Tecno

Tecnología en Gral

BlackBerry KEYone, análisis: el reto de ser el único móvil con teclado físico QWERTY en la era de las pantallas infinitas

1024_2000

En los últimos años estamos viviendo la vuelta de dos grandes del móvil (cuando era sólo eso), Nokia y BlackBerry, aunque en ambos casos de la mano del sistema operativo de Google. Y de éste último lo que más destacó fue ese back to basics que se marcaron con el factor forma en su modelo estrella, y nosotros nos quedamos en ganas desde el MWC de vivir a fondo la experiencia con la BlackBerry KEYone y su teclado físico. Sabíamos que el "renovarse o morir" de BlackBerry no iba a significar que se iban a esfumar señas de identidad tan míticas como este teclado cuando ya la PRIV fue un golpe en la mesa, tanto por eso como por su diseño. Y aunque las DTEK han supuesto la aceptación del factor forma que impera desde hace ya más de una década, este año la marca volvía a imponer el "clic" en vez del "tap" en este terminal que ya pudimos probar y os contamos en las primeras impresiones de la BlackBerry KEYone. La propuesta no dejó de ser curiosa: una pantalla táctil con un teclado físico, ambos con interacción, un software que fusiona aspectos de distintos desarrolladores y un chasis macizo con un diseño que dista mucho de las tendencias y el resto de propuestas. ¿Aporta pues la de BlackBerry una mejor experiencia por este plus mecánico y sus capacidades táctiles? BlackBerry KEYone, especificaciones técnicas BlackBerry KEYone Dimensiones físicas 149,3 x 72,5 x 9,4 milímetrosPeso: 180 gramos Pantalla 4,5 pulgadas con aspect ratio 3:2 Resolución 1.620 x 1.080 píxeles (433 píxeles por pulgada) Procesador Snapdragon 625 Núcleos Octacore 2,0 GHz Tarjeta gráfica Adreno 506 RAM 3 GB
 Memoria 32 GB + microSD (hasta 256 GB) Software Android 7.1 Nougat Conectividad Bluetooth 4.2, Wi-Fi, LTEGPS, A-GPS, GLONASS, NFC Puertos USB 3.1 tipo-C, conector para auriculares de 3,5 mm Cámara trasera 12 megapíxeles, PDAF, f/2.0, flash dual LED, EISVídeo a 4K@30 fps Cámara frontal 8 megapíxeles f/2.2, gran angular, EIS, vídeo a 1080p@30fps Batería 3.500 mAh con Quick Charge 3.0 Otros Teclado físico (incluye lector de huellas), tecla personalizable Precio 499 euros en Amazon Diseño: no es romper moldes, es reciclar el de siempre En la toma de contacto con el terminal ya vimos que la KEYone no podía meterse en ese saco de móviles "con diseño aburrido", y que como la BlackBerry Passport también presume de un teclado físico que no esconde a conveniencia como la BlackBerry PRIV. La BlackBerry KEYone posterga esta característica, siendo una especie de híbrido entre la BlackBerry Q10 (de 2013) y la DTEK60 en su parte frontal, y marcando la linea de diseño de la trasera para la Motion. La BlackBerry KEYone posterga el teclado físico siendo una especie de híbrido entre la BlackBerry Q10 y la DTEK 60 Llamativa por tamaño y por la combinación de materiales, la pantalla presenta unas ligeras curvas a los lados en perfecta armonía con el borde metálico y el teclado (cuya utilidad veremos más adelante). Es un móvil robusto, grande y con chasis metálico en cuya trasera impera el policarbonato en negro (con un patrón de pequeños puntos hacia dentro) con un gran logo por bandera. Durante las primeras impresiones no nos pareció pesado pese a esos 180 gramos, pero la cosa cambia cuando se pasan tan sólo unos días con el terminal; los bordes proporcionan comodidad en el agarre, así como esa trasera antideslizante, pero acaba resultando pesado (sobre todo si estamos acostumbrados a móviles más ligeros). Ocurre independientemente de qué agarre hagamos, aunque hablaremos en detalle sobre este aspecto al hablar del teclado y del manejo. Así, la estética es sobria, en negro y plata y sin opción a dorados u otros colores (sí a una KEYone aún más sobria enteramente negra). Cosa que no es de extrañar cuando desde la empresa (que intentó reflotar de la mano del fabricante TLC) declaró que su nuevo mercado eran los servicios para empresas y usuarios. Aún así se han permitido jugar un poco con el diseño, alternando en lo que se refiere a los bordes. En la KEYone vemos tanto ángulos rectos (en las esquinas superiores) como curvas (en las inferiores), con un borde en semiesfera que las une a todas excepto en la parte superior, que plana. Este borde ayuda a "venderle" a nuestra mano esos 9,4 milímetros de grosor (ya que quizás estemos habituados a móviles en torno a los 8 milímetros de grosor). Aunque siendo un móvil ideado para el agarre con dos manos (por el tecleo y el tamaño), no es molesto en este sentido. Pudimos hacer coincidir en espacio-tiempo una BlackBerry KEYone y un Sony Xperia XZ1 Compact. Ambos se caracterizan por ser algo más gruesos que la mayoría de móviles actuales, pero sus diseños son completamente distintos y en ningún caso es un grosor que resulte molesto. Es más molesta la altura, dado que la interacción táctil será imprescindible en ciertas ocasiones y a nuestro pulgar le costará viajar hasta el punto necesario (hablaremos de ello en detalle más adelante), o como hemos ya mencionado el peso. Pero dejando esto a un lado, la construcción es de calidad así como los materiales, sin experimentar aquel defecto de la pantalla del que se habló hace unos meses (al parecer ocurrió en un bajo número de terminales). ¿No hay en esta ocasión un fragmento dedicado al aprovechamiento del frontal? Por supuesto, quien os escribe es un ser de costumbres, pero en esta ocasión está claro que TLC y BlackBerry compiten en otra liga, o mejor dicho directamente pasan de competir cuando se trata de integrar un teclado físico. De izquierda a derecha: BlackBerry Curve 8520, BlackBerry Classic, BlackBerry Q10, BlackBerry Passport, BlackBerry Priv (desplegada) y BlackBerry KEYone. La Passport, con aquel particular diseño, inició una época de mejor aprovechamiento incluyendo el teclado físico, aunque por esto mismo jamás podrán competir con sus rivales en este sentido. Despunta la Priv, claro que el porcentaje deja fuera al teclado (al no estar realmente en el frontal). Pantalla Estrictamente hablando, la BlackBerry KEYone tiene una pantalla pequeña, de 4,5 pulgadas de diagonal (aunque sea un móvil grande). Panel IPS con resolución de 1.080 x 1.620 píxeles (unos 423 píxeles por pulgada) y un ratio de 3:2. Con estos datos se queda fuera de la mayoría de competiciones numéricas (resolución, ratio y tamaño), pero la experiencia es satisfactoria. Los más exigentes (o sensibles al detalle) puede que echen en falta algo más de resolución, pero en general no está nada mal y no se hace necesario más detalle. Buen nivel de contraste, brillo y viveza de los colores, sin excederse en saturación, y con una temperatura de blancos algo fría. Y al hilo de esto comentar que el launcher de BlackBerry no añade ninguna opción de ajuste a este respecto, tampoco para los colores como sí vemos en capas como la de Sony o TouchWiz de Samsung, limitándose a la pantalla ambiente (que falla bastante) y a algunos extras como la pestaña de productividad o mostrar el estado de la batería en el borde curvo (sólo activo durante la carga). No vamos a poder ajustar la temperatura de los blancos o la intensidad de los colores ya que no hay ningún extra por parte de BlackBerry, pero al menos podemos activar el doble toque para despertar pantalla o la pantalla ambiente. El optar por IPS salva de tener los tintes de las AMOLED al inclinar o girar el terminal y se porta en cuanto al ángulo de visión, aunque sí se pierde algo de brillo bastante pronto si hacemos una de estas acciones. Nada preocupante ni problemático al ser ángulos poco habituales, pero lo que sí es algo molesto es que el ajuste de brillo automático duda de manera frecuente, tardando un par de segundos en ajustarse si cambia la iluminación. La sensibilidad táctil es correcta, aunque debido a la fluidez del sistema (hablaremos de ello a continuación) y a que da la sensación de que está "lejos" del dedo (por el grosor del cristal) puede parecer que está por mejorar. Y si usamos el teclado físico para los scrolls, la pantalla responde con bastante rapidez, con un parón mínimo cuando hacemos el cambio de pantalla a teclado. Las 4,5 pulgadas se hacen muy pequeñas para ver contenido multimedia, aunque el panel esté bien a nivel de detalle, contraste y otros parámetros. Rendimiento: un término medio al que le falta tirón Centrarse en el ámbito empresarial delimita de alguna manera el abanico de perfiles a los que agradar, pero sigue siendo un área muy heterogénea. Está el trabajador cuyo uso será el de comunicación, al que compensará un buen hardware de comunicaciones más que otros aspectos, el que necesita la máxima potencia al tener el móvil como un PC y otras muchas opciones. Dado este escenario, ¿qué es lo mejor? Quizás eso se preguntasen en TLC a la hora de ver qué combinación de hardware incluían en este terminal, quedando finalmente en una opción intermedia: un Snapdragon 625, una popular opción en la gama media de 2017, custodiado por 3/4 GB de RAM (según modelos, el de este análisis es el de 3 GB). Sobre el papel, y teniendo en cuenta que la capa no es agresiva en cuanto a personalización, con estos ingredientes nos debería quedar una deliciosa ración de fluidez y rendimiento intermedio a la par que satisfactorio. Pero en la práctica no ha sido así exactamente. El lag no es algo extraño en el manejo de la KEYone. Lo tenemos al abrir apps, al pulsar y mantener para eliminarla del escritorio, en algunas transiciones y, sobre todo, al cambiar de orientación o al cerrar apps pesadas. Tenemos "lag" al abrir apps, al pulsar y mantener para eliminarla del escritorio, en algunas transiciones y, sobre todo, al cambiar de orientación o al cerrar apps pesadas Aunque no hay que echarle toda la culpa al hardware en este caso. De hecho, en móviles con configuración equivalente como el Moto G5 Plus no nos encontrábamos esta situación. Y otra prueba es que si modificamos la escala de animación que viene por defecto a 1x por defecto (una opción dentro de las de desarrollador, lo cual se activa pulsando repetidas veces sobre el número de compilación en Ajustes), un valor que suele ser estándar: reduciéndolo a 0,5x, las transiciones se suceden con más fluidez. Este truco, sin embargo, no cambia que en algunos casos los scrolls sufran pequeños parones (no llegan a ser molestos) o que cueste cargar la preconfiguración de juegos cuando ésta es exigente a nivel gráfico, como ocurre con los juegos Sniper 3D o Asphalt 8. Hilando con lo que decíamos antes del lag, en cuanto la app es pesada (por ejemplo, la de Netflix) notaremos que la apertura o puesta en primer plano se retrasa, e incluso puede llegar a tardar un segundo en minimizarla tras pulsar el botón de cerrar. La app de cámara también arrastra en algunos casos (aunque ésta si tiene personalización de software), y lo que podremos notar tras unos 10 minutos jugando es que se calienta bastante el borde superior (sobre todo por el lado de la trasera). No llega a ser algo molesto ni quema como ocurría con la realidad aumentada en el ASUS Zenfone AR, pero al ocurrir durante los juegos probablemente tengamos el móvil en modo apaisado y nuestra mano se pose sobre este borde superior. Para quienes tomáis como referencia los tests de rendimiento, os dejamos a continuación los resultados de los benchmarks más habituales, tanto los resultados en capturas como la comparativa con otros terminales de configuración pareja, BlackBerry KEYone Moto G5 Plus Samsung Galaxy A5 (2017) Xiaomi Redmi 4 Prime Huawei Nova Plus ASUS Zenfone Zoom S Procesador Snapdragon 625 Snapdragon 625 Exynos 7880 Snapdragon 625 Snapdragon 625 Snapdragon 625 RAM 3 GB 3 GB 3 GB 3 GB 3 GB 4 GB Antutu 62.119 64.388 61.108 61.975 64.282 62.502 Geekbench 4 (single/multi) 852 / 3.670 827 / 3.993 769 / 4.097 817 / 2.922 830 / 3.051 843 / 4.194 PCMark Work 4.775 4.828 4.892 4.676 5.714 5.998 3DMark (Sling Shot Extreme) 462 463 829 465 463 - blackberry-keynote-benchmarks Software: no cabe duda de que aquí está el sello de BlackBerry, pero aún podría carraspear un poco más Si los móviles BlackBerry lo son es aún, en esencia, por el software. Ya nos contaron en Xataka Móvil que el ocaso de BlackBerry OS (el sistema operativo original de la casa canadiense) se consumará a finales del 2019 con el cierre de su tienda, pero aún así la compañía pasaba a centrarse en el software tras dejar la fabricación de terminales y quedar ésta en manos de TLC. ¿Cómo es entonces el software de éstas BlackBerry de Schrödinger? El launcher de BlackBerry es una personalización de Android al más puro estilo BB OS, de hecho es casi más bien una fusión de éstos. Ya casi desde un principio tendremos presentes las reminiscencias del sistema en vías de extinción con las señas de identidad que siempre han querido enfatizar y tener por bandera: seguridad y empresa (podéis leer los detalles sobre la seguridad en este documento). Los ajustes del sistema. En la práctica lo que tenemos es un escritorio con cajón de apps, un buen surtido de servicios propios preinstalados y la pestaña de productividad, que podremos personalizar a varios niveles y esconder si no nos interesa. Servicios como DTEK, BBM o Password Keeper se irán presentando por sí mismos en el asistente automático tras el inicio del dispositivo, ofreciendo respectivamente monitorización del nivel de seguridad del dispositivo, mensajería o un servicio de guardado de contraseñas e información relativa a la seguridad. En el software tenemos un escritorio con cajón de apps, un buen surtido de servicios propios preinstalados y la pestaña de productividad Quizás todo esto pueda resultar algo abrumador en un primer momento si no estamos acostumbrados a atender de esta manera a las cuestiones de seguridad, o por el sumatorio de nuevas opciones si lo unimos a las posibilidades que dan el teclado físico, el botón accesorio o las apps propias, pero en realidad muchas de estas prestaciones hacen que resulte un Android vitaminado interesante. Android que viene en su versión 7.1.1, por cierto. Así nos viene de fábrica la BlackBerry KEYone. Los accesos directos a los servicios propios (derecha) aparecerán sólo en el escritorio y no en el cajón de apps, aunque luego podremos asignarlo igualmente a un atajo de teclado si lo deseamos. Las apps que trae la BlackBerry KEYone de fábrica. Según de qué app/servicio se trate tendremos disponible una acción u otra en el caso de que no nos interese conservarla: eliminar, inhabilitar y/o desinstalar. Vale la pena dedicar unos momentos a familiarizarnos con las opciones, servicios y apps propias para ver si nos interesan Así, vale la pena dedicar unos momentos a familiarizarnos con estas opciones para ajustar las que nos interesen o descartar las que no. Es posible que algunas de las apps propias no suplan las que ya usamos de manera habitual para el correo o las notas, pero DTEK ofrece un control pasivo interesante en cuanto a la gestión de la seguridad, estableciendo y mostrando una valoración propia desde "pobre" hasta "alta". Así es la interfaz de DTEK, el guardián en latencia permanente del launcher de BlackBerry que velará por la seguridad del dispositivo (si queremos). Podemos ajustar las prestaciones de DTEK en cuanto a notificaciones y otros aspectos. La pestaña de productividad puede sernos de utilidad en ese lado corporativo del que la compañía quiere ser representativa, al poder ajustar tanto la ubicación como el tamaño de la misma. Aunque al estar orientada exclusivamente a este perfil (como indica su nombre) no podremos poner las apps que queramos, y BlackBerry no entiende de productividad más allá de sus apps de correo, calendario, tareas y contactos (no hay cabida para hojas de cálculo, procesadores de texto, mensajerías u otras apps habituales en entornos laborales). A la izquierda la interfaz de la pestaña de productividad al desplegarla. Al centro y a la derecha los ajustes de la misma. El launcher de BlackBerry también nos da una multitarea diferente, dejando a un lado el habitual carrusel que vemos en Android stock (y en la mayoría de capas de software) y optando por un mosaico con baldosas de distinto tamaño. Podemos organizarlas según nos convenga (el sistema lo hace cronológicamente) y se cierran pulsando el botón de la esquina, no deslizando. La multitarea forma un mosaico con "baldosas" de distinto tamaño. Si arrastramos una de ellas hacia arriba podremos ejecutar la pantalla dividida (captura de la derecha, arrastrando Mi TV hacia el indicador). No es mala opción tener un tapiz de tareas en vez del carrusel (facilita la doble pantalla), pero en ocasiones la redimensión automática de las baldosas deja algunas tareas muy reducidas y parece bastante aleatorio. En la práctica la diferencia de tamaño aporta poco, no es más cómoda ni facilita más el intercambio de tareas en el primer plano, y quizás fuese mejor que se homogeneizasen y quedasen todas en un tamaño medio. Hablemos del teclado físico Pese a no estar habituados a este tipo de teclados, la curva de aprendizaje no es demasiado pronunciada y basta que pase más o menos el primer día de uso para que al menos hayamos situado las teclas básicas. Quizás a lo que más cueste acostumbrarse es a la “necesidad” de recurrir al “alt” para escribir números o algunos símbolos, aunque las comillas vienen porque hay otros modos. Esto está dicho desde el punto de vista de un usuario hecho a las pantallas táctiles, dado que está claro que quien venga de otra BlackBerry tendrá las prácticas más que hechas. Pero el factor clave de la habituación no es tanto el clic, sino lo distinta que sea la posición del shift y de los símbolos más frecuentes (puntos, comas, etc.) en nuestro teclado habitual (y para comprobar todo esto escribimos casi la totalidad de este análisis con la propia KEYone, palabrita). De hecho, es mucho más rápido adaptarse a este teclado que a uno como el del LG Wine Smart (aún teniendo un pasado como ávida tecleadora en la época de los SMS con móviles sin smart). Está claro que coger soltura será directamente proporcional a las horas de práctica, pero por el tamaño de las teclas (y algunas de las prestaciones la transición no es ni mucho menos dramática drástica. De izquierda a derecha: teclado de TouchWiz (Samsung), teclado de la capa de LG, teclados físico y virtual de la BlackBerry KEYone, teclado GBoard, Swype y Swiftkey. La principal diferencia entre la distribución del de BlackBerry y del resto: el "alt" está donde todos tienen el "shift". La presión que hay que ejercer es considerable; quizás nos parezca algo fuerte al principio, pero en cierto modo es una manera de evitar que accidentalmente pulsemos la de al lado. Las teclas disponen de retroiluminación, que se activa tanto con la presión como al tocarlo simplemente, sin pulsar. Si hablamos solamente del teclado (sin tener en cuenta la ampliación de funciones y posibilidades que ofrece la pantalla táctil) disponemos de dos opciones por tecla (la letra y el símbolo o número al pulsar “alt”). Los caracteres que activamos con “alt” son los mismos que encontramos en la segunda página del teclado de símbolos, el cual se despliega con la tecla “sym”. Aunque el protagonista sea el físico, el virtual representa un importante complemento a la hora de navegar o escribir, sobre todo tras su última actualización en la que se añadieron más herramientas. A la izquierda la opción del cursor sobre pantalla con algunos comandos, al centro el portapapeles y a la derecha el panel de símbolos desplegado (al pulsar la tecla "sym". Así, tendremos dos posibilidades de escribir los números y los símbolos del teclado: con la tecla “alt” (la cual podemos mantener bloqueada si pulsamos dos veces seguidas) o bien con doble pulsación la “sym” (que no puede mantenerse, pero ofrece una primera página de símbolos). El plus que añade BlackBerry a sus teclados físicos es que hacen las veces de touchpad. En la escritura tenemos la opción de “lanzar” la palabra que nos interese de las tres que aparecen en el texto predictivo con un swipe de abajo a arriba sobre el teclado, así como las opciones de grabación, teclado de Emojis, cursor y portapapeles que esconde el icono tipo hamburguesa a la izquierda del texto predictivo de la app propia de teclado (BlackBerry Keyboard). Es por ello que las posibilidades son varias y podemos ir adaptándonos al smartphone según qué patrón de escritura nos guste más. Pero como smartphone que es hacemos con él muchas más cosas además de escribir, y en un mundo de pantallas táctiles ocupando gran parte del frontal no siempre será útil (o agradable) tener este teclado físico de por medio. El lector de huellas, por cierto, está integrado en la barra espaciadora de este teclado físico. La ubicación es cómoda, sin notar diferencia con otros móviles que optan por la misma (salvo por la obvia protuberancia), pero es muy delgado y por ello algo exigente con la colocación de la huella. Eso sí, si se nos ocurre establecer una segunda opción de bloqueo de pantalla en el botón personalizable, tendremos que tener en cuenta que para desbloquear no nos permitirá hacerlo desde este sensor. Nos pedirá el método alternativo de desbloqueo que hayamos asociado a las huellas (patrón o PIN). Escribir con la BlackBerry KEYone Hay un factor que nos acaba afectando más que las características del teclado o de las facilidades que se añaden vía software para la interacción, y es el tamaño del terminal y posiblemente la altura a la que se sitúa el teclado. Si pasamos un rato tecleando al final la posición es algo molesta, sobre todo si usamos los meñiques como base al sostener el terminal (cuando se no resbala). La presión es adecuada, estemos o no habituados a un teclado físico, pero tras estar un rato escribiendo con él pueden notarse molestias en los pulgares o en los dedos de apoyo. Esto ocurre si estamos un rato y no de manera puntual. Lo que es un punto a mejorar es la disposición de los elementos de la interfaz en cuanto a la distancia a los dedos, por ejemplo añadir la posibilidad de activar el despliegue de la cortina de notificaciones o algo similar al modo a una mano/Reachability desde el botón personalizable o el teclado. Aquí de hecho tocamos algo más que la escritura y nos vamos a la navegación. De tener alguno de estos sistemas que comentamos o si la función de cursor estuviese activa en más apps (por ejemplo, para pasar de pestaña a pestaña), la experiencia se vería menos coartada, de modo que sería todo más cómodo sin ni siquiera cambiar el agarre. El botón de acceso rápido podría ser una excelente opción para complementar al teclado físico en cuanto a la aproximación de elementos de la interfaz táctil, como la cortina de notificaciones o algo similar a "Reachability" de iOS. Pero estas opciones no están disponible. ¿Y qué ocurre si instalamos teclados de terceros? Podremos descargarlos, instalarlos y configurarlos sin problemas, pero si los establecemos como teclado principal simplemente no aparecerán. Se sustituirán las paletas de símbolos, pero puede que no aparezcan tampoco o que lo hagan de una manera reducida como en el caso de Swiftkey, así que ahorraos la faena si es que se os pasa por la cabeza probar. Jugar con la BlackBerry KEYone La experiencia con los juegos se resume en una frase: "pantalla de 4,5 pulgadas con cosas". Está claro que cuanto más grande sea la pantalla (y sobre todo de más calidad), mejor veremos el contenido, pero esto no implica ni mucho menos que la experiencia sea peor con pantallas pequeñas, la prueba de hecho la tuvimos recientemente con el Sony Xperia XZ1 Compact. Según de qué juego se trate el teclado podrá o no molestar, pero no es un diseño que acompañe en general a este uso. Lo que empobrece la experiencia es que el teclado físico no sirve de nada. Como ocurre con las apps de timeline y pestañas como Twitter o Instagram no lo podemos usar para navegar entre secciones o, en el caso de juegos de acción para disparar, saltar o desplazarnos. Tampoco es una experiencia traumática; el pulgar derecho ha de desplazarse algo más si tiene alguna función (el nitro en Asphalt 8, por ejemplo) y ya está, sin dramas. Pero es una lástima no poder sacar jugo al teclado físico, por ejemplo para el zoom a la hora de apuntar y disparar en Sniper 3D (las dos acciones caen en el pulgar izquierdo y resulta algo incómodo). Ver contenido multimedia con la BlackBerry KEYone No hay ningún problema en este uso, salvo las exigencias (y manías) que podamos tener a la hora de aprovechamiento del frontal por parte de la pantalla, que como hemos dicho aquí se juega en otra liga. Es poco espacio para la visualización en comparación con otras diagonales, si bien en cuanto a resolución cumple y también en relación al resto de parámetros (colores, contraste, etc.). Una imagen vale más que mil palabras y en ésta se consigue transmitir bastante bien la idea de que no es un móvil cuyo diseño acompañe para favorecer la experiencia multimedia. Otro tema no relacionado con la presencia del teclado es el del rendimiento. La KEYone no es un equipo pensado para ser lo más potente del mercado o de la marca, y bien por hardware o por software tenemos algunos lags y parones, sobre todo si cambiamos la orientación (algo habitual en la visualización de contenido multimedia). Fotografiar con la BlackBerry KEYone La cámara de la BlackBerry KEYone es de las partes menos discretas del sobrio terminal, con una lente ligeramente protuberante que es grande con respecto a lo que solemos ver en las traseras. Como veremos en el correspondiente apartado, no es una cámara sobresaliente en su desempeño (sin ser mala ni mucho menos), pero lo que empeora la experiencia no es ni el hardware ni las fotografías, sino el propio uso. Así, como ocurre en los videojuegos, el teclado físico no nos va a servir demasiado (como mucho para instalar un acceso rápido a la cámara en una de las teclas o para scroll). Vamos a tener ese bloque interponiendo distancia entre nuestro pulgar y el botón de disparo o algunas de las opciones si disparamos en horizontal, y aunque no nos fastidia del todo la experiencia siempre será más incómodo que con la disposición habitual. Quizás la función de touchpad podría aprovecharse en videojuegos y en cámara, de modo que fuese más fácil desplegar o activar opciones. No obstante, el teclado físico no molesta, la experiencia se empobrece por aspectos ajenos a éste como la propia app. No ayudan algunos aspectos de la interfaz, la cual está personalizada, aunque hablaremos en detalle sobre esto y sobre los resultados en el apartado correspondiente al desempeño de la cámara. Quizás podría aprovecharse más el teclado para facilitar la navegación entre las opciones que permite la app propia, pero si esto es posible al menos de momento no se está haciendo más allá del scroll en el ajuste manual. Cámaras: una modesta sorpresa eclipsada Sin ser una de las partes más promocionadas del terminal, como decíamos antes la lente trasera destaca por tamaño, con un marco de aluminio que encierra un sensor de 12 megapíxeles y una lente con apertura f/2.0. Por su parte, la frontal está dotada de un sensor de 8 megapíxeles y tiene una apertura máxima de f/2.2. Como suele ser habitual, antes de comprobar la capacidad de estos componentes nos damos un paseo por la app. Algo que en esta ocasión conviene tanto por las ventajas como por los inconvenientes que tiene la personalización bajo la peculiar batuta de los de BlackBerry. App de cámara: nubes y claros La app de cámara de Android stock es bastante básica, por lo que es fácil que las personalizaciones destaquen. En el caso de BlackBerry vemos los elementos habituales en los bordes de la interfaz, con la opción de activar el HDR (automático o manual), la de los modos (panorámico, vídeo, cámara lenta o foto) y otras que no vemos tanto como la elección de la proporción (4:3, 16:9, 1:1 o 3:2) o los filtros. La interfaz de la cámara trasera en modo automático. A la izquierda el panel de opciones (con ajustes, HDR, proporción, temporizador y flash) y a la derecha los filtros, los modos (vídeo, panorámica, cámara lenta y cámara), el obturador, el botón para cambiar de cámara y el acceso al carrete. Es interesante ver que dispone de modo manual, pero a su vez resulta engorroso que no esté en un acceso directo como las anteriores opciones y tengamos que ir a ajustes cada vez a activarlo. Es el primer comando del menú y al menos no hemos de navegar mucho más, pero nos supone invertir unos segundos que, teniendo en cuenta que hablamos de fotografía móvil, muchas veces no tenemos. Los segundos que invertimos no sólo se deben a la navegación, sino que son consecuencia del peso de la app, que experimenta un lag considerable al abrir y cerrar los ajustes. Por lo demás la app se abre sin problemas, pudiendo asociar su apertura a una tecla del teclado físico (aunque para que esto funcione tendremos que estar en el escritorio, sin nada en primer plano). Cámara trasera: el discreto artista invitado En un móvil centrado en la empresa y la seguridad, y hablando de la gama media, no podemos esperar que se haya invertido más en las cámaras que en otro hardware a nivel de prestaciones y componentes. No tenemos modo retrato, doble cámara, flash tri-tono ni aperturas de récord, pero con lo que ha jugado BlackBerry en la KEYnote se obtienen unos resultados correctos y a la altura de las expectativas, con sus más y sus menos. El punto fuerte de la cámara son las macro, logrando disparos detallados a una distancia focal mínima bastante reducida y un desenfoque decente, sin recurrir a forzar aperturas u otros modos que sí vemos en apps como la de Huawei. Ayuda bastante el modo manual, ya que podemos exprimir al máximo el enfoque. Fotografía hecha en modo manual. Hay algo de subexposición por el contraluz, pero tanto en detalle como en desenfoque sale muy bien parada. En interiores todas las cámaras flaquean un poco más y ésta no se escapa, pero aún así el detalle es satisfactorio con luz media. Modo que también nos soluciona la sub-exposición a la que en general tiende en el disparo automático, aunque para esto también podemos tirar del HDR. El disparo en alto rango dinámico es bastante equilibrado y nos servirá para salvar esos cielos que el disparo único quema, así como para rascar algo más de detalle en las instantáneas nocturnas. Aunque como ya es habitual, el disparo en HDR tarda siempre algo más en realizarse que el disparo en automático y en fotos nocturnas o con baja luz será habitual obtener fotos movidas si no usamos trípode en este disparo o en exposición lenta en modo manual. En automático la acuarela es habitual, con esa sub-exposición de la que no se libra. Fotografía nocturna en modo automático. Aquí las acuarelas y el ruido son inevitables, pero no es un resultado que sorprenda o quede por debajo de lo esperado. Fotografía nocturna en modo automático con HDR. Si nos fijamos en las barras del balcón (círculo superior) están movidas, a diferencia del disparo anterior. No obstante, en el circulo inferior vemos que gracias al disparo múltiple la imagen se define algo mejor y se compensa la subexposición. El balance de blancos automático no ayuda sobre todo en interiores y nocturnas al tener vida propia; con luz abundante no habrá problema, pero en interiores puede ser algo problemático y añadir un matiz de calidez excesivo (resultando en fotos demasiado naranja). La solución es de nuevo recurrir al modo manual, pudiendo ajustar la temperatura de los blancos a conveniencia. En general las recomendaciones serían tirar de HDR para salvar cielos y librarse de subexposición si no tenemos luz abundante y tirar de manual para librarnos del mareo del balance de blancos y para apurar al máximo en las macro. Cámara frontal: bienvenido, modo manual (casi) completo Nada por aquí tampoco en cuanto a especificaciones estrella o llamativas, pero no por ello el resultado es malo. De hecho, es una cámara muy agradecida con luz abundante, sacando un buen nivel de detalle y colores realistas. Dispone también de HDR, el cual no es para nada agresivo, pudiéndonos salvar el primer plano en cuanto a la iluminación (en baja luz o días nublados puede subexponer un poco) y los cielos que suelen quemarse en el fondo. Milagros no hay, y el segundo plano siempre mostrará una pérdida de nitidez acusada sea cual sea la iluminación, pero el HDR puede evitar que haya elementos que acaben "quemados". Los contraluces son huesos duros de roer, pero en este caso vemos que ante esas condiciones más exigentes el HDR permite salvar mejor los elementos del fondo. No tenemos modo belleza pero sí modo manual, aunque como ocurre con Sony tampoco nos dejará ajustar todo lo que nos permite en la trasera. Casi todo, eso sí, porque lo único que queda fuera es el enfoque, que necesariamente tendrá que ser automático. La interfaz de la app de cámara con el modo manual activado para la cámara frontal. Os dejamos en esta galería una selección de fotografías realizadas con ambas cámaras en distintas situaciones. blackberry-keyone-galeria-de-fotos Vídeo: luces y claros a 4K y estabilización relativa En la grabación de vídeo tenemos algo que hemos pedido a la app de cámara en distintas ocasiones, sobre todo en las que herramientas como la estabilización dependen de la calidad: un botón directo para elegir en qué resolución queremos grabar. Nos vendrá bien porque justamente ocurre eso: la estabilización sólo se habilitará hasta 1080p, dejando el 4K sin ella (y la cámara frontal directamente no tiene). Dejando a un lado esto, el resultado es parejo a la fotografía. Con algo retraso en la compensación de la exposición cuando se cambia de iluminación, salva bien la situación con luz abundante, manteniendo el detalle en el primer plano de manera aceptable y experimentando pérdida de nitidez más llamativa en el segundo plano, sobre todo si estamos en media o baja luz. La estabilización se nota bastante en cuanto se lo ponemos difícil y nos movemos algo más. Y la captura de audio es algo baja a nivel de calidad, si bien en alcance queda bastante bien. La noche siempre es el punto más exigente y en el vídeo el ruido no se hace de rogar, aunque el resultado es bastante decente. Quizás aquí mejor optar por el 4K para sacar el máximo partido, ya que la estabilización puede resultar algo forzada. La cámara frontal es capaz de grabar a un máximo de 1080p. El resultado es más que aceptable, incluso si intentamos ponérselo algo más difícil desestabilizando la escena. Autonomía: otra protagonista en la sombra Teniendo en cuenta que tenemos un terminal grande (y voluminoso) y una pantalla pequeña, cabría esperar que la experiencia con la autonomía fuese satisfactoria. Una autonomía que depende del uso y también de cómo se porte el software con los 3.505 miliamperios/hora de la batería. Y en la práctica estas expectativas se han cumplido, aguantando días de uso intensivo sin que la batería se agotase del todo y logrando una autonomía media superior a un día. Cuando el uso no ha sido del todo intensivo (sin ser tampoco ligero), la autonomía ha sido incluso de casi dos días. No tenemos ninguna app específica de la casa que dé más información que la que da Android acerca del consumo por app o servicio, cosa que casaría bastante con esa monitorización del sistema que realiza DTEK a nivel de seguridad. Pero sí podemos activar que el móvil nos indique el nivel de carga con una barra en el lateral curvado de la pantalla. En cuanto a la carga, al incorporar Quick Charge 3.0 podremos cargarlo en algo más de 2 horas (de 0 a 100% con el terminal apagado), llegando al 50% de su carga en los primeros 55 minutos. Probablemente el hecho de que tenga una pantalla relativamente pequeña y con una resolución media, hacen que se aprovechen esos 3.505 mAh aún mejor. Siendo ya de todas formas una cifra que últimamente no alcanzan los móviles más potentes del mercado, los cuales en ocasiones cojean justamente de este pie. Sonido: mejor no perder de vista los auriculares Como hemos visto de los distintos usos en relación al teclado físico, la KEYone no es el mejor móvil para el uso multimedia. Tenemos una sola salida de audio, situada en el altavoz de la base (a la derecha del USB mirando el móvil de frente) y la posibilidad de conectar auriculares con cable por su jack de 3,5 milímetros, en el borde superior. La calidad es mediocre, no llega a ser directamente mala pero no está a la altura del usuario medio que recurre a la salida de audio del móvil para la audición. El volumen máximo no está nada mal, llegando a los 109 decibelios, pero la pérdida de calidad se acentúa en cuanto sobrepasamos aproximadamente el 60% del mismo. El teclado táctil permite pasar de una canción a otra (con un "swipe"). No tenemos ningún tipo de ajuste especial de la casa, como ecualizador o modos de audición, pero siempre tendremos mejor resultado optando por auriculares o por altavoz. BlackBerry KEYone, la opinión de Xataka El teclado físico aún tiene sus adeptos aunque dada la demanda sea un público minoritario. La esperanza de éstos sigue siendo BlackBerry, que aunque haya dejado de encargarse de la parte material de los smartphones su sello aún se ve en el único terminal con teclado físico QUERTY del momento. Para el usuario "criado" con el factor forma estándar y con los botones justos el cambio es brutal y relativamente exigente. Ya no sólo por el pequeño entrenamiento que requiere escribir con relativa fluidez en cuanto a la localización de símbolos y cambios a mayúsculas, teclado numérico y demás, sino porque no resulta ergonómico y el cansancio llega pronto. El usuario acostumbrado, que venga de un modelo previo con un ancho similar, probablemente no requiera demasiada adaptación, controlando además las posibilidades del cursor y los accesos directos. Pero el contacto con la pantalla sigue siendo imprescindible para la navegación por las distintas interfaces, o incluso si queremos colocar un carácter con tilde, y no resulta demasiado cómodo al tratarse de un terminal tan alto (quizás sea más cómodo, eso sí, que una Priv). La aportación de BlackBerry en cuanto a la seguridad es considerable y tendremos muchas más opciones por defecto de las que encontramos en un terminal Android en general, si bien la personalización podría ir algo más allá en cuanto a ajustes de pantalla o control de la autonomía, donde no vemos ningún extra. Eso sí, precisamente en consumo de batería sale bastante bien parada. La experiencia se descompensa un poco por el lag con el que no es raro encontrarse al querer cambiar de tarea o usar apps pesadas como la de Netflix o un juego. En ocasiones tardan un segundo aproximadamente en minimizarse desde que pulsamos el botón y se echa en falta la fluidez bastante. Sorpresa agradable con la cámara, sin tampoco echar cohetes, pero para no ser una de las principales características el comportamiento de una y otra a la luz del día es más que decente. Eso sí, de noche todos los gatos son pardos, y en el caso de la KEYone estos gatos serían de acuarela. Una solución peculiar para ese público que aún se siente cómodo con las teclas físicas, aunque por el precio de venta quizás hubiese valido la pena incorporar un procesador más potente y más RAM para evitar el lag. Lo que está claro es que es un móvil que atrae miradas (por diseño y tamaño) y que no hay ningún problema en cuanto a manejarse por las interfaces, si bien como hemos visto podría aprovecharse mucho más el teclado. 7.5 Diseño7 Pantalla7,5 Rendimiento7 Cámara7 Software7,5 Autonomía9 A favor Construcción y materiales de calidad: robusto y resistente. El cursor sobre el teclado es muy cómodo en apps de tipo "timeline". La autonomía: muy buena gestión del consumo, llegando a los dos días de autonomía en algunos casos. En contra No es ergonómico y escribir con el teclado físico cansa pronto al tener que acurrucar los dedos y sostener el terminal. Es pesado. El sonido es mediocre. También te recomendamos Receta de Flan de turrón en Crock-Pot BlackBerry KEYone: así es la nueva BlackBerry con Android y teclado físico BlackBerry KEYone, primeras impresiones: un smartphone "anti-mainstream" con vigilante de seguridad en el software - La noticia BlackBerry KEYone, análisis: el reto de ser el único móvil con teclado físico QWERTY en la era de las pantallas infinitas fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

Un robot para controlar a todos los electrodomésticos de LG: así es CLOi, el protagonista de la nueva línea de robots

1024_2000

Una de las cosas que caracteriza al CES es que siempre vemos propuestas muy llamativas para los electrodomésticos (y más allá). Este año LG ha iniciado su presencia en la feria a bombo y platillo con la inteligencia artificial y ha mostrado a CLOi, la nueva línea de robots de la marca. Aunque la demostración no ha salido especialmente bien, lo que hemos visto en el escenario del fabricante en la feria de Las Vegas es que el robot actuaría como centro domótico de la casa, interconectando los dispositivos y electrodomésticos de la marca. Y la manera de interactuar con él es la voz, de modo que como los televisores que presentaba recientemente CLOi integraría también asistente de voz. CLOi promete ser simpático, pero aún no lo ha demostrado Aunque parecía que CLOi no tenía muchas ganas de trabajar hoy, lo que ha pretendido mostrar LG es cómo una edición doméstica de CLOi podría servir de centro de control para el resto de dispositivos. Así, al emitir determinadas peticiones al robot podríamos accionar la lavadoras, la nevera o los televisores compatibles, pidiendo que se mostrase algo en pantalla o haciendo la lista de la compra con la nevera. Lo poco que hemos visto en la demostración es que podremos pedirle a CLOi cosas como que la lavadora se ponga en marcha con un determinado programa o que nos muestre una receta en "nuestra nevera con pantalla integrada". Aunque a David VanderWaal, vicepresidente de marketing de LG USA, no ha podido conseguir que el gracioso robot le haga caso. Así, todo parece estar en estado preliminar, ya que no se ha hablado ni de lanzamientos ni de precios. Pero aprovechando que en Xataka estamos por el CES Las Vegas lo hemos podido ver, y así es como luce CLOi en la feria. cloi-de-lg Una ronda de conceptos Por otra parte, están los conceptos de robots ideados para que estén en hoteles o aeropuertos. Se trata del Serving Robot, Porter Robot y el Shopping Cart Robot, los cuales seguirían los pasos del Airport Guide Robot y el Airport Cleaning Robot que ya han estado en fase de pruebas en el Aeropuerto internacional Incheon de Corea. El Lawn Mowing Robot y el Hub Robot, ya presentados, también forman parte de la familia CLOi. El Serving Robot está pensado (como cabe adivinar) para servir comidas y bebidas en hoteles y aeropuertos, al estilo de Botlr. Habrá que ver si es tan autónomo como prometen, ya que la marca explica que el robot va a la habitación, sirve y se va cuando termina él solo. Por su parte, el Porter Robot pretende ser de ayuda para agilizar el check-in y check-out en los hoteles para que no haya esperas. Es decir, la idea es que sea uno más en el personal de recepción, pero que además eche una mano a la hora de llevar el equipaje. El último concepto que han presentado es el Shopping Cart, enfocado a que la experiencia de la compra vaya más allá (según el fabricante, en "supermercados premium"). En este caso se trataría de un punto de escaneo de productos dado que el robot integra lector de códigos de barras, así como mostrar la propia lista de la compra, estando conectado al smartphone de los clientes vía app. De momento todo esto son conceptos, y parece que al CLOi doméstico necesita una actualización para ser algo más obediente, pero el robot recuerda al Zenbo de ASUS, también en la línea de ser un centro doméstico y domótico con una interacción natural. En este caso, con el asistente de Google. En Xataka | Todas las novedades del CES 2018 También te recomendamos Receta de Flan de turrón en Crock-Pot Lo siguiente dentro de las batallas de robots gigantes es hacer un gran torneo mundial en 2018 Imitando con precisión y a tiempo real el movimiento humano: así espera Toyota conseguir una flota de robots de asistencia - La noticia Un robot para controlar a todos los electrodomésticos de LG: así es CLOi, el protagonista de la nueva línea de robots fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

LG en CES 2018: sigue todas las novedades en directo y en vídeo [Finalizado]

650_1200

Aunque el CES no dará comienzo oficialmente hasta mañana, y como ya es tradición en este tipo de eventos, hoy tendremos las presentaciones de varias marcas importantes. Entre ellas está LG, cuya conferencia comenzará en breve y que podréis seguir en directo y con nosotros desde nuestra página de directos o desde nuestra cuenta de Twitter. Toma nota del horario: España: 17.00 México: 10.00 Colombia, Ecuador, Cuba: 11.00 Venezuela: 12.00 Argentina, Chile: 13.00 ¿Qué esperamos que presente LG? El CES es un evento que suele estar centrado en el mundo de los electrodomésticos y otras tecnologías en el hogar. Por tanto, no esperamos conocer al nuevo teléfono de gama alta de LG estos días (lo tradicional es esperar al MWC de febrero). ¿Qué suele haber en el CES entonces? Teles, muchas teles. LG ya nos daba una pista de lo que está por venir estos días: ya conocemos su tele gigantesca 8K y su tele enrollable. Pero todavía nos falta por conocer quizá lo más importante: la gama de nuevas teles de 2018 que podremos encontrarnos en las tiendas. Hoy la compañía seguramente nos las presente con detalle. A esto seguramente sumaremos alguna nevera, alguna lavadora (un clásico ya) y otros electrodomésticos "inteligentes". Te invitamos a acompañarnos en un ratito para conocer todas las novedades. Y tras LG, recuerda que tienes una cita más tarde con Samsung (23.00 hora España, 16.00 hora México) y con Sony (02.00 hora España, 19.00 hora México). ¡Te esperamos! En directo | Sigue en directo y en vídeo las novedades de LG en CES 2018 Imagen | Kārlis Dambrāns También te recomendamos Qué podemos esperar del CES 2018, la primera gran feria tecnológica del año Receta de Flan de turrón en Crock-Pot NVIDIA presenta su gigantesco monitor 4K de 65 pulgadas, 120Hz y juegos en streaming con Android TV - La noticia LG en CES 2018: sigue todas las novedades en directo y en vídeo [Finalizado] fue publicada originalmente en Xataka por María González .

Leer más »

El fantasma de Gelsinger y las prisas de la carrera biotecnológica: la revolución CRISPR tendrá que ser más lenta de lo esperado

650_1200

A las tres menos diez de la mañana del 17 de septiembre de 1999, Jesse Gelsinger se convirtió en la primera persona en morir "a causa de una terapia génica". Ninguna muerte es una muerte más, pero está fue especialmente simbólica. y desde un punto de vista estrictamente científico, especialmente nefasta. Gelsinger y la década perdida Gelsinger tenía una deficiencia de la OTC, una enfermedad que impide un correcto procesamiento del amonio en el hígado y que suele producir la muerte al poco de nacer. En este caso, la enfermedad no era genética, sino adquirida y eso había permitido que Gelsinger hubiera tenido una calidad de vida más que aceptable hasta el momento. Con la mejor de las intenciones del mundo, Jesse Gelsinger entró en un programa piloto de la Universidad de Pennsylvania que intentaba diseñar un tratamiento para ayudar a los recién nacidos que tenían esa misma enfermedad. El 13 de septiembre recibió el vector viral que portaba la forma buena del gen y cuatro días después moría debido a una reacción inmune masiva producida por el vector. Como siempre digo, la FDA fue bastante concluyente en que la muerte se debía a una negligencia médica. Sin embargo, la publicidad que recibió el caso hizo que la terapia génica pasara a un discreto segundo plano en todo el mundo. Aunque nunca se dejó de investigar, en muchos sentidos, la de los 2000 fue una década perdida para la investigación en modificación genética. Un descubrimiento imprevisto El 5 de enero, el equipo Matthew Porteus publicó que ha detectado anticuerpos específicos contra la proteína Cas9 en el torrente sanguinoso. La Cas9 es un elemento central de la tecnología actual basada en CRISPR y la existencia de linfocitos-T anti-Cas9 (y las posibles reacciones inmunes masivas que eso puede conllevar) supone la peor forma de comenzar el año para la biotecnología. El laboratorio de la Universidad de Stanford ha encontrado este tipo de anticuerpos específicos en la sangre del 79% de los participantes y linfocitos T anti-SaCas9 en el 46%. La muestra es pequeña (34 donantes), pero las cifras son consistentes. Stanford Medicine ¿Cómo es posible que pase esto? Como explica Lluís Montoliu, la explicación más plausible ahora mismo es que nuestra interacción habitual como ciertas bacterias patógenas que usan Cas9 (como Streptococcus pyogenes y Staphylococcus aureus) haya facilitado que nuestro sistema inmune aprenda a defenderse de ellas. Como también explica Montoliu, que es uno de los mayores expertos español en el campo, aunque esto no limita las actuales aplicaciones de CRISPR-Cas9 (porque no requieren su exposición en el torrente sanguíneo), sí cierran la puerta a aplicaciones más ambiciosas que, al ritmo que íbamos, esperábamos ver muy pronto. El 'fantasma de Gelsinger' y la nueva gran carrera biomédica Leyendo el trabajo de Porteus es inevitable acordarse de Gelsinger. Sobre todo en un contexto en el que la nueva "gran carrera geopolítica" es biomédica y las grandes potencias mundiales se afanan por ser los primeros en dominar las técnicas de moficiación modificación genética y conseguir que la medicina se convierta, de nuevo, en una ventaja estratégica fundamental. La competencia, como señalaba Carl June, puede ser buena para avanzar; pero también peligrosa si se encadenan fallos y se gestiona mal. Frente a la carrera, la presión por ser el primero y la desvocada desbocada búsqueda de resultados (aunque sean modestos y problemáticos), el caso de Gelsinger nos recuerda que dar pasos en falso cuesta vidas y puede retrasar mucho el viaje. La solución curiosamente nos la dio el mismo descubridor de CRISPR en la entrevista que nos concedió hace unas semanas. No hay un solo sistema CRISPR, la naturaleza está llena de sistemas distintos que funcionan de formas muy variadas. “El 50% de las bacterias y el 90% de las arqueas poseen sistemas de defensa CRISPR”: es decir, pensar que en algún sitio se encuentra un ‘bisturí génico’ más seguro no es pecar de pesimismo. En absoluto: debemos seguir investigando. Más info | Inesperado contratiempo para las terapias génicas basadas en CRISPR Imágenes | Lisa M. Krieger También te recomendamos Consiguen eliminar el VIH de las células gracias a la ingeniería genética El VIH desafía nuestros intentos para acabar con él mediante edición genética Receta de Flan de turrón en Crock-Pot - La noticia El fantasma de Gelsinger y las prisas de la carrera biotecnológica: la revolución CRISPR tendrá que ser más lenta de lo esperado fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

GoPro se rinde, y anuncia que abandona el mercado de drones

650_1200

GoPro acaba de anunciar que abandona el mercado de drones. Lo ha hecho al presentar los resultados preliminares del cuarto trimestre del 2017, donde han avanzado que esperan que los beneficios de la empresa sean de sólo 340 millones de dólares, apenas 10 millones más de los obtenidos en el trimestre anterior. Como resultado, la empresa pasará de tener 1.254 empleados el pasado mes de septiembre a menos de 1.000 empleados, lo que supone despedir alrededor del 20% de su plantilla. Estos despidos desmantelarán la división de drones de la empresa debido, según dice la empresa, a los desafíos que dicen que supone obtener ganancias en un mercado "extremadamente competitivo" como el de los drones. Las cosas no van nada bien para GoPro, que dejará de fabricar sus drones Karma que ya había sufrido algún que otro contratiempo por problemas técnicos.. Además de anunciar estas medidas, el fundador y CEO de la empresa Nick Woodman también ha dicho que reducirá sus compensaciones económicas de este 2018 a 1 dólar. La empresa también se ha excusado en las nuevas regulaciones que están siendo discutidas en Europa y Estados Unidos, a las que han calificado de "hostiles" y que aseguran que reducirán el mercado total del sector de manera significativa. "Estos factores hacen que el mercado aéreo sea insostenible, y GoPro saldrá de él después de vender su inventario restante de Karma", ha dicho la empresa en la nota de prensa. "GoPro continuará brindando servicio y asistencia a los clientes de Karma". GoPro también ha anunciado en esta nota de prensa que va a reducir el precio oficial de su cámara HERO6 Black, que pasará de costar 499 dólares a 399 a partir de esta semana. GoPro quiere cambiar de rumbo en 2018 Esta decisión va dirigida a intentar reducir los gastos al mínimo posible para cambiar el rumbo de su negocio. La empresa ha asegurado que espera obtener 340 millones de beneficios en los resultados financieros del cuarto trimestre del 2017, sólo 10 millones de euros más que los 330 millones de beneficio que obtuvieron en el tercer trimestre. "GoPro se compromete a cambiar su negocio en 2018", ha declarado el propio CEO Woodman en un comunicado. "Entramos en el nuevo año con una fuerte venta directa, y estamos entusiasmados con nuestra hoja de ruta de hardware y software. Esperamos que en el futuro, nuestro mapa de ruta basado en un modelo de menor gasto operativo permita a GoPro volver a la rentabilidad y crecimiento en la segunda mitad de 2018." Así pues, GoPro ha decidido decir adiós al sector de drones, y por lo que ha dicho su máximo responsable no parece que vayan a arriesgarse en entrar en nuevos sectores a corto plazo. Habrá que ver cómo va evolucionando la empresa tras la restructuración y los despidos, y si son suficientes para aplacar su crisis de resultados. En Xataka | GoPro Karma: un drone plegable que integra todo un sistema de grabación portátil También te recomendamos Receta de Flan de turrón en Crock-Pot GoPro Karma: un drone plegable que integra todo un sistema de grabación portátil Karma, el esperado primer drone de GoPro, ya tiene fecha de lanzamiento: 19 de septiembre - La noticia GoPro se rinde, y anuncia que abandona el mercado de drones fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

El panel OLED flexible de LG crece hasta las 65 pulgadas, estrena resolución 4K y se puede enrollar como un periódico

650_1200

Imaginen tener un televisor de gran tamaño, con buena resolución donde además lo podríamos transportar de un lugar a otros con solo enrollarlo como si fuese persiana o un periódico. Pues LG sigue invirtiendo esfuerzos en el desarrollo de sus paneles flexibles, y hoy de cara al arranque del CES 2018 nos muestra la más reciente actualización de su panel OLED enrollable. LG Display nos presentó hace cuatro años un panel OLED con la capacidad de poderse doblar o enrollar, en aquel entonces sólo llegaba hasta las 18 pulgadas y ofrecía resolución Full HD con niveles de brillo algo debajo de estándar de aquella época. Hoy este panel flexible crece hasta las 65 pulgadas y ya ofrece resolución 4K. LG dice que 2018 será (por fin) el año de los paneles flexibles Este panel OLED es apenas un prototipo y sus detalles técnicos serán presentados de forma oficial cuando el CES 2018 arranque (en unas horas). De lo poco que se sabe de este panel OLED flexible es que ya deja de ser una "simple hoja" que debemos conectar y empieza a tomar forma de dispositivo que podemos tener en casa. Como vemos en las imágenes, este panel está dentro de una base que sirve para guardarlo en forma de rollo y así protegerlo. Esta base contaría con las conexiones necesarias y también nos serviría para transportarlo, ya que se dice que su peso sería de menos de un kilogramo. Otro punto importante es que esta base nos permitiría mostrar sólo una parte del OLED para cuando no estemos viendo contenido a pantalla completa, con lo que podríamos tener información del tiempo, un reproductor de música o mostrar fotos a modo de decoración. Incluso se habla de que el panel podría estar conectado a nuestro móvil para mostrar notificaciones e información relevante en tiempo real. Ahora sólo nos queda conocer las especificaciones y saber si hay planes de un lanzamiento comercial en los próximos meses. En Xataka | LG presenta su nueva y gigantesca tele 8K de 88 pulgadas para empezar a calentar el CES 2018 También te recomendamos ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? LG presenta su nueva y gigantesca tele 8K de 88 pulgadas para empezar a calentar el CES 2018 Así es la pantalla del LG V30: apuesta total por la tecnología OLED - La noticia El panel OLED flexible de LG crece hasta las 65 pulgadas, estrena resolución 4K y se puede enrollar como un periódico fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

“Nunca bebas agua del mar”: así es como los mamíferos marinos consiguen sobrevivir a la deshidratación rodeados de agua marina

650_1200

En 1952, el médico francés Alain Bombard se propuso comprobar si realmente un náufrago podría sobrevivir en alta mar sin comida ni agua dulce. No le iban los experimentos de laboratorio: compró una lancha y se dispuso a atravesar el océano Atlántico desde Canarias a las Antillas sin una gota de agua que llevarse al gaznate. Los primeros días, tuvo suerte y pudo recoger algo de agua de lluvia, pero cuando las borrascas empezaron a escasear, desesperado, comenzó a beber el líquido cefalorraquídeo de los peces que conseguía capturar, pero tampoco era suficiente. En algún momento del viaje se dio cuenta de que tenía que recurrir al agua del mar. Los problemas acababan de comenzar. ¿Cómo sobrevivir en mitad del mar? El agua del mar está tan salada que obliga al cuerpo a sacarla del cuerpo mediante la orina y eso puede provocar una deshidratación tan severa que, pronto, nos condena a la muerte. Bombard fue muy cuidadoso, nunca tomó más de un cuarto litro al día. Y por fortuna, consiguió llegar vivo en América, aunque su estado de salud era realmente lamentable. Como el mismo Bombard explicó, no debemos llevarnos a engaño: si sobrevivió, fue porque el líquido que pudo sacar de los peces le daba el agua extra necesaria para deshacerse de la sal. Sin eso, habría muerto como tantos otros marinos habían muerto en el pasado. La pregunta que nunca me había hecho es ¿cómo es que las focas, las ballenas o los delfines siguen vivos? ¿cómo se las apañan los mamíferos marinos para estar hidratados? No es raro ver a los manatíes de Florida intentando beber agua dulce de las mangueras de los vecinos, pero no hay agua corriente en mitad de océano. Tan diferentes y tan parecidos Mi primera intuición era que los mamíferos marinos debían tener una mayor salinidad en sus tejidos y sus fluidos. De esa forma, no se verían obligados a deshidratarse para expulsar el extra de sal. Algo así ocurre con crustáceos y moluscos el mecanismo podría ser similar. Estaba muy equivocado. El contenido en sal de la sangre y del resto de fluidos de los mamíferos marinos no es muy diferente a los de otros mamíferos o, incluso, a los de cualquier vertebrado. Según los datos que se manejan, es aproximadamente un tercio menos salado que el agua del mar. La orina de las focas y de los leones marinos es entre dos veces y media más salada que el agua del mar y entre siete u ocho veces más salada que su sangre. Sí, hay científicos que se dedican a medir este tipo de cosas. Estos datos nos indican que, como sospechábamos, algunos mamíferos marinos beben agua marina en algunas ocasiones, pero no parece que lo hagan normalmente. ¿Cómo lo hacen? Robert Kenney de la Universidad de Rhode Island explicaba que los biólogos marinos habían encontrado dos estrategias distintas para dar luz a este problema. Una de ellas es una adaptación anatómica y la otra, en buena parte, es conductual. La adaptación anatómica es un alargamiento de las Asas de Henle. El asa de Henle es una horquilla con forma de U que se encuentra en las nefronas y que se encarga de sacar todo el agua posible del plasma filtrado por los glomérulos del riñón y, por último, de incorporarla de nuevo al sistema. La idea (que encaja con la anatomía de los manatíes y las marsopas) es que un asa más larga podría permitir extraer más agua y que, gracias a esa orina más concentrada, la deshidratarse fuera menor. Es una hipótesis interesante, pero como decía Bombard, con eso no basta: necesitan pequeños aportes de agua dulce para poder equilibrar las pérdidas. Aquí no tenemos una respuesta clara para todos los animales, pero la clave parece estar en la dieta. La mayor parte de los mamíferos marinos son carnívoros, por lo que podrían usar una estrategia "análoga" a la de Bombard: obteniendo el agua a través de la descomposición metabólica de los alimentos. Al fin y al cabo, los peces tienen un contenido en sal similar al de los mamíferos. También te recomendamos 225 litros de orina en cada piscina olímpica: la ciencia acaba de revelar algo que seguramente no queríamos saber ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? "En los próximos diez años, España y América Latina van a sufrir (y mucho) con el agua", Robert Glennon (Universidad de Arizona) - La noticia "Nunca bebas agua del mar": así es como los mamíferos marinos consiguen sobrevivir a la deshidratación rodeados de agua marina fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Los cassettes vuelven a estar (un poquito) de moda, no se vendían tanto desde 2012

650_1200

La moda retro sigue conquistándonos: lo ha hecho con el retorno del vinilo o con los videojuegos de los 80, pero tenemos un protagonista de última hora: los cassettes. Este formato que fue absoluto referente en la década de los 80 para la distribución de música (y videojuegos, por supuesto), vuelve a cobrar cierta relevancia: solo en Estados Unidos se han vendido 174.000 copias de diversos álbumes, un 35% que un 2016 que ya fue sorprendente. No se vendían tantos desde 2012, de hecho, y puede que la cosa vaya a más. Un nuevo nicho para amantes de lo retro Lo revela NME con datos de Nielsen Music, la consultora que indica que la banda sonora de 'Guardianes de la Galaxia' se ha convertido en uno de los tres grandes éxitos del formato, con un 22% de las ventas totales en el mercado estadounidense. El lanzamiento de 'Stranger Things, Volume One' en cassette también fue un éxito teniendo en cuenta que hablamos de un formato prácticamente desaparecido. A esos lanzamientos se suman el de grupos como The White Stripes, Lana Del Rey o Taylor Swift, que han aprovechado el formato para reeditar algunos de sus antiguos álbumes. Otros álbumes históricos como 'Purple Rain' de Prince o 'Nevermind' de Nirvana también ha permitido acceder a esos éxitos desde una sencilla cinta de cassette. El éxito, eso sí, es muy relativo, y de hecho esas ventas representan un 0,10% de todas las ventas de álbumes en 2017, y un 0,17% de las ventas de álbumes físicos (en comparación, uno de cada 10 álbumes que se venden son vinilos en la actualidad). El streaming le ha robado la cartera a la compra de álbumes físicos o digitales en CD, vinilo o cassette, y ha convertido a estos formatos casi en nichos para ciertos grupos de usuarios. Puede que la tendencia siga avanzando, y eso incluso ha hecho que aparezcan herederos de los legendarios Walkman que como el singular Elbow hagan que cada vez más amantes de lo retro acudan al cassette. Vía | NMEEn Magnet | La fascinante historia de la última (y más exitosa) fábrica de casetes del mundo También te recomendamos ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? Los discos de vinilo han vuelto: todo lo que necesitas saber sobre su tecnología ¿De verdad suenan mejor los vinilos y los magnetófonos o es solo una moda retro más? - La noticia Los cassettes vuelven a estar (un poquito) de moda, no se vendían tanto desde 2012 fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Estar siempre preparado en caso de catástrofe: así son las mochilas de los Preppers para sobrevivir 72 horas

650_1200

Aunque normalmente no solamos pensar en ello, nuestro modo de vida está expuesto a más peligros de los que creemos. Guerras, desastres naturales o cualquier tipo de catástrofe imprevista podría ponernos en peligro el día menos pensado, por lo que hay gente que ha decidido tomarse en serio estas amenazas y estar siempre preparados para ellas. A estas personas se las conoce como 'Preppers', y hemos hablado con uno de ellos. Se trata de Miguel Ferrero, empresario de la localidad madrileña de Tres Cantos, y que nos va a enseñar qué es lo que deberíamos tener siempre a mano en una mochila para sobrevivir durante 72 horas o más en caso de catástrofe. Miguel nos cuenta que siempre le han gustado la naturaleza y el campo, y que decidió empezar a interesarse por este mundillo después de vivir algunas situaciones comprometidas en alguna de sus salidas. "No cuesta nada estar un poquito preparado," nos dice. "Y saber unas cuantas cosas que en un momento dado pueden marcar la diferencia entre pasarlo mal, pasarlo muy mal, directamente desaparecer o sobrevivir". Ser un Prepper, tal y como nos cuenta, es tener en mente que las cosas no son siempre así y que puede pasar algo que cambie de repente nuestro estado de confort. Esto no quiere decir que haya que obsesionarse con lo que pueda pasar, hay que ser optimista, sino que es útil estar preparado siempre para cualquier evento. Por lo tanto son personas que están siempre preparadas para cualquier eventualidad que pueda ocurrir. Una de las primeras medidas frente a este tipo de amenazas es la denominada mochila de emergencia o la mochila de las 72 horas. Se les llama así porque se estima que son 72 horas el tiempo medio que tardan las autoridades en tomar el control de la situación en zonas afectadas por catástrofes, por lo que estas mochilas tienen que ser capaces de ayudarnos a sobrevivir todo este tiempo. La equipación básica para tu mochila de 72 horas En primer lugar hay que tener en cuenta que estas mochilas son personales, por lo que cada uno puede adaptarlas a sus gustos y necesidades. Pero sí que hay algunas recomendaciones generales que todos los que queramos tener una deberían cumplir, como que no pese más del 18-20% de nuestra masa corporal, tenerla en un lugar accesible de nuestra casa y que tenga lo básico para cada persona. ¿Y qué es lo básico? Para tratar de explicárnoslo Miguel Ferrero nos abre su mochila de supervivencia para mostrarnos qué es lo que lleva dentro. Para empezar, en los bolsillos más accesibles tiene documentos esenciales como el pasaporte, un mapa, dinero en efectivo, tarjetas de crédito o un listín de contactos telefónicos por si las coberturas móviles fallan. Otro de los apartados importantes es el del agua. Ahí Ferrero lleva siempre tres botellas de agua pequeñas y una buena cantimplora. Es importante que estas cantimploras incluyan un cazo para hervir agua, ya que así te garantizas poder beber si no tienes acceso a agua potable. Además, debido a la importancia del agua también lleva un filtro y pastillas potabilizadoras. Es importante incluir un botiquín con medicinas y artículos básicos En la mochila también lleva un botiquín de emergencia. En él cada uno puede poner sus medicinas o lo que crea que puede necesitar basándose en su propia emergencia. Sin embargo hay una serie de básicos de los que es recomendable no olvidarse, como analgésicos potentes, tiritas, vendas o una crema antibiótica. Otra de las cosas de las que Miguel no se olvida es llevar una multiherramienta, las típicas navajas llenas de trastos que pueden tener varias funcionalidades. También un cuchillo de supervivencia con algunas funciones extra, y herramientas para hacer fuego como cerillas, una vela o yesca para prenderlo. La mochila también tiene un poco de comida, que para 72 horas no es algo prioritario pero sí reconfortante. Incluye algunos carbohidratos, las clásicas barritas energéticas y alguna lata de atún, aunque vale cualquier tipo de conserva que puedas preferir. Pero más importante que la comida es algo para abrigarse, y por eso Ferrero también lleva siempre un albornoz que pueda cubrir su cuerpo entero. Sirve tanto para taparte como para hacerte un toldo. No hay que subestimar los múltiples usos que pueden tener unos sencillos condones. Además del albornoz o chubasquero, también recomienda llevar una muda limpia, o por lo menos una camiseta y pantalón térmico. Tampoco sobran otras herramientas como una cinta americana o una cuerda, ni un pequeño kit de higiene con jabón, cepillo de dientes o condones. Estos últimos son más importantes de lo que parece, puesto que puedes usarlos desde para transportar agua hasta para impermeabilizar un móvil. Por último, Miguel lleva también una pequeña guía de plantas medicinales y comestibles para identificar riesgos, una pequeña manta térmica, una radio con pilas para tratar de enterarte de lo que pueda estar pasando, un silbato y una linterna de bobina. Además, tanto para cazar como para no ser cazado, también lleva un tirachinas. En Magnet | Hay gente preparándose para una guerra nuclear o para el fin del mundo o para las dos cosas También te recomendamos Si tienes una parada cardíaca en Suecia, un SMS podría salvarte la vida El desastre de Nepal e Internet: así se está volcando la red más allá de mostrarnos la tragedia ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? - La noticia Estar siempre preparado en caso de catástrofe: así son las mochilas de los Preppers para sobrevivir 72 horas fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

El Acer Swift 7 es el Ultrabook hecho delgadez extrema (¡con LTE!)

650_1200

El CES 2018 ha empezado fuerte con todo una nueva hornada de equipos de Acer. El fabricante taiwanés ha aprovechado para una renovación completa de la gama, y en ese catálogo destaca especialmente el Acer Swift 7, un equipo que es ridículamente delgado. Esa obsesión por reducir al mínimo el grosor no parece tener demasiado impacto en la elección del hardware, que destaca por la presencia de un procesador Intel Core i7, pero además por otra característica muy llamativa: la integración de conectividad 4G/LTE de serie en este Ultrabook. Muchas luces, algunas sombras El nuevo Acer Swift 7 (SF714-51T) es una singular iteración del modelo del año pasado que analizamos recientemente, y uno de los cambios más curiosos es de la diagonal de pantalla, que pasa de las 13,3 a las 14 pulgadas del nuevo modelo, con un panel Full HD IPS táctil protegido con Gorilla Glass. En Acer no han facilitado las especificaciones completas del equipo, pero ese aumnento en la diagonal probablemente haga que tanto sus dimensiones como su peso crezcan sensiblemente respecto a los del modelo de 2017. Lo que sí que se reduce es el citado grosor, que pasa de los 9,98 mm a los 8,98 mm del Swift 7 que acaba de ser presentado. Los responsables de Acer han destacado la presencia de un módem Intel XXM 4G LTE integrado que permite utilizar tanto una tarjeta nanoSIM como una eSIM para poder acceder a conectividad móvil en todo momento. De hecho en Acer ofrecen un perfil ya preinstalado de la empresa Transatel con hasta 1 GB de datos válidos para un mes en 48 países distintos. A ello se suman la conectividad WiFi 802.11 ac 2x2 MIMO y la Bluetooth 4.1. El equipo incluye un procesador Intel Core i7 de 7ª generación (probablemente el Intel Core i7-7Y75 de su predecesor) y según los responsables de Intel es capaz de ofrecer una autonomía de batería de 10 horas, una cifra que se nos antoja optimista: el nuevo grosor hace que la capacidad de la batería se vea probablemente comprometida, aunque el aumento en diagonal de pantalla podría compensar esta faceta. Ese procesador está acompañado de 8 GB de memoria LPDDR3 y de una unidad SSD PCIe de 256 GB. La presencia de un lector de huella dactilar con tecnología Windows Hello para la autenticación biométrica completa este equipo que desde luego destaca por esa asombrosa delgadez pero que también plantea compromisos. De hecho la capacidad de la batería, su potencia o la ausencia (una vez más) de puertos USB-C con interfaz Thunderbolt 3 son problemáticos sobre todo en este ranto de precios. Disponibilidad y precio del Acer Swift 7 Estos nuevos equipos estarán disponibles en Estados Unidos a partir del mes de marzo de 2018 y tendrán un precio de partida de 1699 dólares. En el mercado EMEA llegarán algo más tarde, en abril de 2018, y lo harán con un precio de partida de 1699 euros. Más información | Acer También te recomendamos ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? LG Gram 2018: más batería y nuevos procesadores para el ultraligero de menos de 1 kg Samsung actualiza sus Notebook 9 a la altura de los mejores, con más potencia y soporte para el S Pen - La noticia El Acer Swift 7 es el Ultrabook hecho delgadez extrema (¡con LTE!) fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »