabados sobrios, sencillos, un logo que esta vez reluce más discreto que nunca y una (casi) inevitable protuberancia de las cámaras traseras de aproximadamente 1 milímetro que ocasiona ese "cojeo" que hemos comentado en otras ocasiones, pero que se evita al mimetizarse en grosor con la trasera si ponemos una funda. La protuberancia de la cámara no es llamativa, pero si nos molesta el "cojeo" que teníamos con el 5, lo volvemos a tener en éste. Comentar que, aunque no atañe al teléfono estrictamente, OnePlus una vez más dispone de las habituales carcasas originales para la trasera del terminal. Se muestran conservadores y tradicionales con el estilo y los acabados, con los veteados, el rojo de silicona, el acabado pétreo del primer OnePlus o la rígida con textura. El altavoz y el jack de audio (sí, lo hay) están de escuderos del USB tipo-C en la base del terminal, uno a cada lado. Y tenemos los botones virtuales en pantalla, usurpando algo más de medio centímetro al contenido salvo en apps de pantalla completa. La estética del OnePlus 5T se resume en curvas y suavidad. Curvas en los bordes (que no la pantalla), en las esquinas de la pantalla, en su justa medida. Y, en general, un equilibrio de formas y acabados que dan lugar a un smartphone bonito, elegante y de aspecto cuidado hasta esa joroba que a veces molesta más a la vista que al apoyo en una superficie. Chapeau. Pantalla: adiós a las 5,5 pulgadas y hola al 18:9 El fabricante chino ha decidido intentar dar una lección de compactación encajando una pantalla de 6 pulgadas en bastante menos volumen que otros terminales (incluso con pantallas más pequeñas, como los iPhone Plus) y yendo a competir con ésos que veíamos antes (entre otros). Y lo hace con un panel AMOLED con resolución 1.080 x 2.160 píxeles, batiendo récord propio en este aspecto. La fase IPS quedó atrás en la historia de los OnePlus (concretamente en el OnePlus 2), pero no ha sido hasta éste cuando ha decidido subir un nivel en resolución y abandonar el FullHD que sus móviles habían mantenido (aunque manteniendo los píxeles por pulgada). En estos aspectos la experiencia con el panel es satisfactoria: buenos colores, buen nivel de contraste y detalle de sobra. El dato del brillo máximo no lo tenemos, pero ningún problema de visualización a pleno sol y cuando sus rayos inciden más directamente. Lo que sí que habría que mejorar es el brillo automático; tarda bastante en reaccionar ante un cambio de iluminación y en ocasiones no se acaba de ajustar bien hasta pasados unos segundos. No es lo más molesto del mundo pero es muy mejorable. Buenos colores, buen nivel de contraste y detalle de sobra en la pantalla del OnePlus 5T, pero no se libra de los tintes de los que peca el AMOLED En cuanto al tema de moda, los tintes al inclinar la pantalla, como mal de herencia genética en los AMOLED el OnePlus 5T tampoco se libra. El tono verde no tarda en aparecer en cuanto inclinamos el móvil unos 40 grados, aunque para verlos de lado hay que poner el terminal casi en perpendicular a nuestros ojos. Quedará un halo verdoso al dejarlo apoyado en la mesa que apreciaremos más o menos según lo sensibles que seamos (y si el brillo responde bien), pero no es nada preocupante ni molesto, ni fuera de lo normal en estos paneles. Por su parte, y aunque luego hablaremos de ella en detalle, Oxygen OS salpimenta un poco los ajustes de serie para la pantalla teniendo varias opciones para adaptar la temperatura de los blancos y la viveza de los colores. Por un lado están los modos de lectura y nocturno, y por otro el poder cambiar de perfil de color, eligiendo entre los que vienen de serie o la opción de personalizarlo. Se agradece poder ajustar la calibración de la pantalla, que viene algo fría de fábrica, además de las otras opciones de personalización. Otros añadidos propios interesantes son la posibilidad de habilitar la activación de pantalla con el doble toque o el poder añadir distintos gestos para ciertas acciones, como deslizar tres dedos para hacer una captura. Esto resulta aún más interesante y útil con los que permiten controlar la reproducción de música incluso con pantalla apagada, si bien en este caso no siempre lo detecta bien. Si lo configuramos, las notificaciones no mostrarán el contenido en pantalla bloqueada o inactiva, apareciendo como se ve la de Telegram en la fotografía cuando se reciben. También tenemos pantalla ambiente, tan discreta como el móvil aunque con la nota de color del reloj, y funciona muy, muy bien. Es decir, al agarrar el móvil en reposo la pantalla muestra la hora, la batería y el logo de la app de la que tengamos notificaciones. La pantalla ambiente, con el toque de rojo característico de la imagen de marca. Rendimiento: nada se resiste a lo máximo en potencia Los 6 GB de RAM debían ser el mínimo cuando ya el año pasado el OP 3 y el 3T integraban esta cantidad de RAM. El OP 5T, como el 5, viene con dos opciones de RAM, 6 u 8, para escoltar al Snapdragon 835 que de nuevo acompaña al segundo móvil de la empresa para este año. El móvil que estamos destripando es, de hecho, la versión que va con 8 GB de RAM, por lo que hemos probado la combinación de hardware más alta actualmente en móviles Android en cuanto a potencia y rendimiento. Así que sobre el papel tenemos los ingredientes necesarios para mover las apps más pesadas (y algo más de resolución para la realidad virtual, que forma parte de este software más exigente). Y es lo que tenemos en la práctica: un funcionamiento fluidísimo sin sorpresas. Con el motor mejor preparado y un sistema que apenas lleva personalización, los núcleos y la memoria tienen un desempeño vertiginoso tanto en apps sencillas como redes sociales o el navegador como en videojuegos y reproducción multimedia en alta resolución. La multitarea se despliega con agilidad, tanta como tienen los scrolls en toda app. Ni un enganchón en las apps tipo timeline y si la red lo permite los elementos cargan de manera instantánea. Es prácticamente imposible tener queja en lo que es el manejo y uso del móvil, y le hemos buscado las cosquillas a base de bien. Es prácticamente imposible tener queja en lo que es el manejo y uso del móvil Otro punto a favor de la buena experiencia es que no se calienta. Podemos jugar con el un buen rato o tirar de reproducción multimedia durante horas, y como mucho notaremos un ligero aumento de temperatura que ni siquiera se aprecia con funda (manteniéndose en la normalidad las temperaturas a nivel interno en estos momentos). La duda es, precisamente, hasta que punto compensa en estos momentos el salto de 6 a 8 GB de RAM. Otros saltos han sido más determinantes, como de 1 a 2, o de 2 a 4 GB si no se ha pasado por los 3. Pero en este caso la diferencia es mínima, teniendo frescas experiencias con 6 como la del Mi MIX 2 (y eso que aquí hablamos de un software arraigado a Android stock cual Demogorgon). Así, ni fueron los únicos en llevar 6 GB de RAM ni lo son con 8, aunque éstos últimos aún no llegan a abundar, y en cuestión de benchmarks los datos disponibles andan algo más justos si buscamos una configuración pareja. Pero aún así os dejamos aquí la habitual comparativa y las capturas con los tests que le hemos pasado al OnePlus 5T. Prueba OnePlus 5T (Snapdragon 835 + 8 GB RAM + Adreno 540) OnePlus 5 (Snapdragon 835 + 8 GB RAM + Adreno 540) Razer Phone (Snapdragon 835 + 8 GB RAM + Adreno 540) Xiaomi Mi MIX 2 (Snapdragon 835 + 6 GB RAM + Adreno 540) Moto Z2 Force (Snapdragon 835 + 6 GB RAM + Adreno 540) Samsung Galaxy Note 8(Exynos 8895 + 6 GB RAM + Mali-G71) Huawei P10 Plus (Kirin 960 + 6 GB RAM + Mali G71) AnTuTu 171.310 178.267 180.694 175.686 179.913 173.122 151.644 GeekBench (Single / Multi) 1.981 / 6.531 1.951 / 6.711 1.984 / 6.663 1.933 / 6.672 1.931 / 6.638 2.022 / 6.762 1.950 / 6.220 PCMark Work 6.678 6.728 9.303 6.734 6.141 5.151 5.931 3DMark (IceStorm Unlimited) 40.368 40.038 41.172 18.442 40.172 32.670 25.693 oneplus-5t-benchmarks Software: Oxygen OS es un soplo de aire fresco para Android ¿Personalizar o no personalizar? El quid de la cuestión en los fabricantes de móviles para Android. Esa decisión de abrir o no las puertas hacia una mayor personalización, añadir opciones y funciones al sistema, modificar la apariencia y estar más presente en el uso también a nivel virtual. ¿Qué puertas abre OnePlus en este sentido? Ya en la presentación hablaron concretamente a este respecto y fueron claros: saben de la importancia que (al menos parte de) los usuarios damos a Android puro y se oponen totalmente a la idea de anular la versión stock del sistema. Y esto lo cumplen, porque a Oxygen OS se le ve la patita bastante después de un primer contacto, en parte gracias a no tener prácticamente nada de bloatware (sólo una app propia que puede eliminarse). Con estos escritorios viene el OnePlus 5T de fábrica. Las apps preinstaladas en el OnePlus 5T tal cual se inicia el teléfono por primera vez: lo mínimo y la app propia. Así, lo que tenemos en este segundo OnePlus del año es la versión 4.7.1 de Oxygen OS, que lejos de modificar estética del sistema de Google lo que hace es complementarlo a nivel de ajustes. Bien es cierto que también facilita cambiar el aspecto a nivel de tipografía e iconos, pero si esto no lo toca el usuario la experiencia es bastante aproximada a esa de Pure Android que sí tienen los Pixel o los Nokia, por ejemplo. La experiencia es bastante aproximada a esa de *Pure Android* que sí tienen los Pixel o los Nokia Así queda el tema oscuro en el cajón de apps. Esto probablemente ayude a transiciones y uso en general sean fluidos, sobre todo subidos a ese tren de alta velocidad de hardware que suponen los componentes de los que hemos hablado, pero además permite que no tengamos que emplear demasiado tiempo conociendo las bondades a nivel de software. Algunas ya las hemos mencionado cuando hablábamos de la pantalla, pudiendo adaptar en una pequeña medida la experiencia a nuestras preferencias. Los ajustes de sistema. Oxygen OS también vitamina las opciones de audio (lo veremos en el correspondiente apartado), pero uno de los puntos que destaca de la capa propia son esas posibilidades adicionales de personalización. Podemos cambiar el tema del sistema y activar el nocturno (en el cual salen los menús en fondo negro), así como cambiar el orden de los botones táctiles o el pack de iconos. Algunas de las posibilidades de personalización que nos da Oxygen OS sobre el sistema. La página de widgets y los disponibles a la derecha. Otro añadido propio es el de las apps paralelas, que permiten tener una app duplicada en el cajón para poder abrirla con distintos perfiles. De este modo podemos gestionar todas aquellas apps que lo permiten de manera dual, sin necesidad de crear otro usuario en el sistema ni salir del mismo. Así es como dispone las apps paralelas, en este caso Instagram. ¿Y qué tal ese reconocimiento facial? El OnePlus 5T es un mellizo bastante gemelo del 5, pero los pocos cambios que tiene destacan y uno es el haber añadido reconocimiento facial para el desbloqueo. No se trata del desarrollo de una tecnología propia como lo que hemos visto en el iPhone X, aquí OnePlus tira de cámara subjetiva y no hay ningún extra de hardware que amplíe las posibilidades, pero veamos si funciona bien o no. En las primeras impresiones con él vimos que tenía bastante buena pinta y que, pese a esta falta de sensores y demás con respecto al TrueDepth, no podíamos engañarlo con una fotografía. Tampoco hemos podido jugársela con un vídeo, con lo que el móvil se niega a desbloquear. En la práctica funciona muy bien en la mayoría de ocasiones. Como suele ocurrir depende bastante de las condiciones de luz que tengamos en el lugar del reconocimiento, trabajando mejor cuando ésta abunda. No obstante, también funciona en ambientes de luz baja como puede ser el interior del coche, aunque no lo hará siempre. El proceso de escaneo es sencillo y rápido: colocamos la cara en el molde que nos muestra el sistema y éste nos toma la instantánea que le servirá de chuleta y referencia para el reconocimiento. Para aquellos que seáis de gafas de vista o de sol: aunque os escaneéis sin ellas funcionará igual, pero con las de sol sí será algo más exigente con la luz. El escaneo se hace en pocos segundos. Para que nos reconozca la pantalla ha de estar activada, y si no lo encaramos bien o no se dan las condiciones idóneas nos lo indica con un mensaje en la parte inferior. El único punto a mejorar es que hay que activar la pantalla para que funcione. Una vez la activamos es rapidísimo, a veces incluso no nos da tiempo a ver la pantalla de bloqueo, pero si levantamos el móvil y tenemos la pantalla ambiente activada esto no será suficiente y tendremos que dar al botón de encendido para que se active del todo la pantalla. Cámaras: sacando pecho (y joroba) en baja luz La doble cámara vino a la parte trasera de los OnePlus con el 5 y éstas se han mantenido prácticamente, aunque tocando algunos aspectos de hardware y software. Para el OnePlus 5T tenemos un sensor Sony IMX 398 de 16 megapíxeles (de 1,12 micrómetros), apertura f/1.7 y distancia focal de 27,22 milímetros en conjunto con un sensor IMX 376K de 20 megapíxeles (de 1 micrómetro) y mismas apertura y distancia focal. ¿El cambio de hardware? En el "tele", el de 20 migapíxeles, que pasa de tener f/2.6 a f/1.7, en vistas a tener mejor resultado en baja luminosidad (ahora veremos qué tal). A éste también se le ha incorporado la tecnología propia Pixel Technology, que como ya dijimos en su presentación fusiona cuatro píxeles en un buscando una reducción del ruido. La cámara frontal por su parte incluye un sensor Sony IMX 371 de 16 megapíxeles (de 1 micrómetro) y apertura f/2.0. En este caso sin cambios con respecto a lo previo, pero antes de sumergirnos en el rendimiento de ésta y el resto de lentes primero paseemos un poco por la app como hacemos habitualmente. App de cámara: nos gustan la sencillez por bandera y un modo manual para los más exigentes La sencillez de Oxygen OS es una tónica constante y por suerte la app propia de cámara se contagia de la misma. Tenemos una interfaz con los elementos habituales en la parte opuesta al obturador, es decir el flash, el temporizador y la posibilidad de activar el HDR o el modo HQ, y tirando del botón de fotografiar aparecen los distintos modos. La interfaz de cámara en modo automático, en modo de panorámicas y para el vídeo, de izquierda a derecha. Quizás no es lo más cómodo del mundo que el swipe para los modos esté en esta parte del obturador, aunque suele salir sin resistirse demasiado. Por otro lado, el cambio a vídeo o a modo retrato resulta muy fácil al poder deslizar desde cualquier punto de la pantalla para que aparezcan. El disparo en modo pro (manual). Buen punto también el de facilitar el cambio de calidad de vídeo desde la propia interfaz de grabación sin tener que ir cada vez a los ajustes como pasaba en MIUI o iOS. Tal y como activamos o desactivamos el HDR, en el vídeo podremos alternar entre 4K, 1080p a 60fps o 1080p con un simple toque. La sencillez de Oxygen OS es una tónica constante y por suerte la app propia de cámara se contagia de la misma En cuanto a lo modos propios, nada de añadidos ni de bombardeo de opciones. En ese cajón que abríamos tirando de la parte del obturador se añaden los accesos al "Modo Pro" (disparo manual) y panorámico, así como el timelapse y la cámara lenta. La experiencia es constantemente fluida sin experimentar tirones o retrasos en la apertura, ya sea ésta desde la pantalla de bloqueo o desde el móvil activo. Podemos además personalizar un poco más la experiencia en cuanto a los sonidos, los elementos que vemos en la intefaz del modo automático o el modo pro y la posibilidad de guardar el original cuando disparamos en modo retrato entre otros aspectos si nos vamos a los ajustes propios. Los ajustes de la app de cámara. Cámaras traseras: la madurez no ha sentado tan bien como esperábamos Ya hemos comentado los cambios a nivel de hardware con respecto a su antecesor, y con el OnePlus 5T lo que tenemos además es un modo retrato ya en versión definitiva. La promesa es que éste trabaje algo mejor que lo que vimos la vez anterior y que en general veamos una mejora en las fotos en baja luz, veamos cómo nos ha ido con las cámaras del 5T. A plena luz la experiencia es buena, y tirando de modo automático tenemos instantáneas con colores realistas y buen nivel de detalle. De hecho quizás es mejor olvidarse de los otros modos hasta que la escena no nos lo ponga algo más difícil a nivel de iluminación. Podemos disparar en distintos formatos, también en 1:1 además de los que vemos. Fotos con un buen nivel de contraste y un balance de blancos acertado, si bien con luz abundante compensa la exposición algo peor, sobre todo si decidimos tirar del modo retrato. Pero en general sin problemas y con buen resultado, también buena actuación del enfoque automático. Hacer zoom es sencillo si buscamos el 2x porque tenemos un botón específico en el propio cambio de disparo. Podemos ir hasta el 8x bien con el gesto de pellizco o tirando de este mismo botón, y el resultado es bastante bueno en ese 2x si la luz acompaña. Llegando a 8x la falta de detalle siempre será mayor, sin sorpresas en este sentido, y si falta la luz el ruido aparecerá cuanto más forcemos el aumento, pero no hemos tenido un resultado peor de lo esperado en estos casos. El HDR y el modo HQ son dos posibilidades automáticas añadidas si no estamos seguros de la exposición y tenemos tiempo para pararnos y tomar dos o tres instantáneas en vez de una. En general el HDR trata de equilibrar el disparo automático con una sobreexposición con respecto al mismo, que sólo nos resultará útil cuando este automático tienda un poco a la subexposición (contraluces, sobre todo), pero en ocasiones es algo forzado. El modo HQ (High Quality, deducimos) aporta más bien poco. El detalle obtenido es prácticamente parejo, y en cuanto a la exposición y el contraste tampoco vemos mucha diferencia con respecto al disparo automático. Además, es un disparo más lento y en interiores nos la puede jugar, obteniendo fotografías movidas. Ejemplos con el modo automático, el HDR y el HQ ampliando el detalle. No siempre compensará utilizarlos. En la práctica nos compensará alternar entre HDR y modo automático cuando vamos conociendo algo más el primero, sobre todo si hay contrastes o estamos en una situación con sombras o media luz. Y el modo manual será la guinda que nos permita disparar a la carta, pudiendo juguetear algo más con las cámaras. Para ajustar los parámetros (balance de blancos, velocidad de obturación, ISO, enfoque y exposición cuando lo permite) hemos de seleccionar cada uno y desplazarnos por un dial, el cual es gradual y permite bastante sobre todo a nivel de velocidad de obturación.** Los ajustes son independientes** y podemos dejar el que queramos en automático, así como guardar configuraciones personalizadas. La interfaz de cámara con el modo manual. El punto sobre todo es tener más juego en los disparos en baja luz. Aquí podremos exprimir a nivel de ISO, donde los móviles suelen acomodarse algo más (principalmente en disparos nocturnos) y asistir algo más a esa mejora en cuanto a ruido que incorpora según el fabricante. Un modo muy completo además de cómodo, que nos permite guardar el archivo RAW, hacer composiciones distintas o mejorar la distancia mínima de enfoque con respecto al modo automático. Con el modo manual podemos jugar un poco más con la cámara. El punto débil de las cámaras suele ser la noche, cuando el ruido y la falta de detalle son irremediables hablando de lentes que ocupan menos de un centímetro. Las del OnePlus 5T no se salvan: en cuanto escasea la luz las acuarelas aparecen en el fondo, teniendo un ejemplo fácil y claro en el follaje de los árboles, pero de noche tenemos fotografías bastante conseguidas. De noche, de hecho, nos compensará el modo automático sobre los otros dos predefinidos si no queremos complicarnos o no nos atrevemos a tirar de lo manual, o bien el modo pro si queremos sacar el máximo jugo a las lentes del 5T, sobre todo a nivel de enfoque y reducción del ruido. El OnePlus 5T cumple su promesa con respecto a la baja luz y saca tomas en automático muy decentes. ¿Y el retrato? Aquí tenemos una generación a partir de software y lentes, no es todo "fantasía" como en el caso de Huawei o Samsung en los Galaxy S8, pero el resultado tampoco es mucho mejor que en estos casos. Éste dependerá como es habitual de la iluminación y del contraste entre el objeto principal y el fondo, pero será difícil no tener borrones y pequeños fallos en interiores o media luz. oneplus-5t-modo-retrato Un punto positivo es que es bastante permisivo: no vamos a tener que ponernos necesariamente a 2,5 metros del sujeto, sino que ésta es la distancia máxima y podremos acercarnos hasta a 30 centímetros. Esto añade bastante versatilidad y si la iluminación acompaña podremos incluso jugar a hacer robados cercanos (aunque el desempeño no siempre será el adecuado). Si no se cumplen las condiciones nos lo indica en la pantalla. Dificultad cero a la hora de hacerlo; apuntamos, enfocamos si es que no lo detecta antes y disparamos. Si las condiciones no acompañan y no es posible realizarlo, la app nos lo avisará antes. En resumen: no es la característica estrella de estas dos cámaras traseras, no al menos de momento. Falta mucho por pulir para tener un resultado como el que veíamos ya en algunos disparos con los Galaxy S8, los Pixel o el iPhone 7 Plus, de hecho la beta del nuevo modo retrato de iOS (que es "muy beta) saca resultados más naturales (probablemente a la creación del mapa de profundidad). Cámara frontal: minimalismo también en la dosis extra de "belleza" No hay novedades en la cámara de la vanidad, pero quizás tampoco hiciesen mucha falta. Los autorretratos o selfies salen bastante bien parados con buena luz, luz media e interiores bien iluminados, con buen nivel de detalle y la posibilidad de aplicar un HDR muy equilibrado que no exagera detalles y a veces da un toque al automático que se agradece, equilibrándolo. No hay modo retrato para la cámara frontal (podemos tirar del de la cámara trasera con un palo de selfie y suele enfocar bien, como hemos visto), pero podemos intentar quitarnos imperfecciones puliendo nuestro cutis con el ajuste de belleza. Un deslizador sin números que permite añadir más de este "efecto seda" en la piel, sin ajustes específicos como disponen otras capas como la de ASUS o MIUI (y tampoco se echan de menos si no somos mucho de recurrir a esto). El ajuste de "belleza". En interiores menos iluminados y de noche la falta de detalle se acentúa, pero nada fuera de lo esperado. Y lo que tampoco tenemos aquí es modo manual. Os dejamos una selección de fotografías realizadas con todas las cámaras, en distintas situaciones y probando todos los modos y opciones, en esta galería: oneplus-5t-fotografias Vídeo: la estabilización electrónica se nota... Demasiado En cuanto a las cámaras principales podemos realizar grabaciones hasta un máximo de 4K, con la posibilidad de quedarnos en un 1080p a 60 frames por segundo si buscamos un vídeo más fluido. De día tenemos, como en las fotografías, colores realistas y buena compensación de la exposición. No tenemos estabilización óptica y esto se notará, no porque nos salgan tomas con temblores, sino porque la estabilización electrónica es bastante agresiva y aunque es efectiva nos salen tomas a golpes y con tirones en ocasiones. Se nota sobre todo si tiramos de los 60fps en 1080p. A nivel de detalle muy bien con buena luz, pero no es el caso de los interiores incluso bien iluminados. La calidad en este caso baja bastante, con colores más apagados y falta de nitidez, aunque el ruido tarda relativamente en aparecer sobre todo en 4K en cuanto la luz baja. Por otro lado, en general la captura de sonido es correcta. También para la cámara frontal, para la cual obtenemos tomas bastante buenas tanto en exteriores como en interiores bien iluminados, aunque en baja luz la pérdida de nitidez es muy acentuada y los videos son de baja calidad. Bien defendido también el timelapse, tanto con luz abundante como cuando ésta empieza a escasear, así como las tomas en cámara lenta. Autonomía: manteniendo miliamperios/hora y aprovechándolos bien Salvo el X, todos los OnePlus han partido al menos de los 3.000 miliamperios/hora en sus baterías. El mayor salto (a más) fue del OnePlus 3 al 3T, con un aumento de 400 mAh. Algo que no vimos en el OnePlus 5, que bajaba a los 3.300 mAh, cantidad que mantiene el OnePlus 5T. La experiencia es similar, teniendo en cuenta que aquí la pantalla es en principio algo más exigente por tamaño y resolución. Una carga nos da para aguantar el día si hacemos un uso medio, con más wifi que conexión de datos pero sin cortarnos a la hora de consultar redes, jugar o reproducir contenido multimedia. Con ese uso llegamos al final del día incluso con un 45%, porcentaje que se reduce si viramos a un uso más intensivo, claro. Si el día da de sí y no nos cortamos con la reproducción multimedia, el GPS, la cámara y tiramos más horas de conexión de datos llegaremos algo más justos, pero ha de ser una jornada larga y de mucha actividad para lograr el 0% en un día. Si un día hacemos un uso poco intenso llegamos con muy buena autonomía a la noche. Lo que sigue siendo un aliciente es la carga rápida (Dash Charge según OnePlus), que nos da un 30% de batería en 15 minutos, un 60% en 30 minutos y el 100% de la carga total en algo menos de 1 hora y 38 minutos (de 0 a 100% con el móvil apagado). El móvil además no se calienta apenas durante la carga, como viene siendo habitual en los terminales de la marca. Sonido: más dosis de personalización En OnePlus siguen apostando por el jack de 3,5 milímetros para auriculares y lo colocan en la base, al lado del USB tipo-C, en el mismo emplazamiento que el altavoz único. La experiencia variará como es habitual según tiremos de éste o de auriculares, pero ya de buenas a primeras nos libramos de tener que poseer un adaptador si solemos usarlos con cable. En general tenemos buen sonido, llegando a los 100 decibelios de volumen máximo según nuestros tests habituales. Esto da para que no echemos en falta volumen, teniendo un mejor resultado en cuanto a calidad si nos quedamos en torno al 65-70% del volumen. Mejor experiencia con auriculares, para lo cual disponemos además de algunos extras en relación al ajuste personalizado. Para expertos o entendidos está el ecualizador, con algunos perfiles de sonido predefinidos para según qué tipo de música (esto es más de lo mismo, nos gustará más o menos según nuestro criterio y cómo lo ajuste el fabricante), pero lo que es más sencillo es el interruptor de sonido, el cual puede activarse al conectar unos auriculares con cable y que mejora bastante la audición con un simple toque. Los ajustes estarán disponibles si conectamos unos auriculares. Algo que hemos comentado antes con respecto a la capa y al audio es la posibilidad de habilitar los gestos para el control de la reproducción con pantalla apagada. Muy cómodo si usamos el móvil como fuente de música sobre una superficie o en el coche, sin tener siquiera que mirar a la pantalla (aunque algunas veces es poco sensible y falla). OnePlus 5T, la opinión de Xataka En la presentación del teléfono quisimos reflexionar un poco sobre la marcha de OnePlus, recordando que ya hace tiempo de esa intención de ser un buque insignia económico y acomodándose en precios algo más altos con respecto a aquel primer y ambicioso teléfono de los chinos. Los OnePlus ya son "otros más"; son teléfonos para quienes buscan lo último en hardware con un precio de salida, eso sí, algo menor que la competencia. Es innegable que las combinaciones son atractivas: un diseño siempre cuidado, estos componentes a la última y desde este año terminales subidos también en el hacinado tren de la doble cámara y el bokeh. Pero puede que la estrategia resulte ser un lanzamiento de piedra en tejado propio, porque el OnePlus 5T es el OnePlus 5 que debió ser, pero tarde, cuando ya casi olemos algunos de los tope de gama de 2018 de la competencia. La experiencia con el terminal es muy buena, fluidez como constante y ejecución excelente sin cierres Dejando a un lado la estrategia, la experiencia con el terminal es muy buena. Fluidez como constante, ejecución excelente sin cierres, lags ni siquiera calentamiento y ahora un frontal algo más atractivo, contemporáneo y aprovechado. La dosis de personalización resulta equilibrada y nada agresiva, con ese plus de opciones para adaptar la experiencia al gusto personal a varios niveles y siendo todo muy intuitivo y nada denso o exacerbado. Cumplen la promesa de nada de bloatware y de que sea algo muy similar a lo que tenemos con Android stock, con opciones propias interesantes como los gestos o las apps paralelas. El cambio del lector se agradecerá dependiendo del uso y del gusto, pero al menos resulta cómoda y tanto lector como reconocimiento facial funcionan con rapidez. El lector de huellas de hecho se ha incrustado de manera muy discreta y tiene funcionamiento correcto, siendo poco exigente en cuanto al porcentaje de huella que se apoya. En resumen: nos ha gustado la experiencia con el teléfono y en OnePlus han hecho un buen trabajo con el 5T. Pero llega algo tarde para nuestro gusto y se queda algo cojo en cámara con respecto a la competencia, quizás también en resolución para los más exigentes en este sentido. 9.0 Diseño9,25 Pantalla9 Rendimiento9,5 Cámara8,5 Software8,75 Autonomía8,75 A favor El Snapdragon 835 y los 8 GB de RAM pueden con todo. Construcción, diseño y acabados excelentes. La carga rápida lo es, y el teléfono no se calienta mientras. En contra La cámara queda algo por debajo de lo esperado. El modo retrato ya no es beta pero lo parece. Siguen sin añadir resistencia al agua. El aumento de resolución no es un aumento en los píxeles por pulgada al irse a los 18:9. No se queda corto, pero tampoco ha habido una evolución notable. En la realización del vídeo tenemos a Pedro Santamaría y a Alberto Pájaro. También te recomendamos OnePlus 5T: esta actualización no viene en frasco pequeño, sino renovado, con 6 pulgadas y reconocimiento facial Honor 9, análisis: titanes de la gama alta, haced hueco para un oponente que brilla en diseño y precio 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE - La noticia OnePlus 5T, análisis: un tremendo buque insignia vestido de renovación que debió ser el único OnePlus del año fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

Black Friday 2017: las mejores ofertas de la semana

650_1200

Aunque el Black Friday es este viernes 24 de noviembre, son muchas las tiendas que aprovechan para hacer descuentos y promociones durante toda la semana. A continuación os ofrecemos una selección con las mejores ofertas de la semana del Black Friday en electrónica y tecnología. [[actualizacion: {"text":"Artículo en constante actualización: se incluyen ofertas flash y temporales que sólo estarán disponibles durante un día o tan sólo unas horas. Recarga para ver las últimas ofertas."}]] Ofertas de Amazon por el Black Friday 2017 Amazon no suele fallar y, un año más, nos ofrece un Black Friday repleto de ofertas diarias (24 horas de duración) y de ofertas flash (tan sólo unas horas de duración. Comenzamos con las primeras, las ofertas diarias válidas durante el lunes 20 de noviembre (desde las 0:00 a las 23:59 o hasta fin de existencias): Móviles y wearables ZTE Axon 7, móvil de 5,5", Snapdragon 820 y 4GB de RAM, por 295,9 euros. Es un móvil de gama alta del año pasado que queda a precio mínimo en Amazon, aunque la versión de Gearbest está todavía más barata. BQ Aquaris U. Smartphone bastante capaz y a un precio competitivo que todavía baja aún más de precio: de los 169 euros habituales, se queda en 145,90 euros. Se trata de uno de los integrantes de la serie U que BQ anunció el año pasado. Huawei Watch 2. El reloj inteligente que Huawei lanzaba este año baja hasta los 249,99 euros. Puedes leer nuestra review. Reloj de Golf deportivo de Garmin por 164,99 euros. Con GPS y monitorización de ritmo cardiaco. Informática y accesorios: Descuentos en productos D-Link. Dispositivos orientados a la conectividad rebajados aquí. Tarjeta de memoria SanDisk Extreme 128 GB rebajada de 67,99 euros a 51,90 euros. Ideal por sus características para transferencias rápidas (vídeos 4K por ejemplo). Memoria Flash USB 3.1 de 128GB rebajada a 64,90 euros, con velocidad de lectura de hasta 420 MB/s y velocidad de escritura de hasta 380 MB/s según el fabricante (ideal para archivos pesados que requieren alta velocidad de transferencia). Monitor BenQ de 27" con HDR. Lo analizábamos precisamente hace unos días y ahora Amazon rebaja casi 50 euros su precio habitual: este monitor de 27" y HDR se queda en 199,99 euros. Monitor HP 24" FullHD. En este caso hablamos de otro monitor más básico y más pequeño (24" sin HDR), pero también más económico: se queda en 109,99 euros. Imagen y sonido TV LG de 49" y 4K. El modelo 49UJ651V se queda a un precio muy interesante: 549 euros. A cambio te llevas un televisor de este año básico pero bastante competente, con 4K, HDR y Smart TV WebOS 3.5). Auriculares inalámbricos Beoplay H5. Suelen rondar los 200 euros en Amazon, pero hoy están disponibles por 159,99 euros. Se trata de unos auriculares inalámbricos in-ear con hasta 5 horas de autonomía según el fabricante. Auriculares inalámbricos deportivos de Sony. En concreto, el modelo MDRXB80BSB.CE7 con agarre para el oído, se queda en 69 euros. Sony Cyber-shot DSC-RX100M4. Una muy buena cámara compacta (Sensor de 1" Exmor RS con 20 MP, ZEISS T*24-70mm, Wi-Fi/NFC, estabilizador óptico) a precio mínimo, por primera vez debajo de los 600 euros en Amazon: 569 euros. Videocámara deportiva SJCam. Hablamos específicamente del modelo SJCam SJ5000X Elite con 4K, pantalla de 2" y sumergible, que se queda en 119 euros. Precio mínimo, suele rondar los 150 euros. Accesorios "inteligentes" para el hogar Philips Hue + 3 bombillas. Pack que incluye el "puente" y tres bombillas de tipo GU10. Podrás cambiar el color de las luces o apagarlas o encenderlas desde el móvil. Rebajado a 114,99 euros. Es un muy buen precio aunque si quieres bombillas "típicas", tendrás que comprarlas de forma independiente. Robot aspirador Conga Excellence 990. Todavía no los hemos probado, pero al menos en Amazon los robots aspiradores de esta marca tienen muchas y muy buenas reviews. Este modelo concreto, programable y con filtro HEPA, se queda en 189 euros, cuando siempre ha estado a 239 euros. Roomba 650 por 279 euros. Uno de los modelos más clásicos de Roomba, programable y con sensores de detección de suciedad. Otros: Navegador GPS Garmin con pantalla de 5" y el software de guiado Garmin Real Directions. Mapas de Europa y actualizaciones de por vida. ¿Su precio? 125 euros. Ofertas flash (sólo disponibles durante unas horas): Ofertas de PCComponentes por el Black Friday 2017 PCComponentes tendrá también ofertas especiales durante toda esta semana. Cada día se activarán nuevas ofertas. Las que están activas ahora mismo son: Convertible Lenovo Yoga 520 por 499 euros. Con procesador i3, 4GB de memoria RAM y 128GB de SSD. Ideal si buscas algo versátil para un uso no intensivo en gráficos. Torre PcCom con i3, 4GB de RAM y 1TB de almacenamiento. No es un "maquinón" pero sí puede ser interesante para un uso poco exigente doméstico o de oficina. Cuesta 299 euros de oferta. Monitor Philips de 27", con panel FullHD de 27" IPS, que se queda en 149 euros. Teclado gaming Corsair Strafe. Se trata de un teclado mecánico con LED Rojos y teclas Cherry MX que puede resultar interesante para juegos y que rebajan hasta 89,99 euros. Silla de oficina Duke Negra. No se trata de una silla de alta gama, pero sí puede servir a espaldas poco exigentes o a gente que vaya a darle un uso ocasional. Interesante la rebaja: de 99 a 59,99 euros. Ofertas de otras tiendas y marcas Vodafone tendrá varias tarifas en promoción durante la semana del Black Friday. Más información, aquí. Simyo tiene varios teléfonos de oferta con sus tarifas con motivo del Black Friday. Iremos añadiendo más tiendas y ofertas conforme se vayan anunciando Todavía más ofertas y descuentos del Black friday 2017 Si te has quedado con ganas de más, toma nota de las mejores ofertas en temáticas concretas. Suscríbete a nuestra newsletter de ofertas de Black Friday. ¿Más ofertas? En Compradicción Si tras todo esto nuestra sección de los viernes se te queda corta, puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas con nuestros compañeros de Compradicción. Puedes ver todas las gangas que publican en Twitter y Facebook, e incluso suscribirte a sus avisos vía Telegram. Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores. También te recomendamos Un iPad Pro 100 euros más barato, el Galaxy S8 por apenas 500 euros o hasta un plumífero de Xiaomi: nuevo Cazando Gangas 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE El Xiaomi Mi A1 por menos de 200 euros, el Notebook Pro con descuento y muchos móviles y televisores rebajados: Cazando Gangas - La noticia Black Friday 2017: las mejores ofertas de la semana fue publicada originalmente en Xataka por María González .

Leer más »

Demonoid: la convulsa historia de uno de los trackers más veteranos (y maltratados) de la red

650_1200

El mundo de los trackers de torrents es un continuo drama de viejos gigantes que caen y nuevas esperanzas que nacen. Cuando pensamos en trackers duraderos que han conseguido sobreponerse a numerosos cierres y persecuciones a casi todos nos viene a la mente The Pirate Bay. Pero no son los únicos que llevan años tratando de mantener a flote su barco. Hoy os vamos a hablar de Demonoid, uno de los trackers más importantes y longevos de Internet. Son un tracker semiprivado que en la última década ha tenido que superar constantes cierres y caídas, censuras, ataques cibernéticos y redadas. Incluso su fundador decidió abandonar el barco, aunque este año ha vuelto dispuesto a devolverle al tracker toda su vieja gloria. Inicios y primera ofensiva de la industria musical Demonoid fue fundada durante el año 2003, el mismo año que también vio nacer a The Pirate Bay. Por aquel entonces seguía habiendo un enorme vacío tras el cierre de Napster dos años antes, y el P2P empezó a postularse como una nueva alternativa para centralizar el intercambio de archivos. Demonoid fue uno de los grandes protagonistas de ese boom, y en pocos años ya se había convertido en el segundo tracker más importante de Internet junto a Pirate Bay. Durante cuatro años las cosas estuvieron tranquilas. Las invitaciones a Demonoid eran un bien preciado y siempre causaban expetación cuando se abrían. Pero ante la creciente popularidad de este tipo de páginas, la industria musical empezó a reaccionar tras unos primeros años en los que no supieron bien cómo afrontar estas webs. Los primeros ecos de lo que estaba por venir llegaron desde Holanda en junio del 2007, cuando un tribunal de Amsterdam emitió las primeras sentencias concluyendo que los administradores de páginas de torrents creaban una estructura para la infracción de derechos de autor. Algunas de las páginas que se hicieron eco ya hablaron entonces del posible fin de la época dorada y segura de los trackers de torrent. El primer gran golpe a Demonoid vino desde los tribunales holandeses El primer golpe a Demonoid vino también desde Holanda. La organización "antipiratería" BREIN emitiese una citación judicial contra Leaseweb, la IPS que les alquilaba los servidores, para que no dejase que siguiesen operando. Y así fue como se materializó el primer cierre serio del portal, aunque cinco días después ya estaba de nuevo operativo. El ataque fue a dos bandos, y mientras por un lado se empezaba a enjuiciar a los creadores de las páginas, la industria también atacaba a los propios usuarios que las utilizaban. En verano de ese 2007 varios usuarios de Demonoid y otros trackers reportaron que sus operadoras les empezaban a enviar cartas de cese de actividades, alegando que la industria musical les había comunicado que estaban utilizando las líneas para violar derechos de copyright. El segundo ataque directo contra el tracker llegó el 25 de septiembre de ese mismo año, cuando sin previo aviso volvió a cerrar sus puertas. Cinco días después volvieron y explicaron que la Asociación Canadiense de la Industria de Grabación (CRIA) les había amenazado con acciones judiciales. Tras los problemas en Holanda Demonoid había migrado sus servidores a Canadá, y a cambio de poder seguir activos tuvieron que bloquear el acceso de los usuarios de aquel país. "La CRIA amenazó a la compañía que nos alquilaba los servidores" Seis semanas después Demonoid volvió a cerrar, y esta vez parecía algo definitivo. Cuando tratabas de entrar en la web aparecía el siguiente mensaje: "La CRIA amenazó a la compañía que nos alquilaba los servidores, y debido a esto no es posible mantener la web online. Perdón por las molestias y gracias por vuestra comprensión". Finalmente, después de recibir el apoyo de The Pirate Bay y mover sus servidores a Ucrania, Demonoid reabrió sus puertas en abril del 2008. Pero fue un retorno agridulce en el que nada volvería a ser como antes, porque tras la apertura se anunciaba que el creador de la web abandonaba el proyecto alegando motivos personales. Toda una década de inestabilidad El panorama que se encontró Demonoid en su retorno nada tenía que ver con el que había cuando la web fue creada años atrás. OiNK había caído, y los que resistían como Pirate Bay se enfrentaban continuamente a todo tipo de acciones legales. Lo mismo les pasó a ellos, y ya en el mismo 2008 de su reapertura vieron cómo eran bloqueado en Rusia, y usuarios de otros países como Holanda o Brasil también estuvieron experimentando problemas. En los años siguientes la cosa no fue a mejor, y Demonoid empezó a ganarse la fama de estar casi más tiempo caída que operativa por sus constantes y prolongadas caídas de varias semanas y meses. Que si problemas de hardware, que si pérdidas de datos de usuarios, ataques DDoS en más de una ocasión, problemas con anuncios que redirigían a malware. El tracker no terminaba de encontrar la estabilidad, y poco a poco iba perdiendo su peso frente a las crecientes alternativas. El enésimo golpe de gracia lo recibió en agosto del 2012, cuando las autoridades ucranianas cerraban el portal coincidiendo con una visita de su Vice Primer Ministro a EEUU para tratar temas relacionados con las infracciones de copyright. Tras el cierre, sus dominios incluso se pusieron a la venta. Se completaba así la que fue denominada "una de las principales victorias contra la piratería en línea en 2012". Tras más de un año sin dar señales de vida, Demonoid anunció en noviembre del 2013 que estaban preparando su retorno, y adjuntaban una dirección para quien quisiera donar bitcoins a la causa. El tracker volvió a la vida en enero del 2014, y se convirtió rápidamente en uno de los cinco rastreadores de BitTorrent más activos en Internet. De hecho, en pocas horas ya estuvieron recibiendo 1,3 millones de visitantes repartidos en 388.321 archivos de torrent. La fuerza de su retorno podría haber hecho pensar que los días de gloria volverían, pero enseguida se reanudaron los problemas. Google los bloqueó acusándoles de difundir malware, y los propietarios de derechos copyright exigieron unos bloqueos en Italia y Reino Unido a los que el tracker respondió cambiándose de nombre por enésima vez. Para colmo Demonoid se ganó las críticas de su comunidad bloqueando a los usuarios de Adblock en un intento de mantener a flote sus cuentas. En busca de su vieja gloria En marzo de 2017 y tras otro periodo de dos meses fuera de línea, Demonoid volvió a las andadas. El viejo rockero de las descargas sigue siendo a día de hoy uno de los grandes nombres dentro del mundo del P2P, pero tras una década de idas y venidas se ha ganado una merecida fama de inestable. Pero por fin parece que algo está empezando a cambiar. Para ello, a mediados de este año su fundador Deimos anunciaba su retorno. Su primera medida fue la de intentar reconstruir su comunidad de usuarios y rediseñar por completo la web, para lo que están preparando un nuevo sistema de karma para los usuarios, listas de amigos y foros integrados. "Le di el control a los tipos equivocados cuando comenzaron los problemas" "Le di el control a los tipos equivocados cuando comenzaron los problemas, pero es hora de controlar las cosas nuevamente", le ha dicho Deimos la web Torrent Freak "El desarrollo de back-end va un poco lento, es un gran cambio que permitirá que el servidor se divida en un montón de pequeños servidores en todo el mundo". Sólo el tiempo dirá si Demonoid consigue mantener quitarse de encima la fama de tracker inestable. Pero de momento la operación de reforma sigue adelante con la creación de un nuevo logo, y el aviso de que están explorando la posibilidad de habilitar un sistema de minado de bitcoins usando las GPUs de los usuarios como vía para acabar con la publicidad. Numerosos estudios han puesto en duda el impacto negativo del P2P en la venta de contenido audiovisual, y alternativas como Netflix o Spotify están demostrando poder hacer disminuir las descargas mucho más de lo que han hecho años de batallas legales. El panorama por lo tanto parece por lo tanto lo suficientemente tranquilo como para que Demonoid acabe con sus idas y venidas, aunque vista la historia del tracker mejor será no confiarse. En Xataka | Oink's Pink Palace: el índice torrent para melómanos que en 2006 fue 4 veces más grande que iTunes También te recomendamos 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE Oink's Pink Palace: el índice torrent para melómanos que en 2006 fue 4 veces más grande que iTunes Diez años de redadas, denuncias y detenciones: ¿cómo ha sobrevivido The Pirate Bay hasta ahora? - La noticia Demonoid: la convulsa historia de uno de los trackers más veteranos (y maltratados) de la red fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Los mensajes de los científicos a los posibles extraterrestres: de las placas metálicas a las microcomposiciones

1024_2000

No sabemos si estamos solos o no, y si no lo estamos no sabemos de qué forma nos acompañan y si podemos llegar a entendernos. Pero dejando a un lado todas esas locas teorías de por qué aún no hemos contactado con ellos, de momento lo que hacemos es enviar mensajes a extraterrestres, por si suena la flauta. Si hace poco hablábamos de hacer en cierto modo realidad películas como 'Marte (The Martian)' o 'Interstellar', ¿qué pasaría si nos tocase hacer realidad la de 'La llegada'? A ese momento aún no hemos llegado, y no parece que estemos cerca cuando las señales que recibimos al final nunca resultan ser de otra civilización. Pero la esperanza es lo último que se pierde y seguimos intentando obtener contacto con ellos. El "por si los aliens" de la NASA Hace no mucho hablamos aquí de las imágenes que viajaban ocultas en un audio que enviamos al espacio con las misiones Pioneer 10 y 11 y Voyager 1 y 2. Misiones que se lanzaron en los 70 y que de hecho forman parte de las cinco que más lejos han llegado en la historia de los muchos trastos que llevamos lanzando al espacio exterior. Así, no sabemos si hay extraterrestres, si son capaces de entender o tienen alguna manera de percibir la realidad que se aproxime a nuestros sentidos, pero la NASA dijo algo así como: "Si estas naves se van a ir lejos y no van a volver, vamos a dejar un mensaje por si a caso". Y lo que hicieron fue instalar unas placas metálicas que daban constancia del lugar y época de creación de las naves en las Pioneer. Un particular lienzo de 229 x 152 x 1,27 milímetros con un mensaje simbólico que pudiese informar a los extraterrestres sobre nuestra especie y nuestro lugar de origen (la Tierra). Las vimos al hablar de estas misiones como parte de ésas que han logrado llegar más lejos de nuestro planeta. En su contenido podemos observar la imagen de la sonda, dos seres humanos, un haz de líneas con origen común, un sistema solar en la base y un símbolo que une dos círculos en la parte superior. Lo símbolos en la placa de las Pioneer, explicando el origen de la sonda y qué y quiénes somos a una posible cultura extraterrestre. Fue diseñado por Carl Sagan y Frank Drake y dibujado por Linda Salzman Sagan. Los seres humanos frente a la sonda representan, a la vez, quiénes somos y nuestro tamaño relativo con respecto a la Pioneer. Las líneas concéntricas representan la dirección de los púlsares más significativos cercanos a nuestro sistema solar, siendo este centro el sol (el número en binario es la secuencia de pulsos) de manera que se indica más o menos nuestra ubicación. En los mensajes de las misiones Pioneer y Voyager se incluyeron símbolos en referencia a qué somos, quiénes y dónde estamos Arriba lo que se representa es una inversión en la dirección de spin del electrón en un átomo de hidrógeno, y en la parte inferior vemos el sistema solar con el orden de los planetas de Sol hacia fuera y la indicación de la ruta inicial de las sondas Pioneer. Pero para las Voyager la agencia estadounidense quiso ir un poco más allá. Pensaron en algo más sofisticado y con más dosis de información, incluyendo una grabación de fonógrafo con sonidos y esas imágenes que comentábamos, lo cual aspirase a representar "la diversidad de la vida y la cultura en la Tierra", según la propia NASA cuenta. Los símbolos ya los vimos en detalle al hablar del audio con las imágenes: Arriba a la izquierda: una representación del fonógrafo y la aguja, la cual está en la posición correcta para iniciar la reproducción por el principio de la grabación. La circunferencia indica en binario que la velocidad de rotación adecuada es de 3,6 segundos, expresándolo en unidades de 0,70 x 10^-9 segundos, el periodo de tiempo asociado con la transición fundamental del átomo de hidrógeno. Centro a la izquierda: otra aguja con otro número en binario, en este caso indicando el tiempo de duración de una cara (alrededor de una hora). Arriba a la derecha: indica cómo se han de reconstruir las imágenes a partir de la señal de audio, representando las ondas y recurriendo de nuevo al binario. Centro a la derecha: se indica en binario la duración de cada línea de la imagen (unos 8 milisegundos) entre otras cosas y la primera imagen que se tendría que ver si se decodifica bien la señal: un círculo. El disco dorado a la izquierda, y a la derecha los símbolos que hay en él. La explicación de cada símbolo de la mano de la NASA. Para que dejar notas escritas pudiendo enviarlas musicales: los intentos del SETI y el Sónar Del último mensaje hace muy poco, concretamente el pasado mes de octubre. En esta ocasión ha sido con motivo del festival Sónar, concretamente por la iniciativa Sonar Calling GJ27b, enviándose 33 piezas musicales de 10 segundos a un exoplaneta, GJ27b, como explican en Microsiervos. Planeta que se haya a 12,4 años luz orbitando a la enana roja Luyten b, considerado una "supertierra", y que como Próxima b y Ross 128 b es candidato a albergar vida. Los responsables del envío del mensaje han sido el METI (Messaging Extraterrestrial Intelligence) y el Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña (IEEC). Se realizaron transmisiones en código binario entre el 16 y el 18 de octubre desde la antena de la EISCAT en Tromsø (Noruega) incluyendo una especie de tutorial matemático y científico sobre la codificación del contenido (a modo de indicación, similar a lo que veíamos en el disco de las Voyager). En cuanto al contenido musical, se enviaron composiciones de artistas como Jean-Michel Jarre, Nina Kraviz, Autechre, Modeselektor, Francisco López, Kode 9, Fatima Al Qadiri, CaboSanRoque, BFlecha y otros, completando dos horas y media de transmisiones. Sonidos que tardarán unos doce años en llegar a su destino, y que de ser entendidos y respondidos tendríamos aquí, por tanto, en unos 25. ¿Por qué eso y por qué ahora? El motivo del contenido quizás algo más artístico que científico, pero el momento elegido se debe a que dentro de 25 años se cumple el 50º aniversario del Sónar, momento en el cual pondrán (toda su ilusión y esperanza y) las antenas en posición listas para esperar una posible respuesta. El cielo de Tromsø a veces es así de "alienígena". Una fascinante instantánea de auroras boreales sobre el fiordo Ersfjordbotn, en el distrito de Tromsø (Noruega) de Nêssa Florêncio. Sobre esto, el presidente y fundador del METI, Doug Vakoch, apuntaba en CNET que era "el tipo de mensaje que querríamos recibir aquí en la Tierra". Y lo que querrían obtener en un supuesto mensaje de respuesta es si se había logrado entender nuestro mensaje. En un mensaje de respuesta, lo primero que desearíamos saber es si los extraterrestres entendieron lo que les hemos dicho en el primer mensaje. La manera más fácil de hacer esto es repetir nuestro mensaje, pero de manera extendida. Nosotros les decimos que "1 + 1 = 2", ellos podrían hacernos ver que lo han entendido con "10 + 10 = 20". A colación de este último mensaje, a Vackoch le mencionamos al plantear si estamos preparados para un contacto con ellos, de hecho. Y sus reflexiones nos vienen muy bien esta vez para acabar este artículo quizás algo más peculiar. El presidente del METI reflexionaba en el documental 'The Visit' precisamente sobre los muchos desafíos a los que tendríamos que enfrentarnos en un primer encuentro con extraterrestres (como ocurre en 'La llegada'), y añadía que en los discos del Voyager se ha omitido todo lo que nos hace peores (violencia, guerra, armas, etc.). De hecho, las ideas que más se repitieron en el proyecto "Earth Speaks" (La Tierra habla) del SETI (en el que se recogieron más de 50.000 "mensajes para extraterrestres" de todo el mundo, fueron, por este orden, cosas como "Somos humanos del planeta Tierra", "Hola y bienvenidos", "Por favor, ayuda", "Expresiones matemáticas y binarias", "Paz, amor y amistad", y "Obras de arte de distinto tipo". De ahí que relacionásemos la lista con los pensamientos de Vackoch, que dejaba en el aire si si es eso lo que somos (arte, paz, amor, etc.) y si estamos preparados para vernos reflejados en el espejo contra otra especie inteligente. Puede que un día lo averigüemos, quizás al son de música alienígena. También te recomendamos No cuentes conmigo: esto es lo que pasa cuando una lengua no tiene palabras para los números En 10 años podrás "hablar" con tu perro, aseguran en Amazon 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE - La noticia Los mensajes de los científicos a los posibles extraterrestres: de las placas metálicas a las microcomposiciones fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

BLU intentará replicar su éxito en el mercado de teléfonos libres en EEUU en España: estas son sus armas

650_1200

El mercado móvil español acoge numerosas marcas. Aunque algunas clásicas, como HTC o BlackBerry, apenas cuentan ya con presencia en tiendas, otras como Nokia han vuelto con fuerza y otras famosas que nunca han estado aquí presentes, como Xiaomi, llegan para intentar hacerse hueco. Miedo ninguno tienen en BLU, la marca con base en Miami que inicia ahora su andadura en España. A muchos la marca no les sonará de nada, otros ya la habrán visto lucirse en la camiseta del Valencia y otros puede que les suene por ser la marca que lidera el mercado de terminales libres en Estados Unidos. El catálogo de la marca, que confía en Android totalmente tras haber ofrecido unos cuantos Windows Phone, es inmenso, pero en España empezará con cuatro terminales encuadrados entre la gama de entrada y media. Os invitamos a conocer a fondo de dónde viene BLU sus planes en España. Siete años de marca propia, nacidos en 1995 BLU lleva fabricando dispositivos electrónicos desde 1995, aunque no fue hasta 2010 cuando la empresa decidió emplear su propia marca para vender smartphones. Fundada por el brasileño Samuel Ohev-Zion pero con sede en Miami (y fábrica en Hong Kong), los mercados principales de la marca están en América, de norte a sur, aunque ya probaron suerte en Europa de la mano de Microsoft, que impulsó en el viejo continente los terminales con Windows Phone. El mayor éxito de la marca se da en Estados Unidos. El mercado de terminales libres en el tercer mercado mundial por smartphones vendidos sigue siendo reducido, solo el 9% de los smartphones se vendieron libres en 2015, pero más de uno de cada tres de ellos eran Blu, casi triplicando la cuota de mercado de la segunda marca, Apple, en este segmento. La clave está en su distribución (online principalmente) y una apuesta decidida por la relación calidad/precio, partiendo por menos de 100 dólares. Entrando en España poco a poco La oferta inicial consta de cuatro modelos Tras su éxito al otro lado del charco, BLU ha elegido España como su primer país en Europa por una razón de peso: su apuesta por los terminales libres. Y es que la cuota de estos en España es de un 48%, por lo que el mercado tiene un tamaño atractivo. Además también nos aseguran desde la marca que hay un factor cultural que la une a España, por la importante presencia de hispanos en la ciudad en la que está radicada la marca, Miami. Los smartphones de BLU ya están empezando a llegar ya a las tiendas, entre las que están las del Valencia CF (BLU es su principal patrocinador), Leclerc, PC Componentes, Medired, Tiendas Pascual Martí, Amazon y la propia web de la marca. Sobre la variedad de dispositivos, aunque BLU cuenta en su haber con hasta 60 smartphones nuevos desde 2016, veremos cuatro terminales inicialmente, que pronto se ampliarán a nueve. Los primeros representantes de la marca en España son los Vivo 5R, Grand XL LTE, R2 LTE y Studio J8 LTE, todos ellos situados en la gama de entrada (por debajo de 200 euros) salvo en el caso del Vivo 5R, cuyo precio se queda igualmente en 219 euros. Conozcamos a continuación las principales características y precios de los primeros Blu que llegan a España. BLU Vivo 5R BLU R2 LTE BLU Studio J8 LTE BLU Grand XL LTE Pantalla 5,5 pulgadas FullHD401 píxeles por pulgada 5,2 pulgadas HD282 píxeles por pulgada 5,5 pulgadas HD267 píxeles por pulgada 5,5 pulgadas HD267 píxeles por pulgada Procesador Meditak MT67538 núcleos x 1,3 GHz Mediatek MT65804 núcleos x 1,3 GHz Mediatek MT67374 núcleos x 1,3 GHz Mediatek MT67374 núcleos x 1,3 GHz RAM 3 GB 2 GB 2 GB 2 GB Memoria interna 32 GB más microSD de hasta 256 GB 16 GB más microSD de hasta 64 GB 16 GB más microSD de hasta 64 GB 16 GB más microSD de hasta 64 GB Cámara trasera 13 megapíxeles, flash LED 13 megapíxeles, doble flash LED 8 megapíxeles, flash LED 13 megapíxeles, flash LED Cámara frontal 8 megapíxeles, flash LED 13 megapíxeles, doble flash LED 5 megapíxeles, flash LED 8 megapíxeles, flash LED Batería 3.150 mAh 3.000 mAh 2.500 mAh 3.200 mAh Sistema operativo Android 6.0 Android 7.0 Android 7.0 Android 7.0 Otros Lector de huellasRadio FM Lector de huellasRadio FM Lector de huellasRadio FM Radio FM Precio 219 euros 154 euros 139 euros 154 euros BLU apuesta por completo por Mediatek para dotar de potencia a sus terminales, que por sus hojas técnicas están orientados a usuarios sin altas exigencias, aunque esperamos ver pronto en España los smartphones más potentes de la marca. En materiales BLU no ha escatimado, con el uso del metal en los cuatro móviles, y también cabe destacar su apuesta por los selfies, incluyendo flash frontal en todos ellos. El Blu Vivo 5R es de momento el buque insignia de la marca en España Irán llegando más smartphones Blu con los meses pero lo que nunca nos encontraremos será un BLU por encima de los 300 euros. Por mucho que busquemos dentro de su catálogo actual el smartphone más caro es el Vivo 8, que se vende en Amazon estadounidense por 250 dólares. También nos llama la atención el Vivo 8L, el Blu más reciente que ha apostado por la fotografía, con una cámara principal de 13 megapíxeles firmada por Sony y una cámara frontal de 20 megapíxeles. Apuesta total por los smartphones económicos Ninguno de estos Blu supera los 219 euros y el móvil más caro de su catálogo no llega a los 300 euros Con sus mayores apuestas aún por aterrizar en España, BLU no lo tendrá nada fácil en nuestro país. Cierto es que cada día son más los usuarios que optan por comprar su nuevo smartphone sin acudir a la tienda de un operador y que los terminales más vendidos son los situados por debajo de los 200 euros, pero la competencia en esa franja es muy dura, protagonizada hasta ahora por Samsung, Huawei o BQ, a la que ahora tenemos que sumar a Xiaomi. Los smartphones Blu se dirigen a las franjas de precios más usuales en España, pero la competencia en ellas es muy alta Por eso parece que tiene sentido la manera de entrar en España de BLU, con pocos terminales y apostando por tiendas de cercanía, lejos de las grandes superficies donde las miradas de los compradores se van a los terminales más llamativos. El patrocinio del Valencia CF puede ayudarles a ganar reconocimiento, pero BLU tiene que traerse sus buques insignia para destacar en un mercado muy complicado. También te recomendamos Los selfies fueron (casi) un accidente 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE Linux en el Galaxy a través de DeX, Samsung muestra un vídeo de esta prometedora opción - La noticia BLU intentará replicar su éxito en el mercado de teléfonos libres en EEUU en España: estas son sus armas fue publicada originalmente en Xataka por Mikel Cid .

Leer más »

El Kindle de Amazon cumple 10 años: esta ha sido su evolución en imágenes

650_1200

Fiona. Así se llamaba el proyecto original con el que nació el Amazon Kindle. Jeff Bezos ordenó a sus empleados que desarrollaran el mejor lector de libros electrónicos del mundo en 2004, y tres años más tarde tenían el resultado de aquel esfuerzo. Uno que cambiaría el sector, desde luego. Aquel Kindle que se puso a la venta el 19 de noviembre de 2007 lo hizo con un formato singular en el que a la pantalla de tinta electrónica de 6 pulgadas le acompañaba un teclado físico que se mantendría durante varias generaciones de producto. El Kindle fue evolucionando, pero diez años después su esencia es la misma: la de ser un excelente compañero de lectura... electrónica, claro está. Por otros 10 años de lecturas inagotables, sean electrónicas o no El Kindle ha tenido y tiene competidores muy dignos en este mercado, y aunque no siempre ha llegado el primero en algunas características (retroiluminación, resistencia al agua) y es un producto claramente más cerrado que algunos rivales (Calibre es tu amigo), es evidente que Amazon se ha convertido en referente absoluto en este segmento. Lo ha hecho con una familia que de hecho se amplió con las tabletas Kindle Fire, aunque aquí nos hemos centrado en los lectores con pantalla de tinta electrónica. El ecosistema creado por Amazon con su servicio de venta de libros o con el modelo de suscripción Kindle Unlimited no han hecho más que facilitar algo fantástico: la lectura sin (apenas) distracciones. Ya solo eso hace es digno de mención, pero es que además la historia y evolución de los dispositivos Kindle es realmente interesante, como podremos comprobar en este repaso a los distintos modelos que nos han ido conquistando durante estos 10 años. Aquí los tenéis: Kindle (19 de noviembre de 2007) El dispositivo que inició la era Kindle tuvo una demanda tan fuerte que fue imposible conseguirlo durante casi cinco meses. Tenía una memoria de 250 MB, y contaba con un altavoz para oír ficheros de audio, además de un lector SD. Su precio de partida era de 399 dólares, y solo se comercializó en EE.UU. Allí debutó también Whispernet, el servicio de conectividad gratuito que permitía buscar y comprar libros (vía la red 3G de Sprint) o suscripciones a periódicos, por ejemplo. Kindle 2 (10 de febrero de 2009) El modelo de segunda generación contaba ya con una opción de lectura por voz sintetizada, además de una memoria de 2 GB. Eso sí, no tenía lector SD. Salió a la venta a un precio de 359 dólares, pero más importante aún fue el hecho de que este modelo sí se comenzó a comercializar a nivel internacional en octubre de 2009. Kindle DX (10 junio de 2009) En Amazon hicieron una apuesta por un Kindle de gran formato poco después: el Kindle DX llegaba a las 9,7 pulgadas de pantalla, pero además ofrecía soporte para el formato PDF. El precio era también el más elevado de su corta historia: costaba 489 dólares en su lanzamiento. Esta versión también se vendió fuera de Estados Unidos con una opción interesante, la de la conectividad 3G. A esos dos modelos les sucedió el Kindle DX Graphite (DXG, en la foto), que contaba con una pantalla con un contraste un 50% superior gracias a la tecnología Pearl. Como en el caso del DX, no tenía conectividad WiFi. Kindle Keyboard (28 de julio de 2010) La tercera generación se iniciaba con este modelo que precisamente cambiaba el diseño del teclado. Aunque el nombre oficial era eso, tanto usuarios como medios e industria acabaron refiriéndose a él como "Kindle 3", y Amazon volvía en él a la pantalla de 6 pulgadas y a una resolución de 600x800 píxeles. Por primera vez había una variante WiFi y otra 3G, y los competitivos precios (139 y 189 dólares respectivamente) los convirtieron en un éxito arrollador de ventas. Ese teclado mejorado, no obstante, diría adiós a partir de ese momento, porque fue el último representante de esta familia con un teclado QWERTY completo. Kindle 4 y Kindle Touch (28 de septiembre de 2011) Los dos representantes de la cuarta generación de la familia Kindle se caracterizaban por la ausencia de esos teclados QWERTY que habían sido la norma hasta entonces. Se mantenían las pantallas de 6 pulgadas, y la novedad era la presencia de un navegador básico que se podía usar vía conexión WiFi. El Kindle 4 era el modelo base (109 dólares, 79 con anuncios), mientras que también se lanzó el Kindle Touch tanto en versión WiFi (139 dólares sin anuncios) como el Kindle Touch 3G (189 dólares sin anuncios), cuya diferencia fundamental era la presencia de una pantalla de tinta electrónica que además era táctil. Kindle 5 y Kindle Paperwhite (6 de septiembre de 2012) La quinta generación también estuvo representada por dos dispositivos lanzados al mismo tiempo. El primero de ellos, el Kindle 5 (90 dólares sin anuncios) volvía al color negro en el diseño, pero sobre todo mejoraba en el contraste de pantalla y en la mayor velocidad de cambio de páginas. Fue el Kindle más ligero (170 gramos) hasta la llegada del Oasis. Mucho más relevante fue el Kindle Paperwhite de primera generación (140 o 180 dólares sin anuncios para los modelos sin 3G y con 3G), que contaba con una pantalla de 6 pulgadas, resolución de 758x1024 píxeles y sobre todo un sistema de cuatro LEDs de retroiluminación de la pantalla que en aquella primera iteración se comportaba de forma algo inconsistente y que además no se podía desactivar de forma completa. Kindle Paperwhite (2ª generación, 3 de septiembre de 2013) A aquel primer lector de la familia Kindle retroiluminado le sucedió el que coloquialmente se conoció como el Paperwhite 2. La versión WiFi costaba 140 dólares (sin anuncios) y 210 dólares (sin anuncios, apareció dos meses después). La nueva tecnología Carta mejoraba el contraste y la iluminación de los LED, y contaba con un procesador más rápido para los pasos de página. No había muchos más cambios, aunque sí se introdujo la característica Page Flip que permitía avanzar o retroceder en el texto de forma más sencilla, además de la integración con el servicio Goodreads. Kindle 7 y Kindle Voyage (18 septiembre y 21 de octubre de 2014) En Amazon quisieron completar su catálogo del año anterior con un modelo básico y otro de alta gama, y la séptima generación de la familia inició su andadura con el Kindle 7, que costaba 100 dólares sin anuncios. Este modelo era el primero de la gama básica de lectores electrónicos de Amazon que también estaba dotado de una pantalla táctil. Mucho más ambicioso fue el Kindle Voyage, presentado un mes después. La pantalla de 6 pulgadas destacaba por su resolución de 300 puntos por pulgada, y tenía también el contraste más alto de todo el mercado de lectores de e-books. La versión WiFi costaba 220 dólares (sin anuncios) y la WiFi con 3G 290 (sin anuncios). Kindle Paperwhite (3ª generación, 30 de junio de 2015) La gama de esta séptima generación se completó con la tercera iteración de los Paperwhite, que se lanzó con un precio de 140 dólares o 210 dólares para las versiones sin y con 3G (sin anuncios). La pantalla era muy similar a lo de los Voyage, con 6 pulgadas, 1.080x1.440 píxeles y 300 ppp, y fue el primero en integrar la tipografía Bookerly, diseñada por Amazon, y que mejoraba la distribución del texto en pantalla. Kindle Oasis (13 de abril de 2016) El formato y diseño del lector cambiaría una vez más con la octava generación de estos dispositivos. Amazon lanzaba el Kindle Oasis como un modelo de gama alta (310 dólares sin anuncios para la versión WiFi, 380 para la WiFi+3G) que destacaba por ese diseño asimétrico que permitía manejar el lector con ambas manos gracias al cambio de orientación de pantalla. El diseño era característico por tener un lateral mucho más delgado que el otro, mientras que el sistema de retroiluminación se beneficiaba de la presencia de 10 LEDs. Kindle 8 (22 de junio de 2016) Aquel primer modelo de la octaba generación se vería acompañado por la versión básica del lector de libros electrónicos de Amazon: el Kindle 8 contaba con un precio mucho más reducido de 100 dólares para la versión sin anuncios y además era especialmente más compacto y ligero que el Kindle 7. Fue el primer Kindle que usaba Bluetooth y que además daba soporte a la tecnología VoiceView para actuar como lector de pantalla para ciegos. Kindle Oasis (2ª generación, 11 de octubre de 2017) El más reciente de los lectores de esta familia llegó hace tan solo unos días para renovar la "subfamilia" Kindle Oasis. La nueva iteración de este lector apareció con un precio de 270 dólares para la edición WiFi sin anuncios con 8 GB de capacidad y de hasta 350 dólares para la de 32 GB sin anuncios con WiFi y 3G. La diferencia fundamental con todos sus antecesores es la resistencia al agua gracias a la certificación IPX8. La retroiluminación se mejoró con 12 LEDs y también se ofrecía soporte de audiolibros de Audible usando auriculares Bluetooth. Felicidades, Kindle. A por otros 10. En Xataka | ¿El futuro del libro está en leer en el móvil? También te recomendamos Amazon Echo Look y los selfies como fin último Kindle Oasis 2017: más pantalla, más memoria y por fin con resistencia al agua 24 FRASES Y MOMENTOS QUE EXPLICAN POR QUÉ SERÉIS AMIGAS SIEMPRE - La noticia El Kindle de Amazon cumple 10 años: esta ha sido su evolución en imágenes fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »