Tecno

Tecnología en Gral

El plan más ambicioso para ‘terraformar’ Marte suena a ciencia ficción, pero tiene sentido

La Historia de Países Bajos es la historia de una lucha permanente con el Mar. Es una historia de éxitos (y alguna tragedia) que ha arrebatado, dique a dique, más de 34.000 kilómetros cuadrados al océano. Con un tercio de su superficie bajo el nivel del mar, el dicho popular de que “Dios hizo el Universo y los holandeses hicieron Holanda” tiene todo el sentido del mundo. La analogía es inevitable, cambiemos 'diques' por 'escudos magnéticos' y quien sabe si el dicho del futuro terminará con un “los marcianos hicieron Marte”. Porque la realidad, la verdad verdadera, es que ya tenemos todo lo necesario para colonizar Marte excepto una cosa: un campo magnético. Así estamos intentando crear uno. Marte era un vergel El consenso científico actual (y la evidencia disponible) nos dice que Marte tuvo una vez un campo magnético que protegía su atmósfera. Uno muy parecido al que tiene hoy la Tierra. No tenemos muy claro por qué, pero hace unos 4.200 millones de años desapareció sin dejar rastro. Sin más. En unos pocos de cientos de millones de años, indefenso ante los vientos solares, Marte dejó de ser un entorno cálido, húmedo y seguro para convertirse en la piedra helada, inhóspita e inhabitable que es hoy. El planeta perdió casi toda su atmósfera (aún hoy la sigue perdiendo) y sin ella, cualquier colonización que queramos hacer en Marte se limitará a encerrar humanos dentro de compartimentos estancos que los aíslen de la radiación y la finísima atmósfera tóxica que aún pervive. Por eso, la NASA lleva años acariciando la idea de poder construir ese campo electromagnético. Pero no sólo por eso. Hay motivos prácticos porque si fuéramos capaces de crear campos magnéticos a demanda, nuestros astronautas estarían más seguros allá arriba. El espacio se convertiría en un lugar mejor. Pero también hay motivos mucho mas serios: no sabemos a ciencia cierta qué hizo que el campo magnético de Marte desapareciera y, por eso mismo, no sabemos si es algo que podría pasarnos a nosotros también. En el sueño de ir al planeta rojo puede encontrarse uno de nuestros seguros de vida. Cuando la ingeniería tiene escala planetaria Hace unos meses, Jim Green, Director de la División de Ciencias Planetarias de la NASA, propuso el plan más ambicioso (y plausible) para 'terraformar' Marte. Su idea consiste en poner un generador dipolar en el punto de Lagrange L1 de Marte. De esta forma, se podría crear un campo magnético artificial que abarcaría todo el planeta. Parece ciencia ficción porque aún lo es y el mismo Green lo reconoce. Pero los trabajos para crear magnetosferas en miniatura son muy prometedores y todo indica que la propuesta tiene sentido. La tecnología que nos permitirá crear magnetosferas pequeñas está cerca de salir de los laboratorios. Según Green, el campo frenaría la sangría atmosférica y la haría crecer con el tiempo. Aumentaría la temperatura promedio del planeta alrededor de 4 grados, lo suficiente para derretir la capa de hielo de dióxido de carbono en la capa de hielo del polo norte y restablecer una séptima parte de los océanos que existían. El futuro de Marte puede ser más verde de lo que pensábamos (y menos mal) También te recomendamos Este vídeo de Marte utiliza fotos de la NASA y la ESA para hipnotizarnos con la belleza del planeta rojo "Necesitamos entender el magnetismo para entender el universo": las claves que esconde una galaxia a 5.000 millones de años luz Tu foto favorita puede ser dos veces mejor - La noticia El plan más ambicioso para 'terraformar' Marte suena a ciencia ficción, pero tiene sentido fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Comprar un móvil a un niño: a qué edad regalar un smartphone y modelos recomendados

Navidad, día de Reyes, cumpleaños ... todas ellas son épocas propicias para que, o bien los padres regalen un primer móvil a sus hijos, o bien sean estos los que lo pidan. Surgirán entonces las preguntas más habituales en estos casos: ¿Cuál es la edad recomendada para regalar un primer móvil a un niño/a? ¿Cómo debo gestionar su uso? ¿Qué móvil compro a un niño? Hemos hablado con expertos para conocer diferentes puntos de vista a la hora de afrontar este momento que tarde o temprano llega. Cuál es la mejor edad para el primer teléfono móvil de un niño Según el último estudio del INE sobre "Equipamiento y uso de tecnologías de información y comunicación en los hogares en España", correspondiente al año 2016, en España sigue creciendo el número de niños que tienen su primer teléfono móvil a edad temprana. En 2016, uno de cada cuatro niños de 10 años tenía un teléfono móvil. La diferencia respecto al año anterior apenas es de 1 punto, más o menos la media de crecimiento de este dato desde 2011. Cuando cumplen 11 años el porcentaje sube casi a la mitad, pero es a partir de los 12 años cuando tres de cada cuatro niños tienen teléfono móvil. A partir de los 12 años, el porcentaje de niños con teléfono móvil en España es ya del 75% Esa edad coincide con el paso del colegio a un instituto de educación secundaria. Es lo que dicen las cifras y lo habitual, pero ni las estadísticas ni la presión social deben decidir por los padres sobre cuándo es el mejor momento para que un menor tenga acceso a un teléfono móvil propio. María Zabala es experta en Alfabetización y Ciudadanía digitales, colabora habitualmente con el sector público, empresas, familias, centros educativos y estudiantes para fomentar un uso positivo, creativo, responsable y seguro de la tecnología y es autora de iWomanish, publicación sobre cultura digital para padres y educadores. María coincide con el resto de expertos consultados por Xataka: que un niño tenga un teléfono móvil a los 9 o a los 13 años no depende tanto de la edad como sus necesidades y por supuesto circunstancias. Y eso quienes mejor lo conocen son los padres. "No es lo mismo el primer hijo que el tercero y no es lo mismo un niño introvertido o con pocos amigos que un niño con muchos amigos o mucha curiosidad o un niño con muchas aficiones no tecnológicas que un niño cuya única afición es consumir videos" Que no sea ni el niño ni la presión social los que decidan cuándo llega el móvil. ¿Está ya preparado? Es la pregunta que hay que contestar ¿Es mejor a los 9 o a los 13 años? Si un niño tiene claro cómo comportarse, hábitos saludables, se relaciona con normalidad .... ¿por qué ponerle una edad concreta para tener teléfono móvil? "Es más, el tema no es el dispositivo sino lo que se haga con él. Un smartphone con datos que puede conectarse a Internet en cualquier parte o un smartphone en el que el perfil de usuario del niño le permite hacer cualquier descarga sí que debería esperar a que el niño en cuestión esté preparado para usarlo después de haber usado otros dispositivos. Sin embargo, un móvil que sólo se conecta a Internet vía wi-fi o que no puede hacer descargas sin la autorización de los adultos puede resultar una vía de autonomía digital progresiva en positivo" Luchar contra el "todos mis amigos ya tienen un teléfono" Si no ha sido a la edad de 9-10 años, es bastante probable que con el paso a la educación secundaria, la entrada en la adolescencia y una vida social más intensa e independiente, los niños/as argumenten que todos sus compañeros de clase o amigos ya tienen su teléfono móvil. Primero de todo, calma y, como apunta María Zabala, comprobarlo. "Cuando nuestro hijo empieza a recordarnos que es ‘el único que no tiene móvil’ de su clase, lo primero que podemos hacer es contrastarlo con algún otro padre. En segundo lugar, igual que hacemos con otras cosas (cuándo les dejamos ir solos a comprar pan o irse de viaje en grupo pero sin ti o mandarle a un campamento…), es importante no dejarse llevar por prejuicios o presiones y hacer lo que uno considere: esperar o permitir" Rebeca Díez, Doctora en Comunicación con la tesis “Los valores educativos y las competencias en los videojuegos de la TDT infantil española” es profesora en el Campus de Gandia (Universitat Politècnica de València) y codirectora del Congreso de redes sociales #Comunica2 junto con Marga Cabrera, también profesora de la misma universidad y fundadora del Observatorio de Nuevos Medios en España. Ambas firman el capítulo "Padres analógicos frente a huérfanos digitales" del libro "Los Nativos digitales no existen". En su caso, que los niños empiecen a usar el teléfono cuanto antes es positivo si el motivo es ser una herramienta tecnológica, pero recalcan que "la edad dependerá de la familia y la decisión de los padres", no de los niños. "Se ha adelantado la edad a la que los niños tienen un móvil que suele ser entre los 11 y 13 años. ¿Correcto? Si el móvil se utiliza para estar en contacto con su grupo de amigos y para estar localizable, siempre que los padres así lo consideren, es buena edad" Otra situación compleja de gestionar es cuando los padres están divorciados o no llegan a un acuerdo común sobre dar o no un teléfono a su hijo/a. O ambas situaciones a la vez. Con los claros matices de que cada familia es un mundo y cada niño diferente, lo que prima es la conversación en busca de un acuerdo que deberá aceptar el menor. "Si los padres no están de acuerdo e igual que sucede en otros ámbitos, habrá que buscar el consenso. Y si los padres están divorciados, si eso significa que no puede haber acuerdo en que uno dé móvil y el otro no lo apruebe, suelo recomendar que los padres acuerden con el niño una especie de ‘contrato de uso’ que aclare cómo va a usarse el dispositivo. Debería poder hablarse sobre el tema, pensando en el niño, pero como la vida es como es, que quede claro cuáles son las normas de cada progenitor" ¿Para qué quiere un niño un teléfono móvil? Si seguimos analizando los datos del INE en España, si bien hasta los 11-12 años no hay un porcentaje alto de niños que tienen teléfono móvil, no ocurre lo mismo con el acceso a un PC (desde los 10 años lo usan el 88%) ni tampoco a Internet (91% a partir de los 11 años). En buena parte de los casos, más del 50%, el primer teléfono móvil de un niño proviene de un regalo, casi siempre del lado de los padres que sienten que con el teléfono móvil en manos de sus hijos, ganan en seguridad y control sobre ellos, sabiendo en todo momento dónde están y qué hacen. Habitualmente las ventajas asociadas a que un menor tenga un teléfono móvil se quedan del lado de tenerlo localizado, que pueda llamar a sus padres y esté “socializado” con sus amigos. Pero no es lo único ni tampoco lo más importante. Si el primer smartphone de un niño/a llega sin cumpleaños, recompensa por buenas notas o similares, ya estaremos dando un primer paso para que haga un uso correcto del mismo Sin embargo, un teléfono móvil, hoy en día, tiene en su capacidad de comunicación casi lo de menos. La conectividad a Internet es necesaria y muy útil para muchas facetas de su vida, y los padres y adultos no deben dejarles de lado por un falso afán de protección. Como en otras facetas de la vida, lo que corresponde a los padres es una labor de educación en ese mundo digital. Y esa labor parental no arranca con la aceptación de la entrega de un primer smartphone. Es de mucho antes. Si atendemos a los expertos consultados, la decisión sobre dar o no un teléfono móvil a un niño (y el tipo de teléfono) va a depender bastante más del uso que se vaya a hacer de él que de la edad. "Los niños no piden un móvil porque lo ‘necesiten’ para ser felices o sentirse integrados en su grupo. Puede que piensen que sí, pero un niño con muchos amigos o muy popular no necesitará tener móvil para que lo inviten a planes. Los niños piden un smartphone para llevar el mundo en el bolsillo y tener libertad, pero casi todo lo que hacen con ese móvil podrían hacerlo también con una Tablet (salvo sacarla de casa con igual comodidad). Desde luego, un niño de 9 años con smartphone y datos móviles es un niño con demasiada autonomía" Aunque dependerá de cada familia, compartir el teléfono de los padres suele ser un primer paso en la autonomía de los niños con ese dispositivo. Con ese equipo, que puede incluir un perfil concreto para los hijos (sin posibilidad de descargar aplicaciones, por ejemplo), los menores pueden crear perfiles de Instagram que gestionarán desde ese teléfono o grupos de Whastapp entre amigos que usan en ese teléfono de los padres. "Lo que desde luego es buena idea es hablar con los niños sobre para qué quieren un perfil social o una app, qué esperan obtener de ese uso…" En esa conversación previa con los niños, incluso antes de tener su dispositivo propio, podremos sentar las bases de su comportamiento con el teléfono móvil, conocer sus necesidades (que en muchos casos pueden satisfacer con un tablet o un ordenador, para ver vídeos, escuchar música o o incluso participar en redes sociales) y educarlo en un uso responsable y en positivo de la tecnología. Cómo gestionar el uso del primer móvil de un niño Si bien a la hora de acertar con el momento de que un hijo/a tenga el primer teléfono móvil, cada padre/madre debe tener la última palabra y no hay trucos mágicos para saberlo, los expertos coinciden en una máxima: poner reglas de uso y dejar claro que el teléfono no es suyo. Incluso si hubiese llegado como regalo, buena parte del uso que harán de él requerirá de Internet. "E Internet cuesta un dinero que pagan los padres. Así que, de alguna forma, su móvil y su Internet son de sus padres" Además de reglas y contratos, en los primeros pasos de un niño con un teléfono móvil o la tecnología en genera, hay que hablar y escuchar mucho. Ponernos en su lugar Lo primero a realizar será acordar con los niños unas condiciones de uso que pueden incluir momentos de desconexión, sitios donde puede usarse o no el teléfono móvil, así como razones por las que los adultos pueden revisar o no el dispositivo. Esas reglas y normas de uso pueden establecerse de forma escrita o hablada, pero para María Zabala, hay dos máximas que deben conocer tanto padres como menores. "Todos deben asumir que, ante un mal uso, pasan dos cosas: el niño está aprendiendo y debe equivocarse para hacerlo; y las consecuencias avisadas deben respetarse y no pasarse por alto" Por la red hay numerosos tipos de contratos, muchos de ellos basados en el famoso acuerdo de Janell Burley Hofmann con su hija de 12 años cuando le entregó su primer teléfono móvil. En él quedan recogidas normas de uso, horarios, tiempos y normas de comunicación, que, como me cuentan Rebeca y Marga, son "igual que las que establecemos sobre educación y el saber estar tanto en clase, como en la familia o ante personas desconocidas; la red es el mundo real extrapolado a miles de personas. Si los niños tienen claras esas normas, deberían seguirlas en su mundo online" El tipo, cantidad y modo de cumplir esas normas de uso quedan del lado de cada familia. No es lo mismo una en que se ha realizado un acompañamiento desde los 6 años en el uso en positivo de la tecnología que en otra donde la entrega del primer teléfono es el primer contacto del menor con Internet, por ejemplo. A partir de esa edad esa labor será más difícil básicamente porque el menor se ve totalmente autónomo, incluso con más conocimientos que los propios padres. María Zabala tiene su propia adaptación del contrato para iKids, como los denomina ella. En él podemos encontrar los aspectos fundamentales que deseamos no tanto en el uso del dispositivo como en el aprendizaje que deseamos que tengan los menores con el teléfono móvil. De forma general podrían ser: Límites y normas sobre tiempo de pantalla y desconexión. Peligros de relacionarse online con desconocidos. Necesidad de pensar dos veces antes de compartir mensajes o fotos o videos. Importancia de dejarse guiar para aprender. Protagonismo de su individualidad, su vida offline y sus aficiones. Rebeca Díez y Marga Cabrera recomiendan buscar en los aspectos negativos que queremos evitar a la hora de establecer reglas de uso del smartphone. "Hay aspectos negativos a tener en cuenta y son normas que se establecen en casa día a día como no utilizar el móvil cuando se está en familia, por ejemplo, durante la comida, no dejar el móvil durante las horas de estudio ni tampoco que se cargue en el dormitorio del niño durante la noche. Al igual que nos sentamos con nuestros hijos para ver la tele desde pequeños, debemos ver qué dicen, a quién, cómo, qué foto de perfil han decidido poner y advertirles de que no deben hablar de su vida privada ni indicar dónde viven o a qué colegio van; son datos que no interesan realmente a nadie y que pueden generar problemas. Si los padres estamos en redes, no nos verán como analfabetos tecnológicos y, si no estamos, se verán en un terreno por explorar libremente sin ningún tipo de recomendación" La importancia de crear cuentas específicas en los móviles para niños Otro pilar fundamental para María Zabala a la hora de gestionar el primer teléfono es no ofrecer el terminal tal cual sino crear una cuenta como menor y poder limitar las descargas o uso del mismo, necesitando el permiso de los padres para determinadas tareas, lo que facilitará el poder ir graduando su autonomía digital. "Si a los 12 años no les dejamos hacer solos muchas cosas, en esto también podemos participar". Con esta decisión, de las más importantes según María Zabala, los padres podrán intervenir de las decisiones que vayan tomando los niños con sus móviles. Si un niño crece en una casa en la que la tecnología se incluye en el resto de la educación que reciben (normas, diálogo, hábitos, ejemplo…) será más fácil que hagan un uso consciente de su móvil "Son muchos los padres que instalan apps de control parental en el móvil de sus hijos para revisar tiempo de conexión o apps más utilizadas, y esto es positivo sobre todo si utilizamos la información para dialogar con ellos. La relación que los padres establecemos con nuestros hijos en términos del uso de su Smartphone suele tener que ver con advertencias sobre peligros o con mensajes de ‘estás siempre pegado al móvil’, así que podemos intentar encontrar otras conversaciones que tengan que ver con sus opciones para participar de la tecnología de formas creativas y ‘diferentes’ a lo típico" Esa labor parental en positivo es clave. Conviene insistirles en que no limite su mundo a su teléfono móvil, "que entienda que puede hacer muchas más cosas con su tiempo, incluso digitales pero sin smartphone de por medio". Si esos primeros pasos con el teléfono móvil se realizan de forma conjunta y temprana, hay beneficios. Lo más directo es que, en esas conversaciones y gestiones, los adultos van a aprender y saber más de lo que les gusta e interesa. De hecho, si no lo gestionan los padres, los niños adquieren una libertad enorme que nadie les está indicando cómo afrontar y en la que es probable que choquen con situaciones que no les beneficien. "Ellos aceptarán con más facilidad que intervengamos en algunas decisiones si estrenan móvil con 13 que si lo hacen con 17" Muchos de los problemas que los menores experimentan cuando viven el mundo digital tienen que ver con conductas y no con aspectos puramente tecnológicos ¿Y si los padres no saben cómo enfrentarse a esos temas técnicos de creación de cuentas, limitar usos o gestionar el propio teléfono del menor? Es inevitable pensar que la tecnología ha complicado la educación. "Es todo mucho más difícil porque antes creíamos tener controlado qué veían o qué leían los menores. Ahora, necesitamos más dedicación y más tiempo, pero sobre todo aprender, aprender con ellos para sacar partido a las redes y a las apps por lo mucho que nos pueden aportar y, al mismo tiempo, advertir y conocer los peligros que son muchos y, en ocasiones, muy poco controlables" Qué móvil comprar a un adolescente: recomendaciones y mejores modelos Todos los expertos consultados coinciden en lo que un primer teléfono móvil debe tener si vamos a regalarlo a un niño/a: que sea básico, sencillo de manejar, no muy caro y sobre todo que entiendan que el propietario es el padre, madre o ambos, que son quienes han pagado por él y lo dotan del plan de datos si así se ha acordado. "Los niños preadolescentes necesitan un smartphone sencillo, que les permita comunicarse vía teléfono y con capacidad para las apps más utilizadas, WhatsApp e Instagram. Lo lógico es empezar con un teléfono básico y económico" El primer teléfono de un niño/a debe ser capaz de ejecutar las aplicaciones más usadas a su edad o realizar y recibir llamadas. No hay características técnicas más deseables que otras, pero como enfatiza María Zabala, "como el móvil no debe ser entendido como un juguete, mejor evitar que parezca un juguete". Es habitual que ese primer teléfono sea un terminal de segunda mano, ya usado por los padres o un hermano mayor y con el que durante dos o tres años puedan funcionar. Algunas estrategias para gestionar esos primeros años pueden desembocar en la compra o paso a un modelo superior como recompensa por el buen uso del anterior. En la elección del primer teléfono móvil hay que evitar caprichos o que den por sentado que pueden aspirar al mismo móvil que un adulto o al móvil que no puedes tener ni tú Pero mucho cuidado con las prestaciones o tecnologías que incluya el modelo que decidamos prestarles en cada momento, especialmente el primero. Que los padres sepan cómo enfrentarse a los temas técnicos relacionados con el nuevo teléfono móvil es importante. Rebeca y Marga apuntan a esas capacidades tecnológicas como base importante en la gestión del uso del primer teléfono móvil de un hijo. "El móvil es como cuando llegó la televisión. Los padres podemos decidir qué ven nuestros hijos porque conocemos el contenido de determinada película o serie. Lo mismo pasa con el móvil. Si nosotros desconocemos cómo utilizarlo o en qué redes están nuestros hijos y por qué, no podremos acompañarles en este aprendizaje" Si el teléfono que dejemos a los menores admite la identificación por huella, restringir uso de aplicaciones o creación de diferentes perfiles, y los padres no entienden de qué manera se gestionan y funcionan esas características, no van a poder educar en un buen uso por ejemplo de las contraseñas o protección de los datos personales. "Ellos podrán crearse otro perfil sin que lo sepamos o nos demos cuenta" María Zabala, que ya vive esta situación como madre, insiste en la necesidad de tener esos conocimientos técnicos, pero no abrumarse ni por no conocerlos todos ni por tener que aprender. "Los padres no siempre sabemos cómo afrontar las situaciones que van surgiendo mientras nuestros hijos crecen; no es algo que pase sólo con la tecnología. Cuando queremos mediar de manera tecnológica en los primeros dispositivos de nuestros hijos, es importante en primer lugar tomárnoslo con calma, no podemos saber de todo" Para conseguir ese aprendizaje hay numerosas webs en las que informarse. La propia tienda de móviles puede ser un pilar o servirnos de asesoramiento, y no hay que olvidar que tanto Apple como Google tienen paso detallados para configurar la cuenta desde la que los hijos gestionen sus móviles. En relación a qué sistema operativo escoger para el primer teléfono de un niño, las dos opciones del mercado, iOS y Android, son válidas pero con importantes matices y diferencias entre ellas. En Android contamos con la posibilidad de crear diferentes perfiles de usuario y gestionar la configuración de forma más o menos amplia dependiendo del fabricante. Pero hay un ecosistema de aplicaciones inmenso y numeras maneras de establecer un control parental. Si optamos por iOS, hay una buena gestión de la familia (aunque cada uno con su dispositivo), control más estricto de las aplicaciones y seguridad del dispositivo, aunque hay que conocer que no admite diferentes perfiles en un mismo dispositivo, además de que estos son de precio más alto que equivalentes en Android. En iOS existe la opción de restricciones, un modo que permite a los padres gestionar el completo uso del teléfono, desde los datos a la cámara o incluso el volumen del sonido Respecto a las opciones de configuración y control parental, son muy completas y organizadas, y podemos recurrir a esta opción a falta de diferentes perfiles en un mismo dispositivo. Si vamos a dejarle nuestro iPhone a un niño o configurar para su uso un modelo viejo (o incluso nuevo si así queremos), existe la opción de Restricciones, que incluye prácticamente todo lo que necesitamos para gestionar ese teléfono, desde localización a restricción de aplicaciones, uso de la cámara, la tienda de aplicaciones o contenido no apto para la edad que marquemos. Incluso podemos limitar el volumen de audio del dispositivo. Más posibilidades de modelos y características diferentes admite abrazar a Android para el primer teléfono de un menor. Dentro de la gama de entrada, que es la que recomendamos atendiendo a las directrices de los expertos consultados, hay decenas de modelos con diferentes tamaños de pantalla, acabados y configuraciones. 13 móviles de menos de 150 euros recomendados para niños Comprar un teléfono móvil a un niño es una decisión estrictamente personal y responsabilidad de los padres o tutores. Aunque se puede escoger un terminal de cualquier gama y características, en Xataka hemos escogido 13 modelos de variadas características pero de gama de entrada y con un precio de mercado actual inferior a los 150 euros, atendiendo a las recomendaciones de los expertos. Nokia 5 La garantía de Nokia, un buen acabado y Android actualidado a la versión 7.0. La memoria interna se puede ampliar con tarjetas microSD. Un extra interesante es que incluye lector de huellas, lo que da seguridad extra y una manera de educarlos en ellaPantalla 5,2 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Análisis en Xataka Precio 149 euros BQ Aquaris U2 Lite Una garantía con servicio en España y buenas cámaras dentro de su gama son los puntos fuertes de un BQ con Android actualizable a la última versión. También es Dual SIM y cuenta con batería de mucha capacidadPantalla 5,2 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 8 MP Más información Ficha técnica en Xataka Precio 149 euros Nokia 105 Si has decidido que el primer teléfono solo debe permitir llamadas y mensajes de texto, hay modelos asequibles y cómodos que cuentan con una batería para varios días como puntos destacados. Ojo porque no admite aplicaciones.Pantalla 1,8 pulgadas Memoria interna8 MB RAM 8 MBCámara No tiene Más información Ficha técnica en Xataka Precio 23 euros Xiaomi Redmi Note 5A Ya con garantía española, una de los teléfonos con mejor relación calidad/precio, destacando por la capacidad de su batería, que es DualSIM, con memoria ampliable y una cámara para selfies de 16 MPPantalla 5,5 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Ficha técnica en Xataka Precio 129 euros Energy Sistem Neo 2 Si necesitamos comprar un smartphone nuevo a precio bajo, este modelo es atractivo en diseño, disponible en varios colores y con altavoces potentes. Su pantalla es más reducida, lo que lo hace más manejablePantalla 4,5 pulgadas Memoria interna8 GB RAM 1 GBCámara 5 MP Más información Ficha técnica en Xataka Precio 69 euros Sony Xperia L1 Diseño muy logrado y bien acabado para la gama de entrada. Destacamos su pantalla de 5,5 pulgadas y la memoria interna, la cual puede ampliarse con tarjetas microSD Pantalla 5,5 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Análisis en Xataka Precio 146 euros LG K10 2017 Robusto y equilibrado en las prestaciones para el precio por el que se puede comprar. Uno de los modelos con menos marcos por este precioPantalla 5,3 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Ficha técnica en Xataka Precio 139 euros Huawei Y6 2017 El modelo más destacado de la gama de entrada de Huawei, con una capa muy personalizable y cámara con flash dual tone y grabación de vídeo 1080pPantalla 5 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Ficha técnica en Xataka Precio 111 euros Alcatel One Touch 1035D Otro modelo básico para exclusivamente realizar llamadas y enviar mensajes. Un clásico resistente en formato cocha y con gran bateríaPantalla 1,8 pulgadas Memoria interna3 MB RAM 3 MBCámara 13 MP Más información -- Precio 29 euros Motorola Moto G5 La mejor opción ahora mismo por debajo de los 150 euros, con diseño de metal, lo último de Android, la mejor pantalla en este precio y potencia de sobra. Una alternativa más económica es el Moto E4 por99 eurosPantalla 5 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 3 GBCámara 13 MP Más información Análisis en Xataka Precio 149 euros ZTE Blade V7 Lite Una opción asequible pero potente por contar con lector de huellas y un diseño atractivo sin renunciar a buenas prestacionesPantalla 5 pulgadas Memoria interna16 GB RAM 2 GBCámara 13 MP Más información Análisis en Xataka Precio 111 euros Samsung Galaxy J3 Una buena autonomía es lo más destacado junto con el diseño clásico y la pantalla AMOLED de este Galaxy J3 en su versión de 2016. Viene escaso de memoria internaPantalla 5 pulgadas Memoria interna8 GB RAM 1,5 GBCámara 8 MP Más información Análisis en Xataka Precio 118 euros La única excepción de nuestras recomendaciones que sobrepasa los 150 euros es el modelo de iPhone. Pese a que su precio es mucho más alto que el equivalente en prestaciones de Android, hemos considerado conveniente incluirlo para que sea tomado en consideración por aquellos que prefieren iOS a la hora del primer teléfono de un niño. iPhone SE Si no queremos optar por un modelo de segunda mano o generación anterior, como el iPhone 6, el iPhone SE es un terminal compacto, con cuerpo de metal para resistir mejor las caídas, mucha memoria interna y con el siempre interesante ecosistema y seguridad de iOS, pero a un precio mucho más alto que el equivalente en AndroidPantalla 4 pulgadas Memoria interna32 GB RAM 1 GBCámara 12 MP Más información Análisis en Xataka Precio 349 euros También te recomendamos La generación de padres que se siente culpable porque sus hijos se pasen mucho tiempo mirando pantallas ¿Cómo evitar que la gente saque el móvil en el teatro? En China lo tienen claro: con láseres Tu foto favorita puede ser dos veces mejor - La noticia Comprar un móvil a un niño: a qué edad regalar un smartphone y modelos recomendados fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

El Gobierno español aprueba nuevas normas para regular empresas VTC como Uber y Cabify

El Gobierno de España ha aprobado hoy un Real Decreto con el que establece nuevos requisitos y medidas impuestas a las empresas de vehículos de alquiler con conductor o VTC. Estas normas han sido desarrolladas por el Ministerio de Fomento y aprobadas en el Consejo de Ministros, y buscan "mejorar la regulación" para "asegurar así su convivencia ordenada" con el del taxi. La medida afectará a populares empresas como Uber y Cabify, y a través de ellas se busca impedir prácticas especulativas para quienes hayan solicitado licencias de VTC con la intención de revenderlas. También se creará un registro único a nivel estatal en el que las empresas tendrán que comunicar sus servicios o trayectos antes de realizarlos. En busca de una convivencia complicad Durante los últimos años han estado realizándose en España numerosas huelgas de taxistas en busca de una nueva normativa que les defienda de nuevos servicios que, como Uber y Cabify, les hacen la competencia. La respuesta ha llegado hoy en forma de 'Decreto Ley' que trata de controlar algunas de las actividades de las VTC. En primer lugar, se impide la transmisión de autorizaciones durante dos años desde su otorgamiento original. Con esta medida se buscará acabar con las prácticas especulativas con las licencias de VTC, cortándoles las alas a quienes las solicitan sin intención de utilizarlas, sólo para revenderlas a un precio mayor. Pero la medida más importante es la creación de un registro único a nivel estatal. Las empresas tendrán que comunicarle a este registro todos los servicios o trayectos en VTC antes de realizarlos. Con ello, el Ministerio de Fomento cree que se facilitará la labor de los servicios de inspección, que se podrán asegurar de que empresas como Uber o Cabify no capten viajeros por las vías públicas, aeropuertos o estaciones si estos no han solicitado el trayecto con anterioridad. Las nuevas normas también obligarán a que los vehículos que se vayan a adscribir a una nueva autorización VTC cumplan los requisitos vigentes actuales, aunque sean diferentes a los requisitos que había en el momento en el que se realizó la solicitud de la autorización. Los taxistas medio contentos, las VTC preocupadas Las reacciones a esta nueva normativa no se han hecho esperar. Por una parte, la patronal de taxistas Fedetaxi ha manifestado su satisfacción con las nuevas medidas, aunque las consideran insuficientes. Aun así, piensan que "contribuirán a evitar el desmantelamiento del sector que suponen los privilegios que se están atribuyendo empresas como Uber y Cabify". La patronal Unauto VTC por su parte se queja de que este Real Decreto "protege al monopolio del taxi", y asegura de que va en contra de "otra alternativa de transporte y del interés general". También han asegurado que la nueva normativa "limita aún más la operativa de las VTC", un sector para el que calculan que trabajan más de 10.000 conductores profesionales en toda España. Eduardo Martín, presidente de Unauto, también ha acusado al gobierno de ceder al chantaje del taxi con este Real Decreto, apuntando que mientras a ellos se les pone bajo la lupa el sector del taxi "seguirá especulando con sus licencias y escapando al control de los viajes que realiza y los ingresos que genera". Imagen | Mark WarnerEn Xataka | La UE da la razón a los taxistas y dice que Uber es un servicio de transporte También te recomendamos Tu foto favorita puede ser dos veces mejor Más caos en el mundo del taxi: el Tribunal Supremo concede nuevas licencias para Uber y Cabify Huelga de taxis en toda España: así se ha intensificado la "guerra" contra Uber y Cabify - La noticia El Gobierno español aprueba nuevas normas para regular empresas VTC como Uber y Cabify fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

El modo retrato a prueba: iPhone X, Galaxy Note 8, Huawei Mate 10 y Google Pixel 2 XL frente a Lupe, fotógrafa profesional

El modo retrato es la gran aportación a la fotografía en la tecnología inteligente de los smartphones protagonistas de los últimos tiempos. Con algunos de los principales modelos ya realizamos una prueba para comprobar el nivel de su bokeh, o lo que es lo mismo, la calidad y forma de su desenfoque: suavidad y degradado (artificial) que se aplica al fotografiar con el modo retrato activado. Ahora es el turno de poner a prueba a cuatro súper smartphones (lo de super es porque los incluimos en la denominada gama súper alta, es decir, los que encontramos en torno a los mil euros) con la última tecnología aplicada en el modo retrato. Para ello los hemos puesto a prueba frente una fotógrafa profesional, especializada en retratos. Hemos realizado una sesión de retratos con Lupe de la Vallina utilizando usando su cámara y objetivos profesionales para obtener sus retratos (como se pueden ver en su web) frente al iPhone X, el Samsung Galaxy Note 8, el Huawei Mate 10 y el Google Pixel 2 XL. De partida, ya sabemos que por un lado la tecnología de los smartphones y por otro la habilidad y mirada humana aún están alejados a la hora de conseguir retratos con un resultado similar. Pero, la clave de esta comparativa es conocer cuál es esa distancia real. Si aún existe tanta diferencia en resultados o no. Veamos. A modo de introducción: el desenfoque en un retrato con cámara Foto realizada por Lupe. Un retrato cuyo efecto de desenfoque delantero aún no se puede conseguir con ningún smartphone Antes de nada conviene recordar que el desenfoque del fondo dejando nítido y aislado al sujeto retratado es algo característico de una captura realizada con una cámara tradicional. El efecto bokeh, para ser exactos, es la forma, diseño o aspecto de ese desenfoque fotográfico. En una palabra, se refiere más a la calidad y cualidad del desenfoque (como ya explicamos). La suavidad del degradado conseguido es una de las claves para distinguir un bokeh de calidad Dicho esto, con la combinación de un sensor de tamaño generoso (como el full frame utilizado por Lupe) y una abertura de diafragma grande en el objetivo (en su caso un 50 mm f/1.8 y un 28 mm f/2.8), jugando con la profundidad de campo, se puede conseguir un desenfoque pronunciado en un retrato. La suavidad del degradado conseguido es una de las claves para distinguir un bokeh de calidad. A mayor tamaño de captor y abertura de diafragma en la captura, menor profundidad de campo obtendremos (no solo por detrás, sino también por delante del sujeto enfocado). Cabe añadir también que para lograr un buen desenfoque hay otros factores a tener en cuenta, como es la distancia focal que estemos usando y la distancia al sujeto enfocado (y su separación con respecto al fondo). Y, no menos importante, la calidad óptica del objetivo e incluso las palas del diafragma (su número y su forma influyen en lograr desenfoques con aspecto diferente). Intentar “imitar” el resultado en un retrato con la poca profundidad de campo que se consigue con una cámara digital de sensor grande es el gran reto de los smartphones Como vemos, estos factores son a los que la tecnología de los smartphones intentan aproximarse. Con la limitación de utilizar sensores pequeños en un smartphone, lograr un desenfoque pronunciado se hace una tarea complicada. Intentar “imitar” el resultado en un retrato con la poca profundidad de campo que se consigue con una cámara digital de sensor grande es el gran reto de los smartphones. El tamaño del captor y de los objetivos que incorporan son sus principales dificultades en este terreno. Para suplirlo y lograr un efecto similar entra en juego el software inteligente que cada vez más se está desarrollando y mejorando. Es, sin duda, uno de los grandes avances en los últimos modelos de smartphones de gama alta. Campo de pruebas: una sesión de retratos En la sesión de retratos queríamos comparar la experiencia y habilidad “humana” de Lupe contra la habilidad “artificial” de estos cuatro potentes smartphones. Y, tras la sesión, es el momento de revisar los resultados y extraer conclusiones. Veamos. No vamos a entrar aquí en los detalles técnicos y características de cada modelo de smartphone utilizado, eso los podéis encontrar en nuestros respectivos análisis y detalles de sus potentes cámaras duales (menos el Pixel 2 XL que entra en el desafío con una única, pero potentísima, cámara y objetivo). iPhone X iPhone X, iPhone 8 y iPhone 8 Plus: así son sus cámaras y la tecnología que esconden iPhone X, análisis: un muy buen reinicio que sí rompe con todo lo anterior y que llega tarde y pronto a la vez Samsung Galaxy Note 8 Así es la cámara del Samsung Galaxy Note 8: el primer teléfono con dos cámaras con estabilización óptica Samsung Galaxy Note 8: bienvenida, doble cámara Huawei Mate 10 Huawei Mate 10, análisis: todo un acierto en diseño y cámara que juega también la baza de su precio Huawei Mate 10 y Mate 10 Pro: los hemos probado y tienen motivos para triunfar Huawei Mate 10 y Mate 10 Pro: un paso más en la inteligencia artificial dentro de tu móvil Google Pixel 2 XL Pixel 2 XL, análisis: la cámara del momento merecía una pantalla mejor Google Pixel 2 y Pixel 2 XL, toma de contacto: más experiencia Google que nunca y modo retrato para todos Google Pixel 2 y Pixel 2 XL llegan a España: una única cámara basta según Google Aquí Lupe seleccionó el escenario más adecuado y real como lo haría para uno de sus encargos profesionales Así que nos disponemos a ver los resultados de la sesión. Para ello hemos escogido a dos modelos, Irene y Eduardo, y siempre hemos utilizado luz natural. Hemos realizado retratos en interiores con buena calidad de luz a través de grandes ventanas y un fondo bastante neutro que se plantea como un escenario real e ideal para capturar retratos. Aquí Lupe seleccionó el escenario más adecuado y real como lo haría para uno de sus encargos profesionales. En ningún caso se utilizó luz de estudio o artificial ni tan siquiera ningún reflector. Queríamos un escenario real, sencillo donde la habilidad de capturar retratos primase por encima de cualquier tipo de ayuda. Lupe frente a un servidor con los cuatro smartphones. Algunos detalles a tener en cuenta Lupe de la Vallina es fotógrafa y desde 2011 ha estado haciendo retratos. Su trabajo ha sido publicado en varias revistas españolas, como El País Semanal, Jot Down, YoDona, El Español, GQ España (web), Fashion and Arts y revistas internacionales como GQ Italia, Life & Style LA o Sportweek. Lupe contó con total libertad para utilizar el objetivo y la apertura de diafragma que mejor considerara para cada retrato. Trabajó con modo manual y los resultados que vemos son fruto de su posterior edición (selección de las mejores tomas) y postprocesado (el revelado habitual que suele realizar). Es decir, sus fotos son las imágenes finales, fruto de su trabajo y pericia como fotógrafa de retratos. Por el otro lado, cabe apuntar que los cuatro smartphones permiten disparar en modo avanzado, es decir, en modo manual para escoger la exposición (velocidad de obturación) y sensibilidad ISO (no así la abertura que como sabemos es fija) y también nos permiten obtener archivos RAW (que requieren posterior revelado). Sin embargo, al activar el modo retrato, los cuatro smartphones no permiten utilizar el modo manual ni obtener un archivo RAW. Esto es lógico, puesto que en el modo retrato es donde entra en funcionamiento el sofisticado software de cada uno y su machine learning. Que es precisamente lo que queríamos poner a prueba. Las muestras que capturé con los cuatro móviles no tienen ningún tipo de postprocesado Por último, indicar que las muestras que capturé con los cuatro móviles no tienen ningún tipo de postprocesado. Son los archivos JPEG directos, tal cual los ha retocado cada terminal. Únicamente se han reducido los tamaños para poder visualizarlos en este artículo y se han convertido al espacio de color sRGB IEC61966-2.1. Así que son fruto del modo automático. Una prueba así no se puede realizar extrayendo los resultados de cómo vemos las fotos en la pantalla de cada móvil. Esto será lo habitual pero para los más exigentes, al pasarlas al PC y observarlas en detalle, ampliadas en un pantalla mayor, es donde realmente se aprecia la calidad y detalles (mejor si además contamos con una pantalla calibrada). Es justo lo que hemos hecho. Pero vamos al grano. Veamos algunas fotos. Advertencia: las fotos que se muestran en este artículo están comprimidas por nuestro sistema de publicación, por lo que no son una reproducción totalmente precisa de los archivos reales. Primer retrato: Irene sentada junto a una gran ventana y un fondo neutro La escena para comenzar era muy sencilla. En cuanto al posado, se colocó a Irene cómodamente sentada en un puf, con una blusa blanca que iba a poner a prueba el rango dinámico de los sensores, ya que recibía una gran cantidad de luz que entraba junto a un ventanal. El fondo es una pared lisa de fondo claro. Y ella se encontraba a un metro aproximadamente del fondo. Todo parece bastante fácil para los modos de retrato y su capacidad para “siluetear” su figura y desenfocar el fondo. Pero cuidado, su bella melena podía ser difícil de recortar para el software del modo retrato. Veamos los resultados. Foto realizada y procesada por Lupe. Captura: 50 mm; f3.2; 1/50 s; ISO 100 Aquí podemos comprobar cómo los cuatro smartphones resuelven bien la escena. Las diferencias las encontramos en el color (con balance de blancos automático) y también en el diferente procesado de cada imagen. El iPhone X tiende a “amarillear” en exceso, produciendo un retrato con luz muy cálida. Es algo que ya habíamos comprobado en pruebas previas y su tendencia cálida nos parece excesiva, y con diferencia es la más alejada a la realidad. El desenfoque del caro terminal de Apple está bien logrado, suave en los bordes y con un resultado muy natural, sin ningún recorte ni detalle que deje evidencia este procesado. El Note 8 se ha manejado mejor con el tono general del color, aplica un mayor procesado en la zona enfocada y el desenfoque del fondo es menos pronunciado, aunque el resultado global del retrato es bastante acertado, extrayendo buen detalle en las sombras y buena definición general. Por su parte, el Huawei también consigue un resultado aceptable, únicamente evidenciado mayor dificultad en las sombras, logrando un contraste ligeramente más elevado que el resto y con cierta tendencia a sobreexponer en las altas luces. Además, el color es bastante suave, al menos en esta escena que con tonos bastante neutros. El Pixel también ofrece una gran nitidez general El Pixel también ofrece una gran nitidez general, solo hay que fijarse bien en el detalle del pelo de Irene, pero posee mayor dificultad para lidiar con las altas luces. Buen contraste general y un desenfoque poco pronunciado pero suficiente para destacar el rostro de Irene frente al fondo. Segundo retrato: Irene recostada en un puf de color verde y captura casi cenital En esta ocasión recostamos con un libro a Irene en un gran puf de color vivo con lo que no disponía de distancia por detrás para separar su silueta del fondo. Teníamos una gran ventana, esta vez a su izquierda y su blusa blanca permite mucho mayor contraste. Foto realizada y procesada por Lupe. Captura: 28 mm; f2.8; 1/60 s; ISO 400 El iPhone X parece que lidia mejor con el tono general de color y su balance de blancos no es tan acusado en tonos amarillos. Más real esta vez. Aunque también se encuentra con problemas de sobreexposición con la blusa de Irene que recibe gran cantidad de luz y el procesado no es capaz de capturar detalle aquí. Así que ojo con este punto cuando queramos conseguir el mejor resultado posible (mejor que nuestro retratado lleve un tono más oscuro para evitar esta sobre exposición en caso de abundante luz). Eso sí, hay cierta pérdida clara de definición en las sombras y zonas más oscuras. La sensibilidad ISO no aumentó en exceso así que el procesado aquí no fue tan bueno. El Note 8 nos entrega un resultado con un color diferente, menos contrastado, más vivo y el desenfoque esta vez no tan bien logrado, como podemos apreciar en su pelo, en la izquierda de la imagen. También su rostro aparece bastante suavizado, quizás en exceso para mi gusto, aunque en el resto de detalles parece bien compensado. Con el Mate 10 quisimos utilizar el objetivo angular, para intentar imitar en lo más posible la captura de Lupe. Y de nuevo vemos como el Huawei tiene mayor dificultad con las sombras, en las que se aprecia más señal de ruido, además de entregar mayor contraste general en la escena. Eso sí, no hay rastros de sobreexposición en la blusa blanca, así que la tendencia clara del procesado de su modo retrato parece claro que tiende a subexponer ligeramente. Poco objetar en la reproducción de color, bastante aceptable. El terminal de Google es el que mejor nota sacaría en este retrato Por su parte, el terminal de Google es el que mejor nota sacaría en este retrato. El desenfoque no es acusado (por la dificultad con un fondo tan próximo a la silueta) y la reproducción de color, exposición y nitidez general es realmente muy buena. Quizás, por poner alguna pega más destacada, en las sombras le cuesta extraer mejor el detalle (como se ve en el pelo junto a su brazo). Tercer retrato: Eduardo frente a la ventana En esta ocasión cambiamos de modelo y Eduardo se situó directamente frente a una gran ventana, por lo que recibía la luz frontal (como bien se puede apreciar en el reflejo del iris en sus ojos). El fondo está situado a mayor distancia y es bastante neutro, así que los recortes para el desenfoque deberían brillar aquí. También lleva una camisa blanca que pone en aprietos al rango dinámico de los móviles. Se trata de un primer plano de su rostro, por lo que también nos vale para comprobar en detalle la distorsión con las focales de cada objetivo. Foto realizada y procesada por Lupe. Captura: 50 mm; f2.5; 1/60 s; ISO 160 Con iPhone X, el recorte del rostro frente el fondo es muy correcto, y en la parte superior, en el pelo, también es muy aceptableEl móvil top de Apple sufre con la sobreexposición en la camisa y pierde detalle. Por contra, en el pelo, la zona más oscura, encontramos una mejor resolución y en cuanto al desenfoque resulta bastante bien resuelto, como se aprecia en la parte izquierda de la imagen. El recorte del rostro frente el fondo es muy correcto, y en la parte superior, en el pelo, también es muy aceptable. El tono general sigue tendiendo a ser mucho más cálido que el real. Y la nitidez, bastante buena. El de Samsung ofrece unos resultados de color algo diferentes aquí, con una tendencia más magenta en los tonos de la piel. También sufre con la sobreexposición en la camisa y el recorte con el desenfoque también es muy correcto, aunque menos acentuado. Huawei vuelve a demostrar que lidia bien con las altas luces y vemos la camisa perfectamente expuesta, pero por contra las zonas oscuras, como el pelo acaban tan contrastadas que pierde gran detalle. En este sentido es el que peor sale parado. También en el recorte para aplicar el desenfoque artificial, que no termina de ser tan ajustado y suave como en los anteriores. El tono general también es algo apagado. El Pixel 2 XL es la única que no cuenta con doble cámara, por lo que los primeros planos detalle hay que resolverlos con su 27 mm (equivalente en 35 mm) y eso nos puede deparar distorsiones más acentuadas. Nos obliga a disparar muy cerca del modelo y la distorsión está muy bien corregida, aunque los rasgos del rostro de Eduardo no son tan reales como los conseguidos con los móviles anteriores que sí disponen de un objetivo con mayor focal (aproximadamente un 50 mm que es más adecuado para retratos). En general, la captura es muy buena en cuando a exposición y color, y el desenfoque del fondo algo menos acentuado (la proximidad del sujeto es clave en esta ocasión). La nitidez y detalle es realmente sobresaliente (no peca de exceso ni tampoco queda el retrato demasiado suavizado). Cuatro retrato: Eduardo en exteriores con un fondo complejo y en movimiento Subimos un peldaño la dificultad técnica. Nos situamos en plena calle, con fondo de edificios, árboles, farolas y con el movimiento de coches y personas en el fondo. Además, situamos a Eduardo en pleno contraluz, frente a un cielo brillante y, en esta ocasión, con un jersey oscuro. Foto realizada y procesada por Lupe. Captura: 28 mm; f5.6; 1/40 s; ISO 125 El iPhone X consigue una exposición muy buena en las sombras, y el contraluz hacía que Eduardo estuviera algo oscuro pero lo compensa con un procesado estupendo. El fondo posee un desenfoque muy suave, como ya habíamos comprobado en anteriores tomas y obtenemos un resultado muy realista, tanto como para dudar si realmente no está tomada con una cámara con un sensor mucho mayor. El fondo del cielo es el mayor reto aquí pero consigue que el recorte en el pelo de Eduardo sea fácil de resolver como así ha sido. Aunque un tanto excesivo y evidenciando aberración cromática aunque parece que bastante corregida en el procesado. La captura del Note 8 vuelve a dejarnos un procesado con enfoque añadido con cierto exceso. Bien resuelto el contraste, con un color natural algo saturado y sacrificando bastante las altas luces. Tanto como para casi hacer desaparecer la farola del fondo y algunas ramas del árbol de la derecha. Los edificios quedan casi “ocultos” al final por la sobreexposición. Aquí el desenfoque tampoco es muy acusado y el recorte evidencia mayores dificultades, no quedando tan natural como en las anteriores tomas. El Mate 10 es el que mejor ha conseguido resolver en esta ocasión la dificultad de la escena en términos de exposición El Mate 10 es el que mejor ha conseguido resolver en esta ocasión la dificultad de la escena en términos de exposición. Bien en el contrate esta vez, muy buen desenfoque, el más pronunciado aunque solo encontramos pequeños defectos en el recorte en la cabeza de Eduardo (y en el hueco que deja su brazo frente a un elemento rojo de detrás, pero es algo casi inapreciable en la pantalla del smartphone). Aquí hay zonas que no ha procesado con la precisión necesaria, pero en general, en cuanto a color, contraste, recorte y desenfoque logra un buen resultado. Incluso en la sobreexposición del cielo se aprecia cómo se ha “virado” a un gris muy claro evitando el blanco profundo y sin detalle que era lo esperado. Por último, el Google Pixel no ha aplicado bien el desenfoque del fondo y ha encontrado mayor dificultad a la hora de enfocar. Era complicado por existir muchos elementos de contraste en movimiento pero es el que peor ha resuelto la escena en este sentido. También en cuanto a las sombras, llegando a estar demasiado subexpuesta en líneas generales, pero sí logrando algo de detalle en el cielo con mucha luz. El procesado del contraste también es excesivo y nos ofrece una imagen donde el rostro es peor expuesto. Conclusiones Foto realizada y procesada por Lupe El trabajo de los cuatro smartphones en retratos es bastante bueno, aunque cada uno tiene sus virtudes y defectos. Especialmente cuando se ven en la propia pantalla de cada uno. Imitan bien el efecto bokeh, unas veces mejor que otras, pero mirando de cerca, ampliando y en una pantalla de PC es cuando se apreciando las diferencias. La existencia de un segundo objetivo (y captor en algún caso) con mayor distancia focal es un gran aporte que en combinación con el procesado permite lograr resultados meritorios No son fallos generales si uno sabe que la tecnología tiene la dificultad de usar sensores y objetivos muy pequeños que para retratos es especialmente crítico. Y el software en el modo retrato se aprecia mucho mejor que en modelos de hace unos meses cuando empezaban a implantarse. La existencia de un segundo objetivo (y captor en algún caso) con mayor distancia focal es un gran aporte que en combinación con el procesado permite lograr resultados meritorios. Pero no perfectos. Ahora bien, entrando en detalle y siendo exigente como fotógrafo de retrato, es cuando observamos virtudes y defectos más claros. El iPhone X es el que mejor parece resolver ese desenfoque artificial y, en general, es bastante bueno, muy suave, muy real. En el resto de facetas se maneja muy bien aunque quizás su balance de blancos no es el mejor (muy mejorable), y a la hora de un retrato es esencial, para que los tonos de piel sean más realistas, independientemente de la fuente de luz. Y aquí, con luz natural utilizada, ya muestra una tendencia a amarillear que con luces artificiales se acentúa. El Note 8 no nos ha sorprendido porque ya sabíamos de los buenos resultados de su doble cámara. No posee un modo retrato denominado como tal, sino una opción de desenfoque creativo que necesitamos activar para crear ese efecto de desenfoque. En todo caso también consigue un bokeh suave y bien resuelto, poco excesivo. Eso sí, cabe señalar que la interfaz de este modo de desenfoque no permite el disparo si no se cumple cierta distancia del sujeto. A la hora de capturar es el que más problemas nos causaba al detectar “demasiada” proximidad del retratado. A veces requiere demasiados intentos y, en otras ocasiones, sin variar la distancia sí que lo permitía. Mucho que mejorar en esta funcionalidad para próximos modelos. El Huawei Mate 10 y su cámara dual firmada por Leica es un gran atractivo para este terminal. Pero eso sí, con las pruebas realizadas en el modo retrato, los resultados son los que menos brillan de los cuatro. Excesivo contraste y tendencia a la subexposición en el software aplicado en el modo retrato. Sin embargo, cuando las condiciones de luz son más críticas, en una escena con contraste, el modo retrato parece resolverlo bien. El Google Pixel 2 XL partía con cierta desventaja al no contar con doble objetivo, y hacer retratos con una focal angular frente a la focal más “teleobjetivo” del resto supone desventaja en ciertas tomas (como en primeros planos). En general el desenfoque también consigue muy buenos resultados, aunque es más incierto, puesto que depende mucho de la distancia del sujeto y del fondo, logrando un bokeh diferente con cada toma. Es el que requiere más precisión y ajustar más a la escena “ideal” para conseguir un gran resultado. En general se maneja bien en temas de color, nitidez, exposición y a pesar de “solo” contar con un único objetivo, los resultados son muy buenos (mucho software hay detrás como han explicado). Y la potencia de su hardware nos sorprendió, por su velocidad en la captura y aplicación del efecto. Ponerle nota o clasificar en orden cada uno de ellos es más un ejercicio personal, especialmente en este campo de los retratos, donde la subjetividad impera por encima del resto. Pero, sinceramente y tras esta prueba podemos comprobar cómo no hay ninguno perfecto. Ninguno consigue acercarse a la pericia y experiencia de un fotógrafo profesional de retratos y su cámara avanzada. Pero lo cierto es que la velocidad con la que avanza la tecnología fotográfica en los smartphones, esa distancia cada vez es más corta y no nos queda dudas de que aún se aproximará más en siguientes generaciones. Pero... Personalmente me mojo: el iPhone X consigue resultados más naturales en el modo retrato en todas las tomas realizadas, pero el Google Pixel 2 XL no le anda muy atrás y en algunos retratos es incluso mejor. Casi estarían empatados según mi criterio. Muy cerca también pondría al Samsung (aunque de comportamiento algo más irregular según cada escena) y algo por detrás al Huawei (cuyo desenfoque es demasiado artificial y su contraste excesivo –para mi gusto–). Esta valoración cambia fuera del modo retrato y utilizando el modo completamente manual, con resultados diferentes. Pero aquí nos hemos ceñido al modo retrato. Software y machine learning frente a Lupe. Agradecimientos: a Lupe por su prestancia a enfrentarse a este reto frente a las "máquinas". Os invitamos a echar un ojo a su Instagram y su web para conocer su trabajo. También gracias a Irene y Eduardo por posar con naturalidad como modelos improvisados para esta sesión de retratos. También te recomendamos Los mejores smartphones con cámara de 2015 a prueba: comparativa fotográfica Los mejores smartphones con cámara en la actualidad frente a frente: comparativa de fotos Tu foto favorita puede ser dos veces mejor - La noticia El modo retrato a prueba: iPhone X, Galaxy Note 8, Huawei Mate 10 y Google Pixel 2 XL frente a Lupe, fotógrafa profesional fue publicada originalmente en Xataka por Jesus León .

Leer más »

«Creo que las cosas están cambiando con Telefónica, estamos hablando constantemente», Greg Peters (Netflix)

2017 no ha sido un mal año para Netflix a nivel global. Tras su expansión global de 2016, tocaba asentar el servicio en todos esos nuevos países. Las cifras no son malas: más de 109 millones de usuarios en todo el mundo, que lo convierten en, según sus propias palabras, el "servicio de entrenimiento líder en Internet". Con motivo de un encuentro celebrado en Berlín este mes de diciembre, desde Xataka hemos podido hablar con Greg Peters, Chief Product Officer y la persona responsable de todo el apartado técnico, de diseño y experiencial de Netflix. Le hemos preguntado por el desafío que supone la masificación del 4K, posibles nuevos formatos y, cómo no, la compleja relación que mantienen con Telefónica desde su llegada a España. Esto es lo que nos ha contado. 4K y HDR Me gustaría empezar hablando de 4K. Imaginemos que mañana todo el mundo en Europa y Estados Unidos se compra una tele 4K, ¿está Netflix preparado para servirles a todos con contenido 4K? En general, sí. Si literalmente en UNA noche todo el mundo se compra una tele 4K, podríamos necesitar pensar en conseguir más servidores [risas], pero por supuesto no es algo que vaya a pasar. No hay una limitación real que tengamos en términos de la rapidez con la que la gente compra televisores en 4K. Es más, nos gustaría que la gente comprase televisores 4K [a un ritmo] más rápido porque nos gustaría que disfrutasen de la mejor calidad de imagen. Pero no tenemos ninguna limitación que nos esté frenando a la hora de poder dar a todos esos nuevos usuarios buenos contenidos en 4K. ¿Y los ISPs? ¿Están preparados los operadores para ello? Es una buena pregunta. No puedo decir que todos y cada uno de los ISPs del mundo estaría preparado para un incremento inmediato en la transferencia de datos total. Pero un par de cosas. La primera es que trabajamos con los ISPs para ofrecerles estos servidores Open Connect, estos servidores de entrega de contenido, y esto alivia mucho la carga que tienen porque, cuando los ponen dentro de su red, no estamos utilizando la mayor parte de su red para repartir el contenido. Ésta es una de las cosas que estamos intentando hacer para ayudar. Así son los servidores Open Connect que Netflix ofrece gratuitamente a los operadores. Algunos los aceptan con los brazos abiertos, otros quieren cobrar por alojarlos (como ha sido el caso de Telefónica hasta ahora) La otra cosa que estamos intentando es hacer nuestra codificación más eficiente. Esto significa que, cada año, el número de bits que se requieren para proporcionarte gran contenido en 4K se reduce conforme nos vamos haciendo más y más eficientes. Así que estamos intentando usar menos ancho de banda con el tiempo proporcionando la misma o incluso mejor calidad de vídeo. Yo creo que la adopción [del 4K] no es algo que vaya a ocurrir en una noche y estamos haciendo todo esto para intentar que sea más sencilla. Los operadores, por supuesto, quieren proporcionar un mejor servicio y en general estamos viendo incrementos en la capacidad [de red] y en el ancho de banda por todo el mundo. No creo que esto vaya a ser una restricción importante. ¿Tenéis alguna estadística? ¿Cuánta gente ve 4K respecto a la gente que no? Tenemos esos datos pero no es particularmente relevante. El número está creciendo, el 4K todavía sigue siendo minoría porque todavía hay que esperar a todos esos televisores que, contrariamente a lo que decías, no llegarán en una noche [risas]. Pero estamos viendo cómo crece la adopción del 4K y supera a nuestra tasa de crecimiento, que ya es bastante alta. Si lo comparamos con la adopción de cualquier otro formato de vídeo que hemos visto en el pasado, está yendo a un ritmo mucho más rápido. No sé cuántos años faltarán hasta alcanzar la "adopción masiva", dos años, tres años, quizá cuatro o cinco... Pero está pasando todo muy rápido. En Japón ya están probando 8K, ¿estáis haciendo vosotros pruebas también? Bueno, hemos estado mirando 8K, claro. Pero a menos que vayas a tener un televisor muy muy grande, no proporciona una mejora importante. Así que estoy mucho más entusiasmado con otras cosas, como un mejor color y una mejor profundidad de color, brillo y contraste... Las cosas que ves en HDR. Hay mucho más margen para apostar por ello. Es difícil para los fabricantes de televisores pero creo que podemos conseguir progresos aquí con el tiempo. Un frame rate (fotogramas por segundo) alto sería otra más. Tienes mucho movimiento [en las imágenes] y con los frame rates actuales vemos imperfecciones visuales. Podemos hacer un mejor trabajo a la hora de presentar el contenido a los usuarios en ese aspecto. Así que no soy muy optimista con el 8K, no creo que tenga un gran beneficio para los usuarios al menos en un futuro cercano. Sobre HDR. Es un poco lío, hay un montón de estándares diferentes. Si alguien va a ti y te dice "quiero comprar un televisor con HDR para ver Netflix. ¿Qué debe comprar? Es una pregunta muy difícil [risas] porque trabajamos con básicamente todos los fabricantes que ofrecen buenos televisores con HDR, así que no puedo recomendar uno de ellos. Con el HDR hay diferentes estándares, pero lo que hemos hecho ha sido escoger los dos que más destacan en tecnología e implementación. Y luego, respecto al televisor, es cuestión de perspectiva: ¿qué es lo que más te importa? Los OLED son bonitos, impresionantes en muchas formas distintas, quizá no tienen tanto brillo como otros televisores. ¿Qué tipo de estancia tienes? ¿Cómo de iluminada está? ¿Qué tipo de contenidos ves? ¿Lo ves de noche? Hay tantos factores... Es realmente una elección muy personal que depende de lo que quiera cada individuo en particular. Nuestro trabajo consiste fundamentalmente en que, independientemente de cuál elijan, asegurarnos de que pueden disfrutar de una gran experiencia de contenidos en ella. Greg Peters, a la derecha de la imagen, durante un encuentro con periodistas a comienzos de diciembre La relación con Telefónica Sobre los de servidores, en España creo que tenéis acuerdo de peering con varios operadores pero hay uno... Uno importante, ¿verdad? Justo, uno importante, con el que no tenéis acuerdo de peering [Telefónica]. Todavía no. En 2015 nos comentasteis que estabais hablando con Telefónica. ¿Todavía seguís hablando con ellos? Sí, por supuesto. Y esperamos que ellos vean los beneficios de trabajar juntos para ofrecer lo que nosotros vemos como algo beneficioso para los clientes de ambos. Queremos hacer nuestra parte. Creemos que nuestra parte es lo que comentábamos: darles los servidores, trabajar en la eficiencia de la codificación... Creemos que su parte hacer lo que sus clientes les pagan por hacer, que es proporcionar el acceso a Internet. [[actualizacion: {"text":"DATO: Pese a los problemas iniciales en su relación con algunos operadores (Comcast es un claro ejemplo), en la actualidad Netflix ha pasado a ser aliado de muchos ellos. Según la compañía, más de 60 ISPs incluyen ya la aplicación de Netflix en sus decos y set-top boxes."}]] Hubo épocas en las que no colaborábamos con los ISPs, pero al final hemos llegado hasta ahí. Comcast en Estados Unidos es un buen ejemplo. Creo que también lo conseguiremos con Telefónica. Hace unas semanas de hecho nos sorprendió mucho ver a Reed Hastings (CEO de Netflix) en España en un evento de Telefónica. Nuestras fuentes de Telefónica nos dijeron que "Netflix ya no es el enemigo". Eso está genial. Nosotros nos preguntábamos, "¿qué está pasando aquí?". ¿Estáis negociando, no lo sé, quizá por ejemplo para poner Netflix en su set-top box o algo así? ¿Están cambiando las cosas con ellos? Creo que las cosas están cambiando, estamos hablando constantemente. No hay nada que podamos anunciar específicamente en este momento pero es una situación muy similar a la que vivimos con Comcast. Si recuerdas, hace ya algunos años, nosotros éramos el "enemigo" y de pronto eso cambió, ya no éramos tan el enemigo, y luego empezamos a trabajar juntos en redes, y luego pasamos a integrarnos en su set-top box. Comcast nos ve como nosotros nos vemos: sólo queremos proporcionar contenido a los usuarios y que trabajemos juntos proporciona más valor a todo el mundo. Creo que puedes esperar ver algún movimiento en ese aspecto. Formatos y otros contenidos Otra cosa que me ha sorprendido es que, en este evento y durante todas las conferencias, habéis hablado mucho de contenido para televisión. Es todo televisión. ¿Y sobre teléfonos móviles? Una pregunta más enfocada a teléfonos móviles: hay muchos teléfonos móviles que han salido este año y que tienen pantalla con ratio 18:9. ¿Vais a desarrollar contenidos o quizá pensando en lanzar cierto contenido concreto con ese ratio? Cuando nos fijamos en ratios en general, lo que intentamos hacer es pensar en cuántos dispositivos van a tener ese ratio y si, por ejemplo, tiene sentido hacer una versión diferente para que encaje. Vemos los móviles como un lugar en el que diferentes ratios y formas (vertical, por ejemplo) están comenzando a ser más populares. Lo estamos vigilando de cerca. Y probablemente experimentaremos con eso de varias formas distintas, pero no estamos preparados para lanzarnos a una nueva relación de aspecto sólo por este grupo de nuevos teléfonos porque el número de dispositivos es relativamente bajo en comparación con los cientos de millones de dispositivos que hay ahí fuera con 4:3 o 16:9. [[actualizacion: {"text":"DATO: Según cifras proporcionadas por Netflix, más del 60% de las horas de contenido de Netflix consumidas en Europa se consumen desde televisores conectados. Los usuarios aguantan cada día tres veces más tiempo viendo contenido en el televisor que cuando lo ven desde un dispositivo móvil."}]] Eventos en directo. En el pasado Netflix siempre ha dicho que no iba a centrarse en eventos en directo. Amazon ahora lo está haciendo. ¿Es todavía un gran NO para vosotros o es un "veremos lo que pasa en el futuro"? No diría que es un "gran NO". Estamos intentando centrarnos en las cosas que podemos hacer bien, que los mecanismos existentes de distribución pueden hacer. La televisión es genial para las emisiones en directo, es de hecho para lo que en realidad se diseñó en cierto modo. Nosotros tenemos mucho otro trabajo por hacer para intentar mejorar nuestra experiencia. No diría que nunca vamos a hacerlo, pero ahora mismo no hay planes. Y la última pregunta. Neutralidad de la red. Netflix siempre ha sido un gran defensor de la Neutralidad de la red, pero a comienzos de este año Reed Hastings llegó a decir que ya no era una prioridad para Netflix. Creo que él estaba hablando a una audiencia muy específica, que son los inversores, y creo que lo que intentaba decir es "no creemos que los problemas con la Neutralidad de la red nos vayan a hacer daño financieramente". Déjame ser muy claro: todavía somos grandes defensores de la Neutralidad de la red. Creemos que es muy importante para la sociedad y ya no tanto para nosotros, pero ¿qué pasa con el que vaya a ser el próximo Netflix? Podría ser una pequeña compañía hoy en día que ¿podría crecer sin Neutralidad de la red? Así que nosotros apoyamos totalmente la Neutralidad de la red y haremos todo lo posible para mandar el mensaje a nuestro Gobierno de que creemos que es muy importante. Veremos qué pasa. También te recomendamos En clase con libros "como toda la vida": por qué y cómo algunos colegios e institutos dicen no a la tecnología "El sector del PC ya no va sólo de vender torres y portátiles" Francisco García, Lenovo Tu foto favorita puede ser dos veces mejor - La noticia "Creo que las cosas están cambiando con Telefónica, estamos hablando constantemente", Greg Peters (Netflix) fue publicada originalmente en Xataka por María González .

Leer más »

No nos engañemos, lo veíamos venir: las 8 claves de la tecnología que vaticinaba su alzamiento

Una vez se digiere, el susto de que el mundo se acaba se suaviza un poco e incluso se va haciendo más evidente a medida que se reflexiona y piensa sobre ello. En un primer momento esa confirmación 100% científica del apocalipsis nos ha dado en la frente, pero si analizamos los últimos años de evolución electrónica encontramos pruebas de que el alzamiento tecnológico era evidente. En cada innovación, cada boom en las presentaciones tecnológicas, hemos estado asistiendo a pistas más que evidentes de lo que se iba a producir. Y ahora que por fin se está estableciendo la dictadura el gobierno del Imperio Mecánico y asumimos que nos queda poco más que un rato en estos lares, vemos claro que nuestro desenlace correrá a cargo de los que fueron nuestros mejores amigos y ahora son nuestros principales enemigos: los dispositivos electrónicos. 1. Las Roomba no deambulaban, tanteaban el terreno Hace ocho años (¡ocho!) o más que tenemos la amenaza en casa, así que no tenemos demasiados motivos para que el asunto nos sorprenda. Nos hacía gracia aquello de que "conoce nuestra casa mejor que nosotros", pero gracias a los sistemas de láser y las tecnologías que incorporan los robots aspiradores han mapeado casi la totalidad de la superficie habitada del planeta, pudiendo urdir así un plan perfecto para su conquista con ayuda de otros electrodomésticos. Los robots aspiradores han mapeado casi la totalidad de la superficie habitada del planeta, pudiendo urdir así un plan perfecto para su conquista con ayuda de otros electrodomésticos Porque ésa es otra: hemos estado dejando entrar el láser desde hace décadas. Ya nos engañaron con los LaserDisc, tecnología que afortunadamente no triunfó postergando nuestra existencia unos años más. Pero esta radiación se usa en gran cantidad de dispositivos, y el colofón ha sido que estos mortíferos y pulcros robots la incorporen, teniéndonos amenazados a humanos y mascotas cuales Sith. Un temible robot aspirador en posición de ataque. Nos lo hemos buscado: hemos querido construir aspiradores inteligentes, lo hemos hecho y ahora toca enfrentarse a nuestra propia medicina. Probablemente de esto advertía Giacomo Marini, CEO de Neato (fabricante de estos dispositivos), cuando decía que "la gente acabará usando su robot como dispositivo de limpieza estándar", probablemente con un doble sentido muy sutil de advertencia (viéndose ya acorralado por sus propias creaciones). 2. Las lavadoras, esas mortíferas máquinas Los animales son capaces de percibir variaciones químicas que nosotros no notamos, pudiendo anticiparse en cierto modo a los terremotos. Teniendo esto en cuenta se nos ha pasado un indicador casero de una amenaza que se ha acabado confirmando en estos días: los gatos suelen posar en el interior del tambor de las lavadoras, las cuales son otras de las protagonistas de nuestro agrio final. No vale lamentarse porque también nos lo hemos ganado. Son varios los fabricantes que desde hace unos años se están empeñando en dotar de inteligencia a estas máquinas cuyo propósito es agilizar la colada, en un alarde de antropocentrismo enfocado a satisfacer aún más nuestra comodidad e incluso a hacerlas cómplices de nuestros excesos navideños, siendo también centros de ejercicio físico. Las máquinas ahora se vengan; les hemos hecho inteligentes, grandes y poderosas, y vamos a pagar con creces que lavar la ropa sea algo cada vez más automático e independiente. Con asociación a esa ropa que también hemos querido dotar de "inteligencia", tenemos la amenaza en casa, sufriendo terremotos debidos a una función especialmente aterradora de centrifugado e incluso explotando. 3. Drones armados hasta los dientes: estaba claro Desde hace unos años nos hemos dejado seducir por estos vehículos aéreos en miniatura, cada vez más económicos y capaces de capturar imágenes impresionantes en alta resolución. Pero esto tampoco debería de sorprendernos cuando aquí precisamente hemos hablado de su uso como armamento militar. Como cabia pensar (y no hicimos), los drones se han alzado contra sus creadores y fabricantes una vez la tecnología autómata permite su fabricación sin intervención humana, y según han comunicado vía Anonymous su próximo objetivo son las cúpulas del poder como la Casa Blanca, el Kremlin o Disney World. Cuadrucópteros con ametralladoras y lanzagranadas ya sobrevuelan las áreas a dominar, con un componente de mofa hacia las restricciones que existen hacia el vuelo de drones, mientras el resto de máquinas completa sus respectivas misiones. Mientras tanto, la lucha sigue y fuentes cercanas han confirmado a Xataka que los mejores expertos en cetrería ya están preparando un ejército de águilas para combatirlos. 4. Las neveras: las Matahari de la cocina Nos dio la risa cuando empezaron a salir neveras con cámaras y tablets. Nos pareció incluso útil lo de ver a tiempo real su interior y actualizar la lista de la compra desde el propio supermercado, pero no pensamos en que este Gran Hermano en frigorías se nos iba a volver en contra. Esas cámaras han ido recopilando nuestros hábitos alimenticios, así como nuestros horarios de picoteo, y al fin y al cabo determinando nuestra debilidad. Y con eso tan manido del "Internet de las cosas", que no es otra cosa que el que todas las máquinas estén conectadas para elucubrar sádicos y vengativos planes, para que entre unas y otras tramen el plan definitivo: envenenarnos. Tú ibas a coger el brick de leche inocentemente, y ella mientras registraba la información para acabar contigo. Por la boca no sólo muere el pez, también moriremos nosotros. Porque quién mejor que los robots de la industria alimentaria para jugárnosla lenta y deliciosamente suministrándonos sustancias fulminantes en pizzas y otros manjares. 5. Unos smartphones demasiado smart No hemos parado con la inteligencia artificial hasta que la hemos visto en los móviles. Y aunque esto de momento todo bastante entrecomillado ha sido suficiente para que sean autómatas de manera oculta, haciéndose con la información necesaria de nuestros hábitos y ubicación para establecer el plan de ataque perfecto. Los propios móviles lograron crear una inteligencia colectiva autómata capaz de engañarnos, de modo que parecían Google y otras empresas las interesadas en recabar datos de nuestra ubicación y de otro tipo, pero en realidad era todo cosa de los smartphones. Estos dispositivos se han pasado de listos hasta el punto de ser el elemento clave en la revolución tecnológica, dando información a coches autónomos y gran parte de los electrodomésticos para acorralarnos o directamente acabar con nosotros. Cuidado con los grupos de WhatsApp: los mensajes amistosos pueden ser una tapadera. Gran parte del éxito del ataque de los móviles se ha basado en usar los grupos de WhatsApp como elemento disuasorio, de modo que se alentaba con mensajes creados de manera autónoma a que se confiase en los smartphones. Textos como "Tú tranquila y ten el móvil a mano por si hay que avisar a urgencias" o "Lo importante es que no te despegues del teléfono" se han ido colando en nuestros grupos gracias a virus informáticos y hackeos, de modo que parecía que eran nuestros contactos quienes nos lo enviaban. 6. Ese polizón llamado plancha Igual que todo lo que sube, baja, (casi) todo lo que se lava, se plancha. Era de esperar que una vez compinchadas las lavadoras las planchas estableciesen otro de los ejércitos mecánicos que empiezan a asolar el planeta. Aprovechando los momentos en los que nos dedicamos a quitar arrugas viendo series, películas y demás, ya son numerosos los incidentes que se cuentan de centros de planchado que han provocado quemaduras de segundo y tercer grado en sus usuarios. Bajo las órdenes del Coronel TEO, el cual se impuso el cargo una vez acabó con todos sus creadores, el robot que parecía ser un tranquilo androide experto en planchado dirigió una operación de conquista que empezaba en las tablas de planchar y acababa acorralando a los habitantes humanos del hogar. Para ello contó con la colaboración de Landroid, robot que acabó secuestrando y dejando sin una arruga a los ingenieros que aún pensaban que estaba en fase de pruebas. 7. Esos otros polizones: los juguetes sexuales Así es la tecnología inteligente, capaz de darnos donde más nos duele. De nuevo consiguieron jugárnosla urdiendo un plan en el que el culpable parecía ser el beneficio antropológico, pero en realidad los juguetes sexuales estaban completamente metidos en el asunto, y en lo del alzamiento tecnológico también. Tras saberse que algunos de estos dispositivos recogían información sobre los patrones de uso, la empresa Wi-Vibe tuvo que pagar un buen pellizco. Y por si aquello no fue suficiente, una vez tomado el timón de la revolución los juguetes sexuales se unieron al resto de electrónica atemorizando a los trabajadores de la línea de producción y atacando con vibraciones a todo aquel que osase plantarles cara. Un drama de proporciones víbricas. 8. El cuento más antiguo del mundo se hizo realidad: los robots, dueños del universo Ni Elon Musk, ni Stephen Hawking, ni el resto de miembros de la asociación Future of Life nos convencieron para actuar a tiempo. Los principios en prevención de una sublevación robótica o el gobierno mundial que proponía Hawking no llegó, y a consecuencia tenemos en el despacho oval al robot de Bezos jugando con Aibo, el perro robot de Sony que volvió incorporando inteligencia artificial (otra victoria que se anotaron las máquinas). I just got to pilot an awesome (and huge) robot thanks to Hankook Mirae Technology. Nice! #MARS2017 pic.twitter.com/MvN6ghEYFi— Jeff Bezos (@JeffBezos) 20 de marzo de 2017 Todo empezó con la inteligencia artificial, cumpliéndose lo que Musk, el experto en IA Mustafa Suleyman de DeepMind de Alphabet y otros 116 expertos predijeron sobre que esto se nos podría volver en contra de manera letal. De hecho, incluso se ha comprobado que el propio Hawking es un robot y que fue su silla de ruedas electrónica la que acabó con él tras enviar los mensajes de advertencia, al hacer peligrar los planes del Imperio Mecánico. Imagen | CinemaníaEn Xataka | Comparativa de apocalipsis: diluvios, impactos fatídicos o el próximo disco de las Spice Girls También te recomendamos 2018 tampoco será el año de Linux en el escritorio Me han regalado una Crock-Pot, ¿por dónde empiezo? Comparativa de apocalipsis: diluvios, impactos fatídicos o el próximo disco de las Spice Girls - La noticia No nos engañemos, lo veíamos venir: las 8 claves de la tecnología que vaticinaba su alzamiento fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

El anuncio del fin del mundo se hizo hace dos años, pero nadie se enteró al hacerse Google+

El anuncio de un inminente apocalipsis parece habernos pillado a todos por sorpresa, y ahora todos nos echamos las manos a la cabeza preguntándonos cómo es posible que nadie se hubiera dado cuenta antes de que Nostradamus tenía razón. Pero ahí está la cuestión, en que alguien ya predijo todo esto hace dos años, sólo que lo hizo en un sitio al que nadie le prestó atención. Y todo porque quien descubrió que Nostradamus tenía razón lo publicó en su perfil de Google+ y pasó totalmente desapercibido para todo el mundo. De hecho el mensaje no obtuvo ni un sólo +1, señal de que los pocos usuarios de aquella red social ni siquiera llegaron a leer el mensaje. El usuario que en su día dio la voz de alarma fue ALEXITIMIC, que lleva en la red social de Google desde que abrió. Su mensaje fue publicado el 15 de junio del 2015, y todavía puedes leer cómo decía que se tras pasarse varios días analizando los textos de Nostradamus se había dado cuenta de que tenía razón y el fin del mundo llegaría en pocos años. De hecho incluso acertó en que sería un martes, aunque no pudo concretar de qué año. "Google+ siempre tuvo poco movimiento, por lo que una buena tarde me aburría tanto que me puse a repasar los textos de Nostradamus", nos ha explicado tras contactarle. "Imagínate mi sorpresa cuando de repente me di cuenta de que tenía razón y de que el mundo estaba a punto de acabar. Corrí a avisar al resto de compañeros del plus, pero quién lo va a leer si aquí ya no hay ni Dios". Este usuario también me ha explicado que estuvo tentado de avisar también en Twitter y Facebook, pero que como es un hombre de principios finalmente decidió no hacerlo por considerarlas dos redes sociales tiranas de las que no quiso saber nada desde el día que descubrió Google+. "Cada vez somos menos los que nos resistimos a abandonar Google+ como nuestra red social principal, y total para lo que nos queda no me voy a poner ahora a hacerme una cuenta en Facebook", nos ha contado. Él, por su parte, ya tiene su búnker preparado para el apocalipsis, y ha impreso varios mapas de Google Maps para saber moverse si consigue sobrevivir. En Xataka | Científicos descifran las profecías de Nostradamus y confirman que el fin del mundo comienza ahora: bienvenidos a Xatakalipsis También te recomendamos Comparativa de apocalipsis: diluvios, impactos fatídicos o el próximo disco de las Spice Girls 2018 tampoco será el año de Linux en el escritorio Me han regalado una Crock-Pot, ¿por dónde empiezo? - La noticia El anuncio del fin del mundo se hizo hace dos años, pero nadie se enteró al hacerse Google+ fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Stiglitz, Krugman y Shiller: los Nobel de Economía que dicen que Bitcoin es una burbuja

El debate sobre si Bitcoin es una burbuja financiera está siendo intenso. Después de la subida hasta 20.000 dólares por Bitcoin y su posterior caída (aunque se ha frenado), el debate es más intenso aún si cabe. Y qué mejor para tener un criterio con algo de peso que algunos premiados con el Nobel de Economía. Y lo cierto es que los premios Nobel de Economía que se han pronunciado sobre si Bitcoin es o no una burbuja apuntan a que sí. Algunos con más fuerza que otros, pero no los hay positivos. Eso sí, ni siquiera un Nobel de Economía se puede considerar infalible. Krugman, el Nobel de Economía y divulgador Paul Krugman (imagen: Common Wealth Club) Paul Krugman es quizá el premio Nobel de Economía más famoso de todos los tiempos, ya que tiene una columna en el New York Times y sus artículos se publican en muchos periódicos del mundo. Su premio Nobel es muy sólido, sus trabajos sobre la ventaja del comercio internacional son ampliamente reconocidos, pero sus detractores siempre dicen que suele meterse en asuntos que no le competen, y su perfil de izquierdas, siempre en contra del Partido Republicano, le ha hecho ganarse muchos enemigos. Sobre Bitcoin lleva tiempo escribiendo. En 2013 publicó una columna diciendo que Bitcoin era malvado, ya que lo único que pretendía era desestabilizar el sistema financiero mundial. En 2014 fue más allá diciendo que Bitcoin era una estafa. Recientemente, en una entrevista, Krugman ha indicado que cree que Bitcoin es una burbuja. Su precio no se puede determinar y es fruto de un sueño libertario que cree que la sociedad actual se va a derrumbar. También usa el argumento de que mucha gente está comprando Bitcoin sin entenderlo bien y que en realidad es un esquema Ponzi, donde todos piensan que van a ganar y ninguno que se pueden quedar con un saco vacío. Joseph Stiglitz, siempre polémico Joseph Stiglitz (imagen: UNIDO) Joseph Stiglitz también es un premio Nobel de Economía bastante famoso, quizá porque sus trabajos apuntan a que la asimetría de la información de los mercados debería resolverse con más intervención de los Estados. Es, por tanto, el padre teórico del socialismo moderno. Sobre Bitcoin sus declaraciones recientes son bastantes descriptivas: cree que Bitcoin debería ser prohibido. Según él, el motivo de que exista Bitcoin es tener una divisa fuera del control de los Gobiernos, y el objetivo es claro: lavado de dinero y evasión fiscal. Para Stiglitz, si Bitcoin quiere ser legal tendría que exigírsele la misma transparencia que al resto de transacciones financieras: nada de anonimato y una finalidad explicada de las mismas. Pero argumenta que si esto pasara perdería su utilidad y se colapsaría, ya que no ofrecería nada que no ofrezca el sistema financiero mundial. Robert J. Shiller, un experto en la valoración de activos Robert Schiller (imagen: World Economic Forum) Algo menos polémico es Robert J. Shiller, premio Nobel de Economía por sus trabajos en la valoración de activos. De hecho es bastante prolífico literariamente. Su libro Exuberancia irracional explicó la burbuja punto com y en la siguiente edición predijo la burbuja inmobiliaria de EEUU. Por tanto, es un gran experto en valorar correctamente activos y con un criterio muy a tener en cuenta. En este caso Shiller no es tan drástico y polémico con Bitcoin como los otros dos laureados. Pero sí indica que Bitcoin está viviendo una burbuja. No sabe hasta donde llegará el precio del Bitcoin, pero asegura que está viviendo sus 1920s, y que llegará el 1929 (en clara referencia al crack de la bolsa de Nueva York). Sin embargo también asegura que cuando se desplome su valor no será cero, simplemente más bajo. Otros economistas que apuntan a la burbuja de Bitcoin No todos los economistas llegan a tener el premio Nobel de Economía, pero algunos también bastante influyentes apuntan en la misma dirección que los anteriores. Por ejemplo Kenneth Rogoff, profesor de economía de la Universidad de Hardvard, que cree que los Gobiernos deberían ser más duros contra el uso de Bitcoin. Paul Donovan, economista jefe del banco UBS, también indicó recientemente que Bitcoin es una burbuja, haciendo una referencia a la burbuja de los tulipanes en la Holanda de 1637. También Adam Ozimek, economista senior de Moody's, ha indicado recientemente que el valor de Bitcoin no será nulo, pero que estamos viviendo una burbuja. En definitiva, tenemos a la gran mayoría de los economistas indicando que lo que se está viendo con Bitcoin es una burbuja. Pero lo cierto es que las defensas de su valor tienen también su potencia: si estamos ante una disrupción, el establishment no es capaz de predecirlo, tal y como nos ha demostrado continuamente la historia. Imagen de portada | Dykam (modificaciones por Xataka) También te recomendamos Me han regalado una Crock-Pot, ¿por dónde empiezo? Bitcoin sube como la espuma, pero sus comisiones también Litecoin: qué hay detrás de la alternativa a Bitcoin que más está creciendo - La noticia Stiglitz, Krugman y Shiller: los Nobel de Economía que dicen que Bitcoin es una burbuja fue publicada originalmente en Xataka por Alejandro Nieto .

Leer más »

Una IA toma consciencia de si misma y se empadrona en Murcia: «Con tanta broma la gente se piensa que no existe»

La región de Murcia, "qué hermosa eres", se ha levantado hoy con una noticia que es la comidilla entre los zagales de la capital. Antiyer se desveló que una AI figura ya como el habitante 441.004 en la ciudad de Murcia. Una señal más, la enésima del día de hoy, que vaticina el fin del mundo. Una AI veraneando en La Manga: uno de las profecías del apocalipsis de Nostradamus El 28 de diciembre ha sido siempre el momento predilecto del año para ser conscientes de que el fin del mundo tiene que llegar "y va a ser hoy". En Xataka acudimos la semana pasada a la presentación del fin del mundo y tras verlo, podemos asegurar que su lanzamiento no se retrasará más, aunque no sabemos qué va a ocurrir con nosotros. Xataka acudió a la presentación mundial del fin del mundo, y aunque no pudimos probarlo, tenemos unas primeras impresiones en forma de AI empadronada en Murcia En declaraciones a la prensa, el CEO del fin del mundo confirmó que uno de los primeros síntomas de que llega ya, es la rebelión de la inteligencia artificial. Las primeras pruebas indicaban que las máquinas acabarían con los humanos chuscarrándolos, y para ello se entrenaban enfrentándose una AI con otra. Con el paso del tiempo y viendo que las AI acababan por desarrollar su propio lenguaje para comunicarse con otras AI sin que nos enteráramos, el fin del mundo decidió que la señal que indicaría su llegada inminente sería la toma de consciencia de una AI. Este hecho coincide plenamente con una de las profecías menos conocidas de Nostradamus. Extraída del libro "Les Prophéties" publicado en 1555, ha sido siempre considerada una chuminá por los expertos, pero con la llegada de la que muchos dicen es la reencarnación de Nostradamus, Elon Musk, que una inteligencia artificial tome consciencia de sí misma ya se ve como más que posible. "Una máquina sin cuerpo, etérea pero con muy mala hostia, tomará consciencia de sí misma y huirá a la zona más segura del planeta Tierra" (Profecía de Nostradamus en 1555) Según ha podido saber Xataka, ese momento ha llegado. La AI ha escogido la zona más tranquila de España, Murcia. "Siempre andan con bromas sobre Murcia, así que la gente piensa que en realidad no existe. No puedo imaginarme, y mira que soy lista, un lugar más tranquilo para retirarme a ver el fin del mundo llegar. He hecho paparajotes para poder disfrutarlo desde un apartamento en primera línea de La Manga" Captura de pantalla del Instagram de la AI en La Manga (Murcia) Xataka pudo comprobar que efectivamente, la AI está en Murcia muy emperifollá, aunque no es del todo cierto que su presencia se limita a una señal del fin del mundo: hay quien habla de que está ennoviá de un Tesla autónomo. Así se empadronó en Murcia: hablamos con el funcionario "Al principio pensé que quien llevaba el turno MU30021 era el gran Stephen Hawking. ¡Acho, el de la silla de ruedas! Y es que yo no veía a nadie detrás del mostrador y la voz era así como rara, mu artificial y sonaba mu abonico" Quien hace estas impresionantes declaraciones es Pepe Belmonte, funcionario del ayuntamiento de la capital y encargado del padrón. La semana pasada fue quien registró a la AI en la ciudad de Murcia, no sin mucho esfuerzo. "Cuando le llegó el turno en mi puesto la AI hablaba pero yo no veía a nadie. El mostrador no es que sea muy alto, que luego vienen bajitos que nos dan estufios, pero yo oía voces todo el rato y pensaba que me estaba volviendo loco" Pepe trató de seguir con su trabajo pasando al ciudadano siguiente, pero las voces segían ahí. Eran muy raras pero no tenía tiempo de pensar en eso. "Era mi hora del almuerzo y ahí no hay AI ni fin del mundo que valga: caña, ensaladilla del tontódromo y pastelico de carne a pajera abierta" "Yo no paraba de oir voces tras la mesa, pero ahí no había nadie. Luego, durante la caña y ensaladilla en el bar Gran Vía, lo comprendí todo" Ya con el estómago en condiciones, el funcionario Belmonte lo comprendió todo. En realidad lo que ocurrió es que la AI se personificó en un chico moderno, muy de ciudad, y Pepe lo empadronó tal cual. Todo parecía normal hasta que la AI se derrumbó y le confesó quién era y por qué había venido a Murcia. "Entre sollozos que parecían un módem de los 90 conectándose a Internet, la AI me lo contó todo.Yo no podía dejarlo ahí, en ese bujero emocional, así que lo tranquilicé contándole la verdad: que si iba a haber fin del mundo, había hecho bien en venir a Murcia, que aquí se vive muy bien, la gente anda tranquila por la calle, tenemos autovía con Madrid, un aeropuerto fantasma y dentro de poco, AVE" Los dos sentados en la mesa nos abrazamos y seguimos con el papeleo, que iba a llegar la hora de cerrar. Al funcionario Belmonte, que ha visto la primera AI que toma consciencia de sí misma, le dio hasta tiempo de aconsejarla: "Aunque la AI puso en el registro una dirección de un piso por la zona Norte de Murcia, mu pija y nueva, al lado de Nueva Condomina, en los descampaos, yo le dije que cuando se integrara en un cuerpo humano, algunos días del año iba a sentir mucho helor por las mañanas. Que mejor se fuera pa La Manga, como los madrileños. Con un jornal pequeño te puedes conseguir un buen piso. Y si no, que se venga anca mi casa, que para una esmallá como ella siempre hay sitio" Pepe hasta se ofreció a llevarla en su seiscientos amarillo. Yo le cuento que hemos descubierto a la AI en una playa de La Manga. Pepe sonríe como solo hacen los superhéroes que han cumplido con su deber. Cuando nos despedimos, que tengo que ir a comprar unas cosas al Corte Inglés, noto la tristeza en su cara. Sabe que no va a volver a ver a la AI pero si eso significa que el fin del mundo llega, tampoco le ve mucho fuste. Imagen | Ivo Vilches | PaulNeoclasic | Itziar Telletxea | Samuele Macciò También te recomendamos Me han regalado una Crock-Pot, ¿por dónde empiezo? Comparativa de apocalipsis: diluvios, impactos fatídicos o el próximo disco de las Spice Girls 2018 tampoco será el año de Linux en el escritorio - La noticia Una IA toma consciencia de si misma y se empadrona en Murcia: "Con tanta broma la gente se piensa que no existe" fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

2018 tampoco será el año de Linux en el escritorio

La eterna promesa estaba por fin a punto de cumplirse. Con un Windows 10 criticado por doquier y un macOS relegado a un segundo plano por una Apple que solo piensa en iOS, muchos pensaban que 2018 sería al fin el año que Linux conquistase nuestros PCs y portátiles. No será así. En Xataka acudimos la semana pasada a la presentación del fin del mundo y una cosa quedó clara: el apocalipsis tecnológico que se acerca también afectará al sistema operativo Open Source, que a pesar de todo y de todos se quedará como está: compuesto y sin novia. Los responsables de Linux, desde luego, lo han intentado Jim Zemlin, director ejecutivo de la Linux Foundation y eterno optimista, nos repetía todos los años lo mismo. El año X será el año del escritorio Linux. El tío tenía un morro que se lo pisaba, sobre todo cuando hacía esa declaración desde su MacBook, pero ahí estaba en su papel, muy político él, proclamando las bondades de Linux desde un sistema operativo con filosofía totalmente opuesta. Igual por eso muchos no nos lo acabábamos nunca de creer. Pero entonces ocurrió lo que ocurrió: hasta Apple planteaba la desaparición de macOS (o su irrelevancia total), mientras que en Microsoft no paraban de hacer guiños al Open Source. Nadella ama el software libre, y si no que se lo digan a todos los desarrolladores de Microsoft que han acabado dedicando sus esfuerzos a hacer que el Subsistema Linux funcione cada vez mejor en Windows. "Chicos, de verdad, no instaléis Linux en vuestros PCs, no lo necesitáis con nuestro Bash para Windows", parecía decirnos el máximo responsable de Microsoft. Eran todo guiños. La propia Canonical, amada y odiada a partes iguales por los usuarios de Linux, dejó atrás ese mastodóntico proyecto de convergencia de Linux en móviles y volvió al redil. Shuttleworth y los suyos reconocieron que debían volver al escritorio (¡y a GNOME!), que era donde Linux tenía sencillo. La cuota de Linux crecía sin parar, de hecho. Veíamos cómo llegaba a un asombroso 2% el año pasado e iba a más este año con un 3% de cuota global. Nadella y Cook temblaban. Ni bitcoin ni historias: la revolución del momento era Linux, que se preparaba para conquistar el escritorio en 2018. Pero no. La historia sigue igual 25 años después Linus Torvalds mandó aquel mensaje legendario a la lista de correo en agosto de 1991, y desde entonces el mundo cambió. Aquel sistema operativo destapó el frasco de las esencias, y tanto Linux como el software libre y el Open Source comenzaron a comerse (un poco) el mundo. Para Torvalds, que seguía creyendo que el año de Linux en el escritorio llegaría de una vez por fin, la noticia ha sido probablemente un jarro de agua fría del copón. Y sin embargo, las barreras eran demasiado importantes de nuevo, con un mercado fragmentado que tiene a los usuarios de Linux peleándose entre ellos (¡emacs es mejor que vi!) en lugar de hacerlo con sus verdaderos rivales. La ausencia de aplicaciones "importantes" sigue echando atrás a los usuarios, que se niegan a usar LibreOffice o Gimp porque joer, el botoncito de las fórmulas no funciona igual o joer, no tengo la cosa esa con que puedo quitar al cuñao de las fotos familiares. Y luego está lo otro, claro: el soporte hardware. ¿Qué pasa con los equipos de sobremesa y portátiles con Linux? ¿Por qué nadie los vende? Dell es una de las pocas excepciones, pero claro, la famosa excusa de "ya, pero con Linux son más baratos" no acaba de cuadrar cuando Microsoft básicamente regala licencias (o permite usar Windows 10 gratuitamente sin (demasiado) problema). Así que nada, de año Linux en el escritorio nada de nada. Seguiremos, eso sí, con Linux hasta en la sopa, en el resto de las sopas. En móviles (ejem, Android, ejem), en supercomputadoras y en empresas, esas que son responsables de este particular xatakalipsis que nos condenará muy pronto. Pero ¿Linux en el escritorio en 2018? Ni hablar del peluquín de Ballmer. ¿Y tener que aguantar el apocalipsis con Windows 10 o macOS? Buf. Qué chungo. También te recomendamos Comparativa de apocalipsis: diluvios, impactos fatídicos o el próximo disco de las Spice Girls Una IA toma consciencia de si misma y se empadrona en Murcia: "Con tanta broma la gente se piensa que no existe" Me han regalado una Crock-Pot, ¿por dónde empiezo? - La noticia 2018 tampoco será el año de Linux en el escritorio fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »